CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Donald Trump

Donald Trump

Casi 3 de cada 4 estadounidenses dicen que el juicio político no modificará las opiniones

Por Lauren Dezenski

Washington (CNN) — Tanto los demócratas como los republicanos han hecho todo lo posible en las últimas semanas por demostrar por qué el presidente Donald Trump debería, o no, ser llevado a juicio político.

Pero el público estadounidense no es optimista de que las opiniones cambien.

Una nueva encuesta de la Universidad de Monmouth encontró que el 71% dice creer que los estadounidenses ya tienen sus opiniones sobre la investigación de juicio político, independientemente de la nueva información que salga a la luz. Solo el 24% dice que la nueva información en la investigación de juicio político podría cambiar las opiniones de los estadounidenses. Eso es muy similar a los números de marzo.

En general, el 45% de los estadounidenses quieren que Trump sea impugnado, mientras que el 50% dice que no. Esa es la misma división que en noviembre.

LEE: Los miembros de ambos partidos ven el juicio contra Trump como un ganador político en 2020, según una nueva encuesta de Iowa

El índice de aprobación de Trump también continúa estable en 43% de aprobación y 50% de desaprobación. Eso no se ha movido mucho en el último año. Las encuestas de Monmouth muestran que el índice de aprobación de Trump varió del 40% al 44%, mientras que su índice de desaprobación varió del 50% al 54%, durante los últimos 12 meses.

Una nota sobre la coyuntura: esta encuesta se realizó por teléfono del 4 al 8 de diciembre, mucho después de que las audiencias de la Cámara de Representantes hubieran estado en marcha, pero antes de las audiencias de la Comisión Judicial de esta semana.

MIRA: Donald Trump, cuarto presidente en la historia de EE.UU. al que se le formulan cargos para juicio político

Trump es ahora el cuarto presidente en la historia de Estados Unidos en enfrentar cargos de juicio político. Eso le da a todo este proceso más seriedad histórica y mucho más en juego. Incluso si la opinión pública no se mueve, toda la saga pasará a la historia. Pero el hecho de que los estadounidenses no piensen que la nueva información podría cambiar las opiniones muestra cuán profundamente arraigadas están.

El punto: los demócratas y los republicanos están trabajando arduamente para exponer sus casos de juicio político. Pero, ¿hay alguien abierto a ser persuadido?