CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias de EE.UU.

Miles de personas en California podrían quedarse sin energía eléctrica desde este miércoles

Por Theresa Waldrop, Christina Maxouris

(CNN) — Dos empresas de servicios públicos de California dijeron que podrían cortar el suministro eléctrico a cerca de 800.000 clientes desde la medianoche del miércoles y en los días siguientes debido a los vientos secos que podrían afectar las líneas eléctricas y provocar incendios.

El alcalde de San José, Sam Liccardo, instó el lunes a residentes y empresas a prepararse para estar sin electricidad durante una semana y advirtió que los cortes podrían afectar a casi 2 millones de personas.

Las empresas Pacific Gas & Electric (PG&E) y Southern California Edison elevaron el martes de 600.000 a casi 800.000 el número de clientes que podrían quedarse sin electricidad, lo que afectaría a 34 condados del norte, centro y costa del estado. Esto comenzaría en condados del norte justo después de la medianoche del miércoles.

Este mapa de PG&E muestra las áreas de California que podrían verse afectadas por los cortes de energía.

Southern California Edison dijo que estaba considerando cortar el suministro eléctrico a más de 100.000 clientes en ocho condados. Las empresas no han dicho a cuántas personas afectarán los cortes en total.

“Dado el período prolongado durante el cual se desarrollará el evento de viento, y la gran cantidad de millas de líneas eléctricas que deberán inspeccionarse antes de la restauración, se les pide a los clientes que se preparen para un corte prolongado”, dijo PG&E en un comunicado.

Las empresas de servicios públicos del estado desarrollaron planes de “corte de energía de seguridad pública” como una “medida preventiva de último recurso” para cuando creen que existe un riesgo real de que las líneas eléctricas se caigan en condiciones secas y ventosas, según la Comisión de Servicios Públicos de California.

PG&E dijo anteriormente que es “probable” que su equipo iniciara el incendio de 2018 conocido como Camp Fire — el más mortífero y destructivo que se haya registrado en California– cuando una línea eléctrica tocó árboles cercanos.

Una investigación realizada por el Departamento de Silvicultura y Protección contra Incendios de California encontró a la compañía responsable del incendio, que mató a 85 personas y destruyó miles de estructuras.

Alerta de ‘bandera roja’

El Servicio Meteorológico Nacional emitió una alerta de “bandera roja” para el miércoles y jueves, advirtiendo sobre posibles “condiciones climáticas extremas de incendio” para la “Cordillera costera del norte y las estribaciones, el Valle de Sacramento, el norte del Valle de San Joaquín y el norte de Sierra Nevada y estribaciones por debajo de 6.000 pies”.

“Las condiciones son perfectas: combustible seco, vientos fuertes, evento cálido. Cualquier chispa puede crear un evento significativo”, dijo el martes Ray Riordan, director de la Oficina de Manejo de Emergencias en San José, en una conferencia de prensa.

El Departamento de Silvicultura y Protección contra Incendios de California dijo el miércoles que sus bomberos están “preparando personal” y advirtió que “necesitamos que los californianos no sean complacientes”, ya que “algunos de los incendios más destructivos y mortales” ocurren entre octubre y diciembre.

La ciudad de San José se había estado preparando para un evento similar desde junio, dijo el alcalde.

“De hecho, algo de lo que tenemos que hacer para prepararnos lleva años”, dijo. “Eso es garantizar que tengamos suficiente generación de energía de respaldo, estableciendo microrredes donde podamos hacerlo, cosas de esa naturaleza”.

Las empresas y las autoridades pidieron a los residentes que preparen kits de emergencia con linternas y baterías nuevas, suministros de primeros auxilios y dinero en efectivo, y que planifiquen las necesidades médicas y los dispositivos que necesitarán energía.

Liccardo instó a los residentes a refugiarse en el lugar, ya que las luces de la calle y las señales no funcionarán si no hay electricidad. También alentó a los hogares a crear planes y kits de emergencia que incluyan alimentos y agua para todos los miembros de la familia y las mascotas.

Las áreas cercanas a las tierras silvestres corren el mayor riesgo de un corte de energía, dijo el subdirector de la ciudad de San José, Kip Harkness, pero las viviendas dentro de ese sistema de distribución se verán afectadas, incluso si no están cerca de las tierras silvestres.

“Todo eso debe ser apagado como una sola unidad”, dijo Harkness.

A fines del mes pasado, PG&E cortó la electricidad a más de 48.000 clientes del norte de California como precaución en condiciones secas y ventosas. Fue el segundo corte de energía eléctrica consecutivo en esa semana luego de cortes que afectaron a unos 24.000 clientes en tres condados del norte.

El gigante de servicios públicos anunció el mes pasado que había alcanzado un acuerdo por 11.000 millones de dólares con compañías de seguros por reclamos derivados de los devastadores incendios forestales de 2017 en el norte de California y el Camp Fire de 2018.

Eso le siguió a un pago de 1.000 millones de dólares en daños a los gobiernos locales en junio por incendios relacionados con sus líneas eléctricas y otros equipos.

Cheri Mossburg y Carma Hassan de CNN contribuyeron a este informe.