CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Medicina

¿Es el colágeno ingerible una fuente de la juventud? Quizá

Por Lisa Drayer

(CNN) — A medida que envejeces, una mirada en el espejo puede revelar algunas líneas finas, arrugas, manchas y piel flácida. Puedes preocuparte más por el grosor de tu cabello, tus crujientes articulaciones o la pérdida de músculo.

MIRA: Vitaminas vía intravenosa, un nuevo método para mejorar la salud

Se dice que el colágeno ingerible, el suplemento de proteínas que se ha disparado en popularidad, ayuda a mejorar todas esas cosas. Entonces, ¿deberías comenzar a tomar una píldora de colágeno o espolvorearla en tu café como parte de tu rutina antienvejecimiento?

Si bien la evidencia sobre el colágeno está lejos de ser concluyente, la mayoría de los médicos están de acuerdo en que hay pocos inconvenientes en probarlo si lo deseas, siempre que mantengas las expectativas bajo control y algunas cosas en mente.

Colágeno decodificado

El colágeno es la proteína más abundante en el cuerpo. Proporciona estructura y soporte a los tejidos, incluidos la piel, el cabello y las uñas, así como a los músculos, huesos, cartílagos y tendones.

“Es como el marco dentro de tu colchón”, dijo el doctor Joshua Zeichner, director de investigación cosmética y clínica en el Departamento de Dermatología del Hospital Mount Sinai en Nueva York. “Dentro de la piel, el marco es el colágeno, los resortes son las fibras elásticas y el relleno es el ácido hialurónico”.

LEE: ¿Se puede tener una sobredosis de vitaminas?

Nuestro cuerpo produce continuamente colágeno nuevo, pero el proceso comienza a disminuir más o menos después de los 30 años. Esto es lo que contribuye a las arrugas y a la aparición de estas en la piel, según Zeichner.

Otros factores, como el estrés, la luz solar, la contaminación, el tabaquismo y una dieta rica en azúcar, también pueden acelerar la pérdida de colágeno. Por otro lado, una dieta rica en proteínas, junto con el uso adecuado de protector solar y una buena rutina de cuidado de la piel, puede preservar el colágeno.

Lo que hay dentro de un suplemento de colágeno

La carne de res, la carne de cerdo y la vida marina son fuentes populares de suplementos de colágeno, que ofrecen la proteína en forma hidrolizada. Eso significa que se divide en unidades más pequeñas, incluidos aminoácidos y péptidos, que se absorben fácilmente y pueden llegar a los tejidos, incluida la piel.

Los suplementos contienen específicamente altas cantidades de tres aminoácidos que son bloques de construcción clave para la síntesis de colágeno en el cuerpo: glicina, prolina e hidroxiprolina.

Los suplementos generalmente vienen en forma de proteína en polvo, o en forma de píldora, aunque también existen barras de proteína de colágeno y gomitas. Los polvos pueden ser con o sin sabor, y se pueden agregar a cualquier líquido caliente, como el café, el té, la harina de avena, sopas, salsas e incluso productos horneados.

Los líquidos y polvos de caldo de huesos derivados de carne de res o pollo también pueden ser una buena fuente de colágeno, aunque no hay mucha evidencia de beneficios para la piel o las articulaciones, según la doctora Patricia Farris, dermatóloga y miembro de la Academia Estadounidense de Dermatología.

Cómo funciona el colágeno ingerible

Tomar un suplemento de colágeno, dijo Zeichner, “es similar a lo que experimentaría tu cuerpo después de cenar carne, excepto sin la grasa”.

La forma en que funcionan es doble: una es que los aminoácidos del suplemento pueden proteger el colágeno existente del cuerpo al funcionar como antioxidantes, donde bloquean la acción de las enzimas que descomponen el colágeno y, en última instancia, previenen el desarrollo de arrugas, explicó Farris.

MIRA: Las multivitaminas pueden reducir el riesgo de cáncer en los hombres

La otra es que simplemente produce más colágeno alimentando los péptidos de tu cuerpo, las cadenas cortas de aminoácidos que usan tus células como bloques de construcción de colágeno. De hecho, según Zeichner, los altos niveles de péptidos de colágeno en realidad pueden engañar al cuerpo para que piense que su colágeno natural se está descomponiendo, lo que estimula la formación de nuevo colágeno como resultado.

No hay muchos datos definitivos sobre el colágeno ingerible, pero la investigación preliminar sugiere que los suplementos pueden ayudar a construir masa muscular magra; mejorar la hidratación y elasticidad de la piel; reducir las arrugas de la piel; y reducir el dolor y / o la rigidez en las articulaciones, aunque puede tomar al menos tres meses experimentar beneficios, de acuerdo con ConsumerLab.com.

¿Deberías usarlo?

Según los expertos, simplemente no hay suficientes datos y estandarización para hacer buenas recomendaciones clínicas sobre el colágeno ingerible.

“No te diré que no lo hagas si quieres tomarlo, pero no tengo un producto que pueda recomendar que haya sido completamente probado”, dijo Farris.

Los estudios que se han realizado “han sido pequeños y en su mayoría financiados por la compañía, y puede tomar alrededor de ocho semanas de uso diario para ver un beneficio”, agregó el doctor Tod Cooperman, presidente y fundador de ConsumerLab.com.

