CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Inmigración

Inmigración

Médicos que ofrecían vacunas gratuitas contra la gripe para los migrantes fueron rechazados en centro de detención

Por CNN

(CNN) — Un grupo de médicos con licencia que ofrece vacunas contra la gripe a niños migrantes detenidos en la Estación de la Patrulla Fronteriza de Chula Vista en San Ysidro, California, fue rechazado, lo que provocó protestas frente a un centro de detención.

Más de 70 personas, incluidos médicos con licencia, estudiantes de medicina y simpatizantes, han protestado desde el lunes y continuarán reuniéndose durante la semana, ya que exigen una reunión con la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP por sus siglas en inglés).

«Esperan discutir la urgente necesidad de que los funcionarios de inmigración pongan fin a su política de negar a los migrantes detenidos el acceso a las vacunas de rutina contra la gripe», dijo Doctors for Camp Closure en un comunicado de prensa. Según el comunicado, «Doctors for Camp Closure (D4CC) es una organización no partidista compuesta por más de 2.000 médicos y profesionales de la salud de todas las especialidades que se oponen a la detención inhumana de migrantes y refugiados que intentan ingresar a Estados Unidos de América».

A principios de este mes, un grupo de médicos apoyados por Doctors for Camp Closure propuso una clínica de gripe gratuita para migrantes detenidos en San Ysidro. El comunicado de prensa señala que esta propuesta también fue ignorada por la administración Trump.

Al menos tres niños bajo custodia de inmigración de EE.UU. murieron por infecciones de gripe durante la temporada de gripe 2018. Esto es nueve veces mayor a la tasa de mortalidad de la población pediátrica general, según el comunicado de Doctors for Camp Closure.

En un comunicado a CNN, un portavoz de CBP dijo: «Nunca ha sido una práctica de CBP administrar vacunas y esta no es una nueva política».

“Las personas bajo la custodia de CBP generalmente no deben ser retenidas por más de 72 horas en salas de espera de CBP o en instalaciones de detención. Se hace todo lo posible para retener a los detenidos por el menor tiempo necesario para su procesamiento, transferencia, liberación o repatriación, según corresponda y sea operacionalmente factible. Debido a la afluencia masiva de migrantes recientemente y la demografía cambiante, a veces CBP no ha podido limitar el tiempo bajo custodia a 72 horas”, dice el comunicado.

“Como agencia de orden público, y debido a la naturaleza a corto plazo de la tenencia de CBP y otros desafíos logísticos, operar un programa de vacuna no es factible. Tanto Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) como El Departamento de Salud y Servicios Sociales tienen servicios integrales de apoyo médico y pueden proporcionar vacunas según corresponda a las personas bajo su custodia”, agregó CBP.