CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

China ha cambiado la forma en que cuenta los casos de virus tres veces ahora. Esta es la razón

Por Amy Woodyatt, Ivana Kottasová, James Griffiths, Helen Regan

(CNN) — Semanas después de que comenzara la nueva crisis de coronavirus en diciembre, aún existe una gran confusión sobre el número exacto de casos reportados en China y si la epidemia finalmente se está estabilizando en el epicentro del brote de la provincia de Hubei.

El jueves, China anunció solo 394 nuevos casos confirmados, la menor cantidad de infecciones diarias reportadas en semanas.

Pero el viernes, el número confirmado de casos en China continental aumentó a 889, según la Comisión Nacional de Salud del país.

Así es un centro para el tratamiento del coronavirus 1:18

Esta fluctuación podría deberse en parte a un cambio esta semana en lo que se considera un «caso confirmado» en la provincia de Hubei, el epicentro del brote global.

Esto es lo que sabemos:

¿Cómo ha cambiado China su método?

La semana pasada, la provincia de Hubei anunció que incluiría los casos de «diagnóstico clínico» en sus cifras. Estos fueron pacientes que mostraron todos los síntomas de COVID-19 pero que no habían podido hacerse una prueba o se creía que habían dado resultados negativos falsos.

publicidad

Los médicos de Hubei podrían usar tomografías computarizadas para confirmar tales infecciones por coronavirus sin una prueba.

En esa decisión se dispararon los casos confirmados en la provincia de Hubei, con más de 15.152 nuevas infecciones anunciadas en China continental solo el 12 de febrero.

Las autoridades dijeron que la medida para incluir pacientes con diagnóstico clínico tenía la intención de ayudar a eliminar una acumulación de casos sospechosos en Hubei.

MIRA: Ciudadanos en confinamiento en Wuhan se sienten atrapados y desesperados por el contagio del coronavirus

Pero este jueves las pautas del gobierno cambiaron y los «confirmados clínicamente» fueron excluidos del recuento de casos confirmados.

Ahora los pacientes deben tener un resultado positivo en la prueba de laboratorio para ser incluidos en la cuenta. Otros casos se enumerarán como «sospechosos».

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reaccionó al cambio en su informe de situación del viernes y señaló: «Por lo tanto, se espera descartar algunos casos de ‘diagnóstico clínico’ reportados previamente en los próximos días a medida que se realizan las pruebas de laboratorio y algunos se consideran COVID-19-negativo «.

Además de la confusión, este viernes las autoridades sanitarias de Hubei anunciaron otro nuevo desarrollo.

Tu Yuanchao, subdirector del Comité de Salud de Hubei, dijo en una conferencia de prensa que el gobierno provincial ha prohibido la práctica de reducir el número de casos ya confirmados.

Tu dijo que todos los casos que se confirmaron pero luego se desestimaron retroactivamente, ya que ya no cumplían con los requisitos de notificación, se agregarían nuevamente al total.

Coronavirus parece estar camino a estabilizarse en Hubei 0:35

«Estos ajustes en los números han atraído una gran atención pública, y causaron algunas dudas sobre los datos. Como resultado, Ying Yong, secretario del comité provincial del Partido, atribuyó gran importancia a este tema. Él ordenó explícitamente que no se permitiera ninguna resta por el momento. Los casos confirmados y todas las restas se agregarán nuevamente», dijo Tu.

¿Por qué ha hecho esto China?

China citó la mejora de la capacidad de prueba del nuevo coronavirus como la razón para cambiar la forma en que se cuentan los casos confirmados en la provincia de Hubei, dijeron el jueves funcionarios.

Wang Guiqiang, director de la Sociedad de Enfermedades Infecciosas de la Asociación Médica China, dijo: «Para resolver el conflicto entre el diagnóstico y el tratamiento, en Hubei, se introdujo dicho diagnóstico clínico para permitir el tratamiento oportuno de posibles pacientes y reducir la tasa de mortalidad.

