CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Análisis

4 razones por las que la «Resurrección estadounidense» de Trump no funcionará

Por análisis de Chris Cillizza

(CNN) — En un foro organizado por Bill Hemmer y Harris Faulkner, de Fox News, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que «tenemos que volver a trabajar mucho antes de lo que la gente pensaba», y agregó que «podemos distanciarnos socialmente e ir a trabajar… trabajar un poco más duro». Estableció la meta de un regreso a la normalidad –la mayoría de las personas volviendo al trabajo, las empresas en su mayoría operativas– a partir del 12 de abril: Domingo de Pascua.

Hemmer inmediatamente lo llamó una «resurrección estadounidense». Lo cual amó Trump.

He aquí por qué no funcionará.

1) Prácticamente todos los profesionales médicos han dejado en claro que creen que las medidas de distanciamiento social actualmente vigentes en todo el país deben hacerse más estrictas, y no menos, a medida que intentamos frenar la propagación del nuevo coronavirus. Entonces, si Trump va a presionar para que las personas comiencen su vida normal nuevamente en unas pocas semanas, es probable que lo haga en contra de la guía de la comunidad médica.

2) Trump no es quien toma las decisiones sobre cerrar las escuelas o confinarse en casa. Esas son llamadas hechas por gobernadores de los estados y, en algunos casos, funcionarios locales. Trump puede decir que todos deben volver al trabajo, pero no puede hacer que la gente vuelva al trabajo. Los gobernadores pueden optar por levantar su directriz actual si así lo desean, pero no tienen ninguna obligación de hacerlo solo porque Trump así lo dice.

LEE: Estos estados de EE.UU. han implementado órdenes de quedarse en casa. Esto es lo que eso significa para ti

publicidad

3) Todo lo que sabemos sobre el nuevo coronavirus sugiere que es muy infeccioso. Lo que significa que, en promedio, una persona se lo da a dos personas. Si de repente, el 13 de abril, muchas personas regresan al trabajo, muchas de las cuales pueden ser portadoras asintomáticas del virus, es casi seguro que el número de casos aumentará, tal vez mucho más. Eso abrumará los hospitales, muchos de los cuales ya están en el punto de inflexión.

4) Vamos hasta, digamos, el 15 de abril. Decides apoyar a una pequeña empresa en tu comunidad y salir a comer. Cuatro días después, tienes fiebre y tos seca. Te diagnostican covid-19. Si eso sucede una vez en el país, la gran mayoría de los estadounidenses que pensaban que tal vez intentarían salir a cenar inmediatamente decidirán no hacerlo.

El punto: Trump puede decir que todos necesitamos volver al trabajo. Y que todo estará bien. Pero la única forma de vencer al coronavirus es si todos nos unimos y ralentizamos su propagación. Y no podemos hacerlo marcando una fecha arbitraria en el calendario y decidiendo que, ese día, todo estará bien.