CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

OPINIÓN: ¿Por qué no podemos encontrar desinfectante para manos?

Por Ford Vox

Nota del editor: Ford Vox es un médico especializado en medicina de rehabilitación y periodista que contribuye con frecuencia a CNN Opinion. Sígalo en Twitter @FordVox. Las opiniones expresadas en este comentario son propias del autor. Ver más opinión en CNN.

(CNN) — El alcohol tiene muchos usos en tiempos de pandemia. Uno de ellos incluso viene recomendado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU.: 60% o más de alcohol por volumen en desinfectante para manos (70% para limpiar superficies) puede ayudar. Bajo la amenaza del coronavirus, casi cualquier forma de desinfectante para manos o toallitas para manos es escasa. El aumento de precios ha comenzado en algunos sectores.

Trabajo en un hospital y prefiero lavarme las manos (usted también debería hacerlo), pero también he comenzado a complementar abundantemente mis rutinas diarias con desinfectantes para manos a base de alcohol. Todavía no he visto formarse una fila en estas estaciones repartidas por todo el edificio, pero el uso está aumentando.

En Gran Bretaña, el estado de Washington y Oregon, la desesperación por estas cosas está llegando al nivel del robo. Los estantes de las tiendas están vacíos aquí en Atlanta.

Lavarse las manos a fondo y con frecuencia con agua y jabón es su medida de protección más importante, tanto para usted como para su comunidad. Conviértala en una práctica regular y frecuente durante todo el día.

Pero no podemos llevar un grifo con nosotros, y ahí es donde entra el alcohol. El alcohol desestabiliza las capas externas de los coronavirus, potencialmente dañándolas y descomponiéndolas lo suficiente como para que sean menos propensos a contagiarle cuando frote su ojo (sabe que quiere).

Tocarse la cara es un hábito difícil de eliminar, incluso si usted es un director del departamento de salud en medio de pedirles a los ciudadanos que no lo hagan.

Es importante tener en cuenta, si está comprando un producto desinfectante para manos, que muchos no contienen alcohol, o muy poco, lo que demuestra ser relativamente inútil contra este coronavirus. Pero las toallitas para manos, incluso si carecen de alcohol, pueden ayudarlo a eliminar algunas partículas de virus dependiendo de qué tan bien las use. Y es posible hacer su propio desinfectante de manos en casa, usando alcohol de frotar barato como su ingrediente activo, aunque puede ser complicado, también podría terminar produciendo un producto que podría resultar demasiado astringente para su piel.

¿La mejor idea? Vaya regularmente a un fregadero.

Sabía que nos faltaba un suministro hace un par de semanas cuando mi fuente habitual de desinfectante para manos que guardo en mi automóvil duplicó el precio. Gracias Amazon (Amazon dice que ha retirado más de 1 millón de productos por aumentar los precios o afirmar falsamente su efectividad contra el virus). Hoy en día, la búsqueda de desinfectantes para manos a base de alcohol en el sitio arroja una variedad de marcas no reconocidas, como un simple tubo de 2 onzas por US$ 7,39.

Nueva York, hogar de la zona de uno de los brotes más grandes del país, New Rochelle (donde una parte está ahora bajo cuarentena de dos semanas), está luchando contra el problema del aumento de precios en todos los frentes. La procuradora general del estado, Letitia James, ordenó a dos tiendas que aumentaron los precios que cesaran inmediatamente la práctica. «No toleraré esquemas o fraudes que se aprovechen de nuestras comunidades explotando las preocupaciones de salud pública», declaró James en Twitter.

Mientras tanto, el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, hizo de anfitrión de QVC ayer para vender el desinfectante para manos con 75% de alcohol de US$ 6,10 por galón, que autorizó a la industria penitenciaria del estado a comenzar a producir de inmediato.

Promocionando un «ramo de flores», el insiste que supera a rivales como Purell, junto con una mayor concentración de alcohol, Cuomo dice que el estado comenzará a enviar el producto a todas partes, incluido New Rochelle.

Cuomo, ya en récord el año pasado por promover salarios más altos para los trabajadores penitenciarios, recibió quejas de los críticos que dijeron que los trabajadores encarcelados estaban siendo utilizados efectivamente como peones esclavos y no deberían estar haciendo un producto con alto contenido de alcohol que ellos mismos no pueden poseer porque está prohibido en las cárceles del estado. (Un asesor de Cuomo dijo que la capacitación laboral y el desarrollo de habilidades era una parte central de la rehabilitación de la prisión y que el programa había existido durante años).

Hay mucho que se puede y se debe hacer para mejorar las condiciones de la prisión, y los estados deben hacer todo lo posible para reducir el riesgo institucional de exposición al coronavirus dentro de las cárceles. Pero quejarme de una medida de salud pública tan productiva y necesaria me parece tan absurdo como contemplar una pandemia.

Con el lanzamiento del desinfectante para manos «NYS Clean», el Empire State decidió tomar la lucha con sus propias manos, en la línea de la coalición de hospitales hartos que se unieron en 2018 para formar Civica Rx, su propia organización sin fines de lucro de medicamentos genéricos para combatir la escasez crónica de medicamentos. Civica Rx ahora tiene hasta 18 medicamentos, lo que ayuda a las organizaciones de salud a inmunizarse contra la escasez, evitar el aumento de precios y salvar vidas. La iniciativa de Cuomo de proporcionar un muy necesario desinfectante de manos, aunque quizás menos farmacológicamente sexy que los antibióticos y anticoagulantes de Civica Rx, cumple un objetivo de salud pública igualmente loable de una manera innovadora.

El alcohol puede hacer maravillas cuando se usa para los fines previstos. Utilice abundantemente para descontaminar. No tome literalmente esos himnos de música country que sugieren otros usos que podrían ayudarnos a superar estos tiempos difíciles. Le deseo lo mejor en su propia búsqueda para encontrar más de este producto esencial a un precio razonable.