CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
China

Agente de policía de Hong Kong dispara a manifestante con munición real en enfrentamientos

Por Jessie Yeung

(CNN) — Un manifestante de 21 años fue baleado con munición real por un agente de policía en Hong Kong la madrugada del lunes, mientras el tráfico se detenía y estallaban enfrentamientos en toda la ciudad.

Un policía de tránsito disparó al manifestante en el torso y disparó dos balas más en vivo en Sai Wan Ho, en el este de la isla de Hong Kong, según una fuente policial.

En un video clip del incidente compartido en línea, se puede ver al oficial lidiando con un manifestante. Un segundo manifestante, vestido de negro y con una máscara, se acerca a la pelea, y el agente levanta su arma.

El segundo manifestante parece intentar agitar o golpear el arma, y el policía le dispara a corta distancia, llevando a gritos de la multitud circundante de manifestantes y transeúntes.

Varios manifestantes más se enfrentan al oficial, y dos tiros más de munición real se disparan fuera de cámara.

El manifestante herido está siendo operado en un hospital y permanece en estado crítico, según autoridades del Hospital de Hong Kong.

MIRA: Periodista pierde la vista en un ojo después recibir impacto de bala de goma disparada por un policía en Hong Kong

En un comunicado, la policía confirmó que el agente había “descargado su revólver de servicio” y que los agentes en otros dos lugares también sacaron sus armas mientras trataban de dispersar a los manifestantes.

La declaración negó los “rumores en línea” sobre el uso imprudente de armas de fuego y calificó las acusaciones de “totalmente falsas y maliciosas”.

“La policía tiene pautas y órdenes estrictas con respecto al uso de armas de fuego”, dijo el comunicado. “Todos los agentes de policía deben justificar sus acciones de orden público”.

Desde entonces, los agentes de policía acordonaron el área donde dispararon al manifestante y lanzaron gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes.

Los manifestantes convocaron a una huelga general el lunes en toda la ciudad y causaron interrupciones en el tráfico en varios lugares durante el lunes por la mañana. La policía dijo que los manifestantes establecieron barricadas y bloquearon carreteras en los distritos de Sha Tin, Tseung Kwan O, Tuen Mun y Hung Hom.

Police officers in Sai Wan Ho, Hong Kong, where a protester was shot on November 11, 2019.

Varias líneas de metro experimentaron retrasos de leves a severos, con algunas rutas parcialmente suspendidas “debido a una escalada de la situación en la estación”, según el operador del metro MTR.

En un comunicado, la policía dijo que continuaban despejando barricadas y dispersando a los manifestantes.

Las protestas antigubernamentales, que comenzaron en junio en oposición a un proyecto de ley de extradición ahora retirado, se han prolongado durante cinco meses. Los manifestantes tienen cinco demandas principales, incluida una investigación independiente sobre la presunta brutalidad policial y reformas democráticas más amplias.

Las protestas han provocado que las ventas minoristas y de turismo caigan en la antigua colonia británica, que entró en recesión en octubre. Las manifestaciones también han escalado constantemente en violencia, con una creciente hostilidad pública hacia el gobierno de la ciudad y la fuerza policial.

La policía utilizó por primera vez la fuerza letal en octubre disparando una munición real e hiriendo a un manifestante.

Las tensiones en la ciudad china semiautónoma se intensificaron aún más este fin de semana, con furiosas protestas alimentadas por la ira por la muerte de un estudiante de 22 años.

MIRA: Hong Kong: Más de 300 arrestados el fin de semana

Chow Tsz-lok, estudiante de ciencias de la computación en la Universidad de Ciencia y Tecnología de Hong Kong (HKUST), murió el viernes por la mañana, días después de caerse y sufrir una grave lesión en la cabeza en un estacionamiento cercano a la escena de las protestas.

Chow había estado en coma y con soporte vital hasta el viernes. No hay indicios de que Chow estuvo involucrado en la protesta cercana la noche de su lesión.

Los manifestantes y compañeros de estudios lloraron su muerte durante todo el fin de semana, con una vigilia el viernes por la noche y un memorial el domingo. Los estudiantes de HKUST dejaron flores y mensajes en notas adhesivas en el campus, y los asistentes a la vigilia colocaron flores y encendieron velas.

La muerte de Chow también provocó una oleada de ira de los manifestantes antigubernamentales, quienes afirman que las acciones policiales en la noche del accidente resultaron en que temporalmente los paramédicos no pudieran ayudarle.

Esta ira se desbordó durante las protestas del fin de semana, con manifestantes en las calles pidiendo “venganza”.

La policía expresó “profunda tristeza” por la muerte de Chow, pero negó enérgicamente la responsabilidad y sostuvo que en ningún momento los agentes obstruyeron la asistencia de los servicios de ambulancia o bomberos. Una declaración policial publicada el 5 de noviembre describió las acusaciones como “ciertamente falsas”.

Según la policía, los equipos de ambulancias llegaron al lugar el 4 de noviembre aproximadamente 19 minutos después de haber sido llamados. Las ambulancias de Hong Kong se comprometen a llegar a la escena del incidente dentro de los 12 minutos de una llamada.

Julia Hollingsworth e Isaac Yee contribuyeron reportando.