CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

Citas inspiradoras para superar el confinamiento y la crisis por el coronavirus

Por David G. Allan

Nota del editor: Este ensayo es parte de una columna llamada The Wisdom Project escrita por David Allan, director editorial de CNN Features. El especial trata de aplicar a la vida diaria la sabiduría y la filosofía que se encuentran en todas partes, desde textos antiguos hasta la cultura pop. Puedes seguir a David en @davidgallan. No te pierdas las columnas del Wisdom Project (en inglés).

(CNN) —Keep calm and carry on“. “Lo único a lo que debemos temer es al miedo mismo”. “No te preocupes, sé feliz”.

Estos son los tipos de frases y citas inspiradoras que, históricamente hablando, tienen el poder de mantenernos firmes en tiempos difíciles. Guerra. Depresión. La década de 1980.

Llámalos mantras, máximas o incluso memes: se repiten y se han recitado a lo largo de los años, a veces durante milenios, porque contienen poderosas máximas de verdad, visión y perspectiva fácilmente accesibles.

“Los aforismos viven porque contienen la verdad humana”, escribió Adam Gopnick en la revista The New Yorker el semestre pasado, “y atraviesan barreras de clase y época”.

La guía que debemos seguir frente al coronavirus 1:42

He estado recolectando tal sabiduría divertida y autónoma durante décadas. Comencé una lista de estas citas que iba encontrando en hojas sueltas en la escuela secundaria, un cuaderno que ahora tiene más de 160 páginas. He usado las frases en mis escritos y los he consultado personalmente en momentos difíciles de desamor, estrés laboral y la muerte de otros.

Y me dirigí a ellos esta semana, en un momento en que todos enfrentamos nuevas luchas, buscando sabiduría del pasado para ayudar al presente.

A continuación hay citas que creo que hablan de esta época de confinamientos por coronavirus y de temores económicos y de salud.

Al igual que un cuervo que busca fragmentos brillantes de iluminación, he arrebatado indiscriminadamente citas de cualquier parte: libros, canciones, películas, discursos, artículos, obras de teatro, poemas, dogmas religiosos, stickers, graffiti, camisetas, amigos, familiares y extraños.

Pero debo advertir que algunas citas tienen su propio viaje; a veces su origen se vuelve históricamente turbio y la procedencia dudosa. Pero creo que está bien. Es más importante que su visión condensada nos mantenga firmes.

Keep calm

Antes de los ataques contra sus ciudades durante la Segunda Guerra Mundial, el gobierno británico emitió y mostró tres carteles con mensajes escritos para elevar la moral y preparar mentalmente a sus civiles. Uno de ellos, “Keep calm and Carry on” (Mantén la calma y continúa), ha crecido en popularidad a lo largo de los años porque su mensaje es aplicable más allá de su intención original. También es conmovedor ahora que el coronavirus está invocando comparaciones con la Segunda Guerra Mundial.

De manera similar, una línea del discurso de posesión del presidente Franklin Roosevelt en 1933, a una nación paralizada por el miedo económico de la Gran Depresión, ha soportado su significado original porque la frase “Lo único que debemos temer es al miedo mismo” habla de la psicología de todo el pánico.

Una vida vivida con miedo es una vida medio vivida“, declara un personaje en la película australiana de 1992 “Strictly Ballroom”, en una línea atribuida al director y coguionista de la película, Baz Luhrmann.

En “Puente de los espías” (2015) de Steven Spielberg, película escrita por Matt Charman y los hermanos Coen, repite las variaciones de este sabio intercambio entre personajes: “¿No estás preocupado?”, dice uno. “¿Eso ayudaría?”, responde el otro.

¿Para qué sirve nuestro miedo ahora? “La preocupación es como una mecedora: te da algo que hacer pero nunca te lleva a ninguna parte“, escribió la humorista Erma Bombeck.

Ahora es el momento de un enfoque más científico y analítico, como dijo la física Marie Curie: “No hay que temer nada en la vida, solo hay que entenderlo. Ahora es el momento de entender más, para que podamos temer menos“.

¿Cómo saber que estás sufriendo un trastorno mental? 3:15

Sé feliz, o al menos Zen

Para cualquier persona viva en 1988, la frase “Don’t worry, be happy” (No te preocupes, sé feliz) de Bobby McFerrin ha estado en su cabeza desde entonces. Ha habido muchas canciones de felicidad antes y después (Pharrell, la familia Partridge), pero la canción ganadora del Grammy de McFerrin ha tenido el mayor poder de permanencia, porque es simple y directa.

Personalmente prefiero la frase de Bob Marley “Don’t worry ’bout a thing, cause every little thing’s gonna be alright” (No te preocupes por nada, porque todo estará bien). También es directa y además es un llamado para apreciar las pequeñas cosas, como los amaneceres y el canto de los pájaros.

Las cosas siempre podrán ser mejores, pero las cosas siempre podrían ser peores“, es una frase atribuida a la actriz Marla Gibbs, famosa por su papel de ama de llaves atrevida pero perspicaz en la serie de los años setenta y ochenta, “The Jeffersons”.

