CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Salud mental

Ejercicio aeróbico regular retrasaría la progresión del alzhéimer para personas con mayor riesgo

Por Sandee LaMotte

(CNN) — Una media hora de ejercicio aeróbico cuatro o cinco veces por semana puede prevenir o retrasar el deterioro cognitivo en los adultos mayores que corren un alto riesgo de desarrollar enfermedad de Alzheimer, según un estudio publicado este martes en el Journal of Alzheimer’s Disease.

MIRA: El nuevo mejor amigo de pacientes de Alzheimer

“Este es el primer ensayo aleatorizado y controlado… para evaluar los efectos del ejercicio sobre la estructura cerebral, la función y la carga amiloidea en adultos mayores que tienen problemas de memoria, por lo tanto, altos riesgos de enfermedad de Alzheimer”, dijo el autor principal Rong Zhang, un profesor de neurología en el UT Southwestern Medical Center.

El estudio fue un pequeño ensayo de prueba de concepto de personas de 55 años o más con deterioro cognitivo leve. Los sujetos fueron asignados al azar a 12 meses de ejercicio aeróbico o estiramiento y tonificación. Según los investigadores, tanto el ejercicio aeróbico como el estiramiento pueden prevenir o retrasar el deterioro cognitivo, pero el ejercicio aeróbico tuvo más beneficios para reducir la contracción del hipocampo que el estiramiento. El hipocampo es una región del cerebro crucial para la memoria.

LEE: Nuevos hallazgos en la investigación del Alzheimer y la vacuna contra la gripe

Ninguno de los dos tipos de ejercicio evitó que los grupos amiloides, un sello distintivo de la enfermedad de Alzheimer, continuaran desarrollándose en los cerebros de los 70 adultos que participaron en el estudio. Pero las imágenes de resonancia magnética y PET mostraron que los que hicieron ejercicio aeróbico tenían una degeneración más lenta en el hipocampo que los que hicieron entrenamiento de flexibilidad.

“Los cerebros de los participantes con amiloide respondieron más al ejercicio aeróbico que los demás”, dijo Zhang.

“El hallazgo positivo clave es que la intervención de ejercicio redujo específicamente la contracción del centro de memoria en el cerebro en personas con la etapa sintomática más temprana de la enfermedad de Alzheimer”, dijo el neurólogo doctor Richard Isaacson, quien fundó la Clínica de Prevención de Alzheimer en Weill Cornell Medicine.

MIRA: Así es cuidar a un ser querido con Alzheimer

“La mayoría de los médicos creen en el poder del ejercicio para apoyar la salud general del cerebro, pero pocos creen que el ejercicio puede afectar específicamente a las personas con alzhéimer temprano”, dijo Isaacson. “Este estudio nos acerca un paso más hacia la detección de los efectos en personas con enfermedad de Alzheimer definida por biomarcadores”.

Si bien los resultados del estudio deben replicarse en estudios mucho más grandes, Zhang sugirió que cualquier persona preocupada por el deterioro cognitivo o el alzhéimer debería considerar agregar ejercicio a sus vidas diarias. Si bien es mejor comenzar a hacer ejercicio temprano en la vida, dijo, “no es demasiado tarde para recibir los beneficios del ejercicio, incluso tarde en la vida cuando ya hay grupos amiloides en el cerebro”.