CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Autos

Modelo Y de Tesla llegará más rápido de lo pensado (y se espera a menos de US$ 40.000)

Por Chris Isidore

(CNN) — Las acciones de Tesla disfrutaron de su mayor aumento en seis años esta semana después de que el fabricante de automóviles reportó una ganancia inesperada en el tercer trimestre. Pero ese podría no haber sido el mayor logro para la empresa.

MIRA: Tesla alquilará paneles solares

Lo que podría llegar a ser mucho más importante es que el Model Y, el SUV de menor precio de la compañía de automóviles eléctricos, ahora entrará en producción el próximo verano. Anteriormente había estado proyectando comenzar la producción en el otoño de 2020.

“Puede haber algo de mejora allí, pero confiamos en el verano de 2020”, dijo el presidente de ejecutivo de Tesla, Elon Musk, sobre el nuevo marco de tiempo de la compañía.

Si eso no parece un cambio tan grande, ten en cuenta dos hechos sobre Tesla y el Modelo Y.

Primero, el historial de la compañía de cumplir con los plazos internos para el lanzamiento de autos nuevos ha sido particularmente malo. A veces, ha tardado años en entregar a producción vehículos nuevos. Mover una fecha límite hacia arriba, no hacia atrás, es una gran noticia en Tesla.

LEE: Tesla mantiene que el Modelo 3 es el más seguro del mundo

Y segundo, el Modelo Y es, con mucho, el vehículo más importante que Tesla ha planeado hasta ahora.

Tesla básicamente ha estado dependiendo de los sedanes, el Modelo S y el Modelo 3, para la abrumadora mayoría de sus ventas. Pero los compradores de automóviles de EE. UU. se han alejado de los sedanes a toda velocidad, y se han acercado a los SUV.

“Es el estilo de carrocería elegido”, dijo Michelle Krebs, analista senior de Cox Automotive.

Las ventas del sedán de EE. UU. han caído bruscamente, 40% en los últimos cinco años. La mayoría de esas ventas se han desplazado a los SUV.

Pero hasta ahora, el único SUV de Tesla es el Modelo X de lujo. Incluso Musk admitió esta semana que tanto el Modelo X como el Modelo S no son más que productos especializados, y que no son tan importantes para el futuro de la compañía.

MIRA: Elon Musk promete rentabilidad de Tesla, ¿será posible?

“Quiero decir, son muy caros, hechos en bajo volumen”, dijo. “Para ser totalmente franco… continuaremos haciéndolos más por razones sentimentales que cualquier otra cosa. Son realmente de menor importancia”.

Musk ha sugerido que el Modelo Y tendrá ventas 50% superiores a las del Modelo 3, quizá el doble. Si logra eso, el Modelo Y tendrá la oportunidad de convertirse en el SUV más vendido de cualquier tipo, ya sea de gas o eléctrico, en Estados Unidos, un título que actualmente tiene el Toyota Rav 4, que tuvo ventas en Estados Unidos de 427.000 el año pasado.

También es el segmento del mercado donde los fabricantes de automóviles establecidos están concentrando sus ofertas de vehículos eléctricos. Entonces, si Tesla va a poder responder a la creciente línea de automóviles eléctricos de otros fabricantes, necesitará un SUV.

Krebs dijo que incluso con la competencia de otros SUV eléctricos, el Modelo Y estará bien posicionado en el mercado debido a la reputación de Tesla.

LEE: El plan de Tesla para tener taxis autónomos

“Lo único en lo que nadie puede competir con Tesla es la mística de la marca”, dijo. “Cuando observamos la percepción del consumidor de varias marcas, no hay nadie que se acerque a la fortaleza de la marca. Es muy aspiracional”.

Es por eso que el Modelo 3 ha sido capaz de contrarrestar la tendencia de alejarse de los sedanes, dijo.

“Ellos [los clientes] lo compran no porque quieran un sedán, lo compran porque es un Tesla que pueden pagar”, dijo.

Si bien Tesla aún no ha dado detalles sobre el precio del Modelo Y, se espera que finalmente esté disponible por poco menos de 40.000 dólares, mucho más cerca del Modelo 3 que los Modelos S y X.

La pregunta, por supuesto, es si Tesla podrá mantenerse en su nuevo y más ambicioso cronograma para comenzar la producción en masa del Modelo Y, construyendo más de 1.000 por semana para el próximo verano.

Musk insistió esta semana en que aprendió mucho de los retrasos pasados y de los plazos incumplidos. Y señala la nueva planta de la compañía en Shanghai, que pasó esencialmente de comenzar la construcción a la producción inicial, en solo 10 meses.

“Gigafactory Shanghai se convertirá en un modelo para el crecimiento futuro”, prometió Musk.

Entonces, si la compañía puede cumplir con este nuevo programa ambicioso y alcanzar el objetivo de ventas aún más ambicioso que Musk ha establecido para el Modelo Y, los trimestres rentables como el que acaba de informar no serán una sorpresa por mucho más tiempo.