En la película “I Heart Huckabees“, que fue coescrita y dirigida por David O. Russell, contiene este koan zen occidental: “Nada está bien. Entonces está bien”.

Me recuerda un nivel de aceptación del que escribí justo después de escuchar al comediante Eddie Izzard decirlo en vivo en el escenario el año pasado: “Me gusta pensar en la vida como una aventura, como una montaña rusa. Ayuda con sus altibajos“.

Igualmente me gusta este encuadre de Fred Rogers: “A menudo, cuando piensas que estás al final de algo, estás al comienzo de otra cosa“. Esto habla de este momento como el comienzo de una nueva era, sin ninguna connotación negativa.

¿Qué decirle a los niños acerca de esta pandemia? 6:06

Bailar bajo la lluvia

Entonces, ¿qué hacemos ahora?

Es mejor estar ocupado que estar ocupado preocupándose“, dijo la actriz Angela Lansbury. Porque, la autora Vivian Greene explicó: “La vida no se trata de esperar a que pase la tormenta. Se trata de aprender a bailar bajo la lluvia”. O como canta Sting: “Cuando el mundo se está agotando, aprovechas al máximo lo que todavía hay“.

Necesitamos aprovechar al máximo lo que tenemos ahora, especialmente si los estantes de los supermercados están vacíos. “No siempre puedes obtener lo que quieres, pero si lo intentas a veces obtienes lo que necesitas“, cantaron los Rolling Stones.

Y lo que necesitas son las necesidades básicas. “Busca lo más vital, no más, lo que es necesidad, no más, y olvídate de la preocupación. Tan solo lo muy esencial para vivir sin batallar y la naturaleza te lo da“, promete Balú, el oso de “El libro de la selva” de Disney.

Doscientos años antes del coronavirus, el escritor alemán Johann Wolfgang von Goethe tuvo algunos consejos metafóricos conmovedores para hacer su parte en esta pandemia, cuando escribió: “Que cada uno barra delante de su propia puerta, y todo el mundo estará limpio”.

Acoger estas frases esta vez podría tener un impacto positivo en ti. “Lo que no nos mata, nos hace más fuertes”, dijo el famoso filósofo aforístico Friedrich Nietzsche. Y el maestro espiritual Eckhart Tolle agregó que “la vida te dará la experiencia que sea más útil para la evolución de tu conciencia“.

Esa evolución probablemente te llevará a buscar a otros en este momento crítico. “Voy a pasar por aquí pero una vez; cualquier bien que pueda hacer o cualquier amabilidad que pueda mostrar a cualquier ser humano; déjame hacerlo ahora“, escribió el misionero cuáquero Etienne de Grellet.

Y pase lo que pase, solo tenemos que aguantar. “Si estás atravesando el infierno, continúa“, dijo el primer ministro británico Winston Churchill. Porque a medida que los días se acumulan, o la situación se intensifica, más cosas pueden desmoronarse y recurrir aún más a nuestra resolución de poder. En otras palabras, “solo tienes que vivir, V-I-V-I-R“, dijo Matthew McConaughey en la película “Dazed and Confused” (1993).

Lo que me lleva a mi cita favorita de una de mis novelas favoritas, “The Grapes of Wrath” de John Steinbeck. Ma Joad le da a la familia esta charla casera cuando el auto se descompone en el camino a California: “Esta máquina se apagó. No sabíamos que iba a pasar, así que no nos preocupamos. Ahora está dañada y nosotros lo arreglaremos. Y por Cristo que así haremos con todo lo demás“.

El sol saldrá

Esto también pasará”, es un viejo dicho persa que puede haberse originado con el poeta Rumi. Abraham Lincoln, algo así como un aforista, era un fanático de esta línea porque es “verdadera y apropiada en todo momento y situación”, dijo Lincoln. “¡Cuánto expresa! ¡Qué consolador en las profundidades de la aflicción!”.

La impermanencia y la lucha fueron los temas favoritos de los dichos grabados del Buda, que incluyen: “La alabanza y la culpa, la ganancia y la pérdida, el placer y la pena van y vienen como el viento“.

Eso debería darnos esperanza, tal vez incluso ayudarnos a ver “el amanecer llega después de la oscuridad“, como lo expresó la autora Lisa Wingate.

Esa es la perspectiva articulada al final de la película llena de esperanza de Robert Zemeckis “Cast Away”. Después de cuatro años atrapado en una isla y sin saber qué hacer una vez que regrese a casa, el personaje de Tom Hanks, Chuck Noland, dice: “Sé lo que tengo que hacer ahora, tengo que seguir respirando porque mañana saldrá el sol. ¿Quién sabe lo que la marea podría traer?“.

Y al final, voy a darle la última palabra al sabio cantante John Lennon. Si solo recuerdas uno de estos aforismos, este es el que captura más sucintamente la resistencia, la perspectiva y la esperanza: “Todo estará bien al final. Si no está bien, no es el final“.