CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Panamá

Tras fuga de asesino, presidente de Panamá anuncia salida de ministros de Seguridad y de Gobierno y ofrece recompensa

Por Elizabeth González

(CNN Español) — Las autoridades panameñas están ofreciendo US$ 50.000 de recompensa a quien suministre información que conduzca a la captura de Gilberto Ventura Ceballos, un homicida dominicano, condenado a 50 años de prisión por el secuestro y asesinato de 5 jóvenes panameños de ascendencia asiática en hechos ocurridos en 2010 y 2011.

El presidente Laurentino Cortizo anunció la salida del gobierno de los ministros de Seguridad y de Gobierno tras el hecho.

“El ministro de Seguridad Pública presentó su renuncia, la cual acepté, además he dispuesto del cargo del ministro de Gobierno, el cual será designado en los próximos días. Las decisions difíciles abren en nuestros países el espacio para corregir y avanzar, no tengo duda que de este proceso vamos a salir fortalecidos como nación y reforzaremos la moral, el servicio y la disciplina de los estamentos de seguridad”, dijo Cortizo.

La mañana del martes, la policía confirmó la fuga de Ventura Ceballos de la cárcel La Nueva Joya, de una celda de máxima seguridad, que solo es custodiada por policías.

De inmediato, se activó un operativo de búsqueda en todo el país, que incluyó retenes que causaron congestión vehicular en diferentes puntos. El Ministerio Público abrió una investigación de oficio para deslindar responsabilidades.

Sin embargo, esta sería la tercera vez que Gilberto Ventura Ceballos se fuga de las autoridades panameñas, dos de ellas de la cárcel.

Su primera evasión ocurrió en 2011, cuando empezaron las pesquisas por la desaparición de los jóvenes. Ese mismo año, Ventura fue  capturado en República Dominicana. La policía informó en su momento que se le había encontrado desnudo, dentro de un tanque de agua,  y con pruebas de que había intentado alterar sus huellas dactilares. Se había teñido el pelo de rubio.

Días después de su captura, Ventura fue extraditado a Panamá, y confinado en una celda de máxima seguridad. El 28 de diciembre de 2016 escapó de la cárcel, según se supo más adelante, vestido de mujer. Se le recapturó el 29 de septiembre de 2017 en Costa Rica. Según la policía, cuando se le detuvo, se hacía pasar por empresario colombiano y utilizaba un nombre falso.

Por aquella fuga, en 2019, Ventura Ceballos fue sentenciado a 5 años de prisión y un grupo de policías condenado por colaborar con esa evasión. Meses después, en el mismo 2019, se le halló culpable por el homicidio de 5 jóvenes, a los que había secuestrado y por los que había cobrado rescate, según se estableció en el juicio. Sin embargo, Gilberto Ventura Ceballos siempre se ha declarado inocente de esos hechos.

Pero la gran sorpresa se registró la mañana de este martes, cuando se confirmó la nueva fuga del detenido. Otra vez, de una celda de máxima seguridad, en esta ocasión de la cárcel La Nueva Joya, ubicada en el este de Ciudad de Panamá.

En conferencia de prensa, la Policía y el sistema penitenciario informaron que fue a las 6 de la mañana del martes, durante el conteo rutinario, cuando notaron la ausencia de Ventura, pero que consta en un video de cámara de vigilancia el momento de la evasión a las 10 de la noche del lunes.

Gilberto Ventura (Archivo TVN)

Se detalló que tres policías son investigados, se activó una alerta naranja de Interpol —que se aplica en caso de personas consideradas como peligro inminente para la seguridad pública— y se ofrecieron US$ 30.000 como recompensa a quien suministre información que resulte en la captura del dominicano, que ingresó a Panamá en 2008 con nombres ficticios. En su país tenía condena por secuestro y otros delitos, según reveló la policía al investigarlo.

“Fue como un balde de agua fría que me echaron porque a esta altura yo pensaba que ya tenía una paz espiritual, que ya habíamos terminado con esto, que esto ya no se iba a dar, y me siento tan decepcionada, tan molesta, tan… no sé ni qué decir, porque este señor tiene de juego a las instituciones de seguridad de Panamá”, expresó Judith de Chen, madre de una de las víctimas.

Miembros de la comunidad china de La Chorrera, distrito en el oeste del país donde ocurrieron los homicidios, advirtieron que sienten temor porque el condenado los conoce.

El vicepresidente de Panamá, José Gabriel Carrizo, dijo la tarde de este martes que este hecho “es una situación que tiene consecuencias que el presidente va a anunciarlas tan pronto tenga la rendición de cuentas que corresponden”.

En diciembre del 2019, más de una decena de reos murieron dentro de un centro carcelario, en medio de una reyerta entre miembros de una misma banda. En el lugar se encontraron varias armas y objetos prohibidos en los penales.