Los resultados de la investigación tampoco han dado una idea clara de cómo el colágeno puede afectar visiblemente la piel de una persona. Un estudio midió una reducción de 17,7% en el volumen de las arrugas de los ojos después de 8 semanas de ingerir un colágeno hidrolizado, pero no está claro si esa reducción es lo suficientemente significativa como para producir cambios visiblemente apreciables, explicó Farris.

LEE: ¿Realmente funcionan las vitaminas y los suplementos alimenticios?

Luego está el hecho de que los grupos demográficos pueden estar limitados en los estudios; por ejemplo, un estudio puede encontrar mejoras en la elasticidad de la piel entre un grupo de mujeres con tez blanca, pero eso no le dice nada sobre aquellos en otros grupos demográficos, como personas mayores, hombres o de piel más oscura, dijo la doctora Anne Chapas, dermatóloga y directora médica de Union Square Laser Dermatology en Nueva York.

Además, a menudo es difícil de descifrar si es el colágeno el responsable de los beneficios, o si es algo más en la fórmula, las dietas de las personas o sus rutinas de cuidado de la piel.

“Creo que lo difícil de mi población de pacientes es que no están haciendo esto de forma aislada: están usando antioxidantes, retinoides, tratamientos con láser y rellenos, y protector solar”, dijo el doctor Karyn Grossman, profesor clínico de dermatología en la Universidad del Sur de California y propietario de Grossman Dermatology en Los Ángeles y Nueva York.

Otro factor a considerar es que pueden ocurrir efectos secundarios leves. Estos pueden incluir síntomas gastrointestinales, dolor de cabeza, mareos o erupción cutánea, de acuerdo con ConsumerLab.com.

En general, un suplemento de colágeno puede ser más adecuado como complemento de una dieta saludable que sea rica en nutrientes pero que pueda tener brechas menores en la consistencia, dijo Jen Scheinman, una nutricionista dietista registrada con sede en Colorado que toma colágeno y lo recomienda a aproximadamente la mitad de las mujeres en su práctica privada.

MIRA: Los 10 peligros ocultos de las vitaminas y los suplementos alimenticios

“Uso colágeno unos días a la semana… y mi piel definitivamente se ve más firme y saludable. Tiene un aspecto más juvenil y mi cabello y uñas también parecen más fuertes”, dijo Scheinman. “[Los resultados] no son una cosa de la noche a la mañana, sino de unos buenos tres meses de tomarla regularmente. Parte de por qué me gusta es porque es una fuente buena y fácil de proteínas. Si las personas están luchando por obtener proteínas, se pueden disolver insípido en la mayoría de las bebidas calientes y aumenta la ingesta de proteínas de las personas al tiempo que ofrece beneficios para la salud de la piel”.

Grossman está de acuerdo. “Si estás comiendo muy pocas calorías y no estás comiendo muchas proteínas, puedes experimentar un mayor beneficio al tomar un suplemento de colágeno que alguien que regularmente come salmón, pollo magro, pavo, brócoli, pimientos rojos y tomates “Todos los alimentos que ayudan a apoyar la síntesis de colágeno”, dijo.

Pero si tu dieta es una comida chatarra, “la adición de colágeno por sí sola no tendrá el mismo beneficio que alguien cuya dieta sea saludable y equilibrada”, agregó Scheinman.

Cómo elegir un suplemento de colágeno

“Si generalmente estás sano y tus riñones funcionan bien, no tengo ningún efecto perjudicial para la salud”, dijo Zeichner. “Por lo general, no estoy recomendando de manera proactiva (suplementos de colágeno), pero para los pacientes que preguntan, ciertamente lo apoyo, junto con una dieta saludable y una buena rutina de cuidado de la piel”.

Sin embargo, al igual que con otros suplementos dietéticos, los fabricantes de suplementos de colágeno no tienen que demostrar que sus productos son seguros y efectivos antes de alinear los estantes de las tiendas. Debido a esto, es importante consultar con un dermatólogo certificado por la junta sobre si los ingredientes son adecuados para usted, aconsejó Chapas.

Aquí hay algunas otras cosas a tener en cuenta al elegir un suplemento de colágeno:

Ve por la calidad. Scheinman recomienda que los péptidos de colágeno bovino se obtengan de vacas orgánicas alimentadas con pasto, mientras que los suplementos de colágeno marino deben ser no transgénicos y tomados en la naturaleza. “En última instancia, lo que esto significa es un suplemento de colágeno más limpio con menos contaminación”, dijo Scheinman.

Conoce tus alergias. Aquellos con sensibilidad al pescado, por ejemplo, deben mantenerse alejados del colágeno de origen marino.

Investiga al fabricante. Verifica que la compañía haya sido probada para detectar metales pesados u otros contaminantes. Puedes revisar aquí los resultados de las pruebas realizadas recientemente por ConsumerLab sobre suplementos de colágeno, incluidas las fuentes aprobadas y no aprobadas. Zeichner también aconsejó elegir un suplemento de una compañía que tenga algunos datos publicados que muestren efectividad.

Lisa Drayer es nutricionista, autora y colaboradora de CNN en salud y nutrición.