CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias de EE.UU.

Cómo poner en marcha tu cerebro por la mañana (y no, no solo estamos hablando de tomar café)

Por Sandee LaMotte

(CNN) — La alarma se apaga y te estremeces despierto, inseguro de dónde estás. Aturdido, reconoces tu habitación y lentamente te levantas de la cama pensando: “No puede ser de mañana. ¿No acabé de acostarme?”.

La llamada inercia del sueño ocurre cuando de repente sales del sueño REM, la etapa más profunda del sueño donde sueñas y tu cuerpo se repara a sí mismo. Durante ese ciclo de sueño, el cuerpo se inunda con altos niveles de melatonina, la hormona del sueño del cuerpo. Despertar con el cuerpo lleno de esta sustancia que ayuda a dormir causa desorientación y un funcionamiento tembloroso del motor sensorial que generalmente dura entre 30 minutos y una hora.

Pero si te falta el sueño (¿y a quién no le falta en estos días?), el aturdimiento puede permanecer durante dos o más horas.

La inercia del sueño también puede ocurrir al despertar de una siesta diurna que duró mucho, mucho más allá de la siesta de 20 minutos que podría refrescarte.

Los efectos de la inercia del sueño pueden ser desastrosos. Si derramas tu café de la mañana o te golpeas el dedo del pie con los muebles, considérate afortunado. Después de tomar una siesta en pleno vuelo, un piloto de Air India Express sobrepasó la pista de aterrizaje y estrelló un avión con 166 personas a bordo en una ladera, donde rodó y estalló en llamas. Solo ocho sobrevivieron.

¿Qué hacer?

Ahora que ya has despertado, por así decirlo, de los peligros de un cerebro agobiado por el sueño, veamos qué nos dice la ciencia que podemos hacer al respecto.

Considera el agua fría

¿Puede funcionar el agua fría para despertarte? Un pequeño estudio mostró que las personas que se salpicaron la cara con agua después de una siesta tuvieron tan alto rendimiento en una tarea de búsqueda de memoria como las personas que no lo hicieron. Pero aún no se ha estudiado si mejora tu rendimiento lo suficiente como para, por ejemplo, conducir un automóvil o impresionar a tu jefe.

Sin embargo, si sales de la cama atontado, tiene sentido que una ducha más fría sea la sacudida que su cuerpo necesita para despejar algunas telarañas.

Cafeína, pero con cuidado

Beber un par de tazas de café o té con cafeína es una forma comprobada de impulsar la atención. Esto se debe a que la cafeína aumenta la activación de las neuronas en el cerebro, lo que también desencadena la liberación de adrenalina que hace que su corazón lata más rápido.

No es necesario tomarse más de dos tazas de una vez, ya que los estudios demuestran que beber más no agrega más claridad mental y puede ponerte nervioso.

Disfruta de la luz

Un día soleado puede elevarte el ánimo y energizar tu mente. Un estudio expuso a los sujetos a luces brillantes después de despertarse y descubrió que aumentaba los niveles de cortisol. El cortisol es una hormona esteroide, una especie de sistema de alarma interna. Para responder al estrés, el cortisol aumenta la glucosa en el torrente sanguíneo y aumenta el uso que el cerebro hace de esos azúcares.

Otro estudio expuso a los sujetos a una luz blanca brillante cuando se despertaron y encontraron que el estado de alerta mejoró dramáticamente.

Da una caminata rápida

Da una caminata rápida alrededor de tu casa, o mejor aún, sal a caminar a la luz del sol. Los estudios muestran que el ejercicio aumenta temporalmente el estado de alerta, en parte debido al aumento de la temperatura corporal y al aumento de la sangre al cerebro.

Intenta un combo

Un estudio encontró que la mezcla de cafeína, luz brillante y lavado de cara con agua fría ayudó a iniciar el estado de alerta después de una breve siesta.

Consume proteínas

Incluso si lo deseas, el azúcar no es una solución para el desayuno o una merienda después de una siesta. Solo te dará un pequeño subidón, y el choque que sigue puede ser brutal, dice el especialista en sueño y psicólogo clínico Michael Breus. En cambio, confía en las proteínas como los huevos para aumentar el poder del cerebro.

¿Cómo prevenir el problema?

Por supuesto, la mejor manera de abordar la inercia del sueño es prevenirla en primer lugar.

“Probablemente la forma más fácil es tener un tiempo de despertar constante, en función de la cantidad de ciclos de sueño que desee”, dice Breus, autor de “Beauty Sleep”.

La mayoría de las personas necesitan cinco ciclos de sueño que tienen un promedio de 90 minutos cada uno, dice Breus, que dura aproximadamente 7 horas y media cada noche. Para determinar la hora de irse a la cama, Breus sugiere contar 7 horas y media desde su hora de despertarse.

“Entonces, si te levantas a las 6:30 a.m., vete a la cama a las 11 p.m.”, dice Breus. “Haz esto durante una semana. Si comienzas a despertarte justo antes de la alarma, entonces estás en buena forma. Si no, ajusta tu hora de acostarte hacia atrás hasta que lo hagas. Y adiós inercia de sueño”.