CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Finanzas Personales

Así puedes manejar tu dinero en el exterior sin pagar de más por las tasas de cambio

Por Anna Bahney

(CNN Business) – Cuando viajas al exterior, pagar por lo que quieres comprar puede resultar estresante… y costoso.

No solo tienes que lidiar con las tasas de cambio, sino que también debes preocuparte por las tarifas que cobran los cajeros automáticos y las tarjetas de crédito, además de si la transacción es segura.

Pero planificar un poco antes de tu viaje y seleccionar las tarjetas correctas puede ayudarte a evitar la mayor parte de las molestias.

Usar tarjetas de crédito en otro país

Si vas a viajar a un país en el que depender del dinero plástico es posible, tu mejor opción es usar tarjetas de crédito y evitar las débito.

No solo puedes acumular puntos con algunas tarjetas de crédito, sino que también proporcionan el mayor nivel de seguridad (se puede hacer mucho más daño con una tarjeta de débito robada que con una de crédito).

Pero ten cuidado con los cargos adicionales y las tasas. Algunas franquicias cobran una tarifa de transacción exterior si utilizas tu tarjeta en el extranjero o compras algo en línea en un almacén que está por fuera de tu país. Sin embargo, hay otros que no cargan tarifas adicionales. Así que asegúrate de leer primero los términos de tu tarjeta.

Cuando Daniel Tobias y su esposa Jillian se preparaban para pasar 21 meses viajando por el mundo, seleccionar cajeros automáticos y tarjetas de crédito sin tarifas de transacción en el exterior fue fundamental para reducir su ansiedad previa a la travesía.

Tobias señaló que usaron sus tarjetas para más del 90% del gasto total en el terreno, lo que estiman les ahorró miles de dólares en tarifas y cargos adicionales.

“Cuando visitábamos países sin acceso confiable a la banca occidental en ese momento, como Sudán, Etiopía, Zimbabwe, Uzbekistán, debíamos llevar dólares estadounidenses adicionales, pero de lo contrario dependíamos de las tarjetas”, indicó Tobias.

Actualmente, no tienes que hacer grandes intercambios ni contar con la tarjeta élite para evitar tarifas de transacción en el exterior.

“La buena noticia es que constantemente hemos visto que más y más tarjetas eliminan las tarifas de transacción en el extranjero”, destacó Matt Schulz, analista en jefe de industria en CompareCards. “Eso es muy bueno para los consumidores porque viajar puede ser lo suficientemente costoso y lo último que quieres hacer es gastar más en tarifas y cargos”, añadió.

Sitios como CompareCards, The Points Guy, Nerd Wallet y CreditCards.com permiten a los usuarios buscar tarjetas de crédito sin cargos por transacciones en el exterior.

Otra cosa que también debes tener en cuenta, recomendó Schulz, son las redes de tarjetas que se utilizan con más frecuencia en tu destino.

Visa y Mastercard son más aceptadas internacionalmente que American Express, explicó. Pero si viajas regularmente a China, por ejemplo, es posible que desees contar con Discover.

Otra diferencia entre las tarjetas de crédito estadounidenses y las emitidas en otros países es que las de EE.UU. usan un chip y una firma para la verificación, mientras que las del extranjero tienden a contar con un chip y un número de identificación personal o PIN. Pero los estadounidenses que viajan con frecuencia pueden querer obtener un chip y una tarjeta PIN. Proveedores como Bank of America y Barclays ofrecen este tipo de tarjetas que se pueden usar en Estados Unidos o en otros países.

“Esto no será un problema en los lugares más turísticos”, apuntó Schulz, “pero si estás un poco fuera de lo común, tener un chip y una tarjeta PIN ayudará a evitar algunos dolores de cabeza”.

Utilizar cajeros automáticos para el efectivo

En algunos lugares, tu única opción es el dinero en efectivo. Solo necesitas tener precaución sobre dónde lo vas a obtener. Los lugares minoristas de cambio, particularmente en destinos turísticos, generalmente no son tu mejor opción, según JP Geisbauer, un planificador financiero certificado y director de Centerpoint Financial Management en Newport Beach, California.

Él advierte contra el cambio de dinero en efectivo en los quioscos de un aeropuerto, en la estación de tren o en áreas turísticas muy visitadas.

“Estas tasas son casi siempre las peores posibles”, aseguró.

En su lugar, él sugiere usar un cajero automático.

A menos de que tu tarjeta te exonere de las tarifas, habrá un costo asociado al utilizar un cajero automático en el extranjero. Pero estos cargos son generalmente mucho más baratos que las tasas de conversión y las tarifas relacionadas que se ofrecen en las casas de cambio, explicó Geisbauer.

Muchos bancos cobran una tarifa de cajero automático internacional, que a menudo oscila entre 1 y 5 dólares por transacción, así como un cobro de transacción extranjera o tarifa de conversión de moneda, que es un porcentaje del monto retirado, generalmente varía del 1% al 3%.

Para evitar que te cobren tantas tarifas, verifica si tu banco tiene cajeros automáticos asociados en el destino al que vas. Eso al menos te ayudará a evitar una tarifa de uso fuera de la red, si no la tarifa de acceso del operador del cajero automático.

Además, ten en cuenta que algunos países solo permiten números PIN de hasta 4 dígitos en los cajeros automáticos, indicó Geisbauer. Entonces, si tu PIN es más largo, es posible que desees conocer el estándar del lugar al que viajas y pensar en cambiarlo antes de salir del país.

“Intentar cambiar [tu PIN] mientras viajas no es imposible, pero puede ser una pérdida de tiempo innecesaria”, agregó.

Pero incluso las mejores tarjetas no pueden evitar el error del usuario.

Tobias recordó que tenía bastante sueño al llegar a China después de un autobús nocturno desde Kazajstán y dejó su tarjeta en el cajero automático. Se implementaron medidas de seguridad y nada se perdió ni se robó, pero gestionar la pérdida y encontrar el paquete Fed-Ex con las nuevas tarjetas que el banco les envió en Beijing fue una aventura adicional e inesperada.