CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Donald Trump

Donald Trump

Comisión Judicial aplaza para el viernes la votación sobre los cargos de juicio político contra Trump

Por Jeremy Herb, Manu Raju

(CNN) — La Comisión Judicial de la Cámara de Representantes debatió dos cargos de juicio político contra el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, hasta el jueves por la noche antes de que el presidente de la comisión, Jerry Nadler, aplazara la votación final para el viernes por la mañana.

Se esperaba que la comisión aprobara los cargos de abuso de poder y obstrucción del Congreso contra el presidente en dos votaciones el jueves, luego de un acalorado y extenso debate en el que los legisladores se enfrentaron por las acusaciones contra Trump y las repercusiones de votar para llevarlo a juicio político.

En cambio, los republicanos estallaron contra Nadler cuando este anunció que la votación se llevaría a cabo hasta las 10 am ET de este viernes.

Larry Rubin le quita mérito al juicio político a Trump

La medida de la comisión ayuda a preparar el escenario para una votación la próxima semana en la Cámara de Representantes para llevar a juicio político a Trump, lo que marcará la culminación de una histórica y veloz investigación que dará forma al legado de los personajes clave en medio de ella, desde Trump hasta la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y los presidentes de sus comisiones hasta los defensores republicanos del presidente en el Congreso.

Dentro de la sala de audiencias del jueves, demócratas y republicanos debatieron enérgicamente los hechos del caso de Ucrania, la veracidad del lenguaje en la resolución de juicio político de nueve páginas y las repercusiones que el juicio político de Trump tendría tanto para la Constitución como para la institución del Congreso.

El debate duró hasta el jueves por la noche, extendiéndose más de 14 horas, ya que los republicanos utilizaron la única herramienta que tenían disponible: la capacidad de extender el debate con enmiendas y debates adicionales. Mientras los republicanos preparaban aún más enmiendas, el comité se tomó un descanso justo después de las 9 p.m. ET y los legisladores se prepararon para que el debate durara hasta altas horas de la noche. Sin embargo, cuando regresaron, justo antes de las 10 p.m. ET, las tensiones parecieron enfriarse y la comisión sostuvo su debate final.

La audiencia del jueves fue la última y más clara señal de que los demócratas decidirán la próxima semana llevar a Trump a juicio político, una realidad para la que se están preparando ambos bandos de la Avenida Pensilvania, ya que el caso de destitución pasará de la Cámara controlada por los demócratas al Senado controlado por los republicanos para un juicio en enero.

Los demócratas sostienen que Trump debe ser llevado a juicio político por abusar de su cargo al presionar a Ucrania para que investigara a sus rivales políticos mientras retenía la ayuda militar de Estados Unidos y una reunión en la Casa Blanca, y luego encubrir su conducta al obstaculizar la investigación del Congreso.

“Estamos aquí hoy porque el presidente abusó de su poder. Estamos aquí hoy porque solicitó interferencia extranjera en las elecciones de 2020”, dijo el representante Hakeem Jeffries, demócrata de Nueva York y miembro del liderazgo de la Cámara. “Había recibido con agrado la interferencia extranjera en relación con Rusia. Solicitó interferencia extranjera a China en el césped de la Casa Blanca y lo hizo con Ucrania. Es un solicitador en serie”.

Los republicanos responden que los demócratas están avanzando con un juicio político que no contiene crimen ni evidencia de irregularidades.

“No pueden crear un delito”, dijo el representante de Georgia Doug Collins, el principal republicano en la Comisión Judicial de la Cámara. “Se aferran al hecho de que podemos enjuiciarlo por cualquier cosa, y eso es lo que han hecho”.

Ese debate, y la intensa lucha entre las dos partes, se desarrolló en medio de la desordenada contienda legislativa del jueves en la que los demócratas rechazaron las enmiendas republicanas para debilitar o matar la resolución de juicio político.

Los legisladores discutieron detenidamente las enmiendas para eliminar cargos completos de juicio político, reemplazar el nombre del ex vicepresidente Joe Biden en la resolución con el de su hijo Hunter Biden y Burisma, y declarar que Ucrania recibió dinero de ayuda de Estados Unidos.

El proceso de la comisión para debatir y aprobar los artículos se utiliza para cientos de leyes cada año en el Capitolio, pero el debate del jueves fue tan polémico como siempre. Todas las enmiendas propuestas hasta el jueves han sido derrotadas siguiendo las líneas del partido.

Las fuentes del liderazgo demócrata dicen que por el voto de pleno derecho podrían perder más que los dos demócratas moderados que se opusieron a un voto procesal anterior sobre la investigación de juicio político, pero no hay preocupación por las deserciones importantes que podrían poner en peligro los cargos.

Pelosi dijo el jueves que no está presionando a los moderados para votar por el juicio político.

“La gente tiene que llegar a sus propias conclusiones”, dijo la demócrata de California.

La Casa Blanca también se está preparando para cuando los procedimientos pasen al Senado. El abogado de la Casa Blanca, Pat Cipollone, y el director de asuntos legislativos de la Casa Blanca, Eric Ueland, se reunieron el jueves en la oficina del líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell.

“Estamos teniendo muchas buenas conversaciones con los republicanos del Senado”, dijo Ueland después de la reunión. “Continuaremos haciéndolo aquí durante los próximos días y semanas a medida que trabajemos en todos estos temas y prioridades que el presidente ha esbozado cuando se trata de a dónde deberíamos ir en estos cargos, lo que empieza con derrotarlos en la Cámara porque no se basan en los hechos”.

Los líderes republicanos de la Cámara, en tanto, están presionando a sus miembros en el pleno para que se opongan a la destitución, mientras trabajan para mantener en cero el número de deserciones a favor del juicio político.