«Pero ahora que la situación en Hubei ha cambiado. La capacidad de prueba de ácido nucleico ha mejorado enormemente. Y ahora todos los casos sospechosos o no confirmados se pueden analizar rápidamente para detectar ácidos nucleicos. La prueba de ácido nucleico ya no es un problema».

MIRA: Ciudadanos en confinamiento en Wuhan se sienten atrapados y desesperados por el contagio del coronavirus

Los ácidos nucleicos, como el ADN, son las principales moléculas de la célula que transportan información. Las pruebas de ácido nucleico analizan los hisopos tomados de la saliva o moco de un paciente y buscan los materiales genéticos del virus.

Sin embargo, los científicos han señalado problemas con la prueba de ácido nucleico que produce falsos negativos, lo que significa que los pacientes infectados podrían pasar desapercibidos.

También hay informes en partes de China de que la escasez de kits de prueba y los resultados inexactos están causando demoras prolongadas en el diagnóstico y tratamiento de pacientes con coronavirus.

Lo que dicen los expertos

La OMS ya expresó su apoyo a la forma en que China está contando las infecciones por coronavirus, y dijo el jueves que se sintió alentada por la caída en los casos reportados.

Sin embargo, algunos expertos, incluido un excomisionado de la Administración de Drogas y Alimentos de EE. UU., han expresado escepticismo sobre tomar las cifras de China al pie de la letra, dado el historial del gobierno de suprimir información sobre esta epidemia y las anteriores.

Pero David Fisman, profesor de epidemiología en la Universidad de Toronto, dijo que la forma en que los funcionarios definen los casos de un virus a menudo evoluciona a medida que se desarrolla su comprensión de la enfermedad.

«Se podría cambiar la definición de un caso por razones nefastas para crear la ilusión de que la epidemia está mejorando. En este caso, China hizo exactamente lo contrario», dijo. «Ampliaron la definición de su caso cuando lo necesitaban, para no perderse los casos, y ahora que las cosas están bajo control, lo están reduciendo nuevamente para que sea más fácil hacer un seguimiento de lo que realmente está sucediendo».

Coronavirus impacta en Puma, Adidas, Nike y Under Armour 1:25

Pero Eric Feigl-Ding, epidemiólogo y científico visitante de Harvard T.H. Chan School of Public Health, dijo que cambiar de rumbo dos veces en una semana fue «muy inusual».

Es muy confuso ver tendencias verdaderas y hace que dilucidarlas sea complicado», continuó Feigl-Ding. «¿Realmente (los casos) disminuyeron o es porque no has estado informando esto en los últimos días?».

Los expertos también han cuestionado la fiabilidad de China basándose únicamente en la prueba de laboratorio.

«Hay evidencia de que las personas no dan positivo hasta mucho después en el curso de la enfermedad», dijo Feigl-Ding.

¿El brote está bajo control?

En una conferencia de prensa el jueves, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo que aunque los datos de China mostraron una disminución en nuevas infecciones, este no era momento para felicitarse.

Los expertos han advertido que podría haber un aumento renovado en los casos una vez que China vuelva a trabajar adecuadamente: cientos de millones de personas en todo el país han estado encerradas durante semanas.

Los brotes más pequeños continúan expandiéndose en otros lugares, incluido el crucero Diamond Princess en Japón, donde se confirmaron dos muertes el jueves, la primera de los cientos de casos en el barco, que comenzó a desembarcar pasajeros después de una cuarentena de 14 días esta semana. Se han confirmado 78 casos sin conexión con el barco, lo que genera preocupación por un brote autosostenible en el país.

El viernes, Corea del Sur registró 52 casos adicionales adicionales durante la noche, con un total de 156.
En Singapur, la tasa de infección continúa aumentando, con 85 casos confirmados. Del mismo modo, en Hong Kong, hay 68 casos confirmados y dos muertes.

Steven Jiang de CNN, Shanshan Wang, Claudia Otto, Frederik Pleitgen y Jacqueline Howard contribuyeron a este informe.