CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

Anticoagulantes pueden ayudar a pacientes contagiados de coronavirus, según un estudio

Por Maggie Fox

(CNN) — Los medicamentos anticoagulantes podrían ayudar a salvar a algunos pacientes que son los más gravemente afectados por el nuevo coronavirus, informaron médicos el miércoles.

Los hallazgos de un equipo del Hospital Mount Sinai podrían ayudar con un problema preocupante que ha conmocionado y horrorizado a los médicos que tratan a pacientes con coronavirus en todo el mundo: coágulos de sangre en todo el cuerpo que complican una enfermedad que ya es difícil de tratar.

El testimonio de un médico argentino que tuvo covid-19 1:41

El equipo ahora dice que está realizando experimentos para ver qué anticoagulantes pueden funcionar mejor y en qué dosis.

«Los pacientes que recibieron anticoagulantes obtuvieron mejores resultados que los que no», le dijo a CNN el doctor  Valentin Fuster, director de Mount Sinai Heart y médico jefe del Hospital Mount Sinai.

«Esto ya tiene implicaciones. Creo que las personas deberían tratar a estos pacientes con antitrombóticos», agregó.

Los resultados aún no son lo suficientemente claros como para hacer recomendaciones sólidas. El equipo observó que los pacientes que ya estaban gravemente enfermos tenían más probabilidades de recibir anticoagulantes.

Resultados mejorados

Fuster y sus colegas observaron a más de 2.700 pacientes tratados en el Hospital Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York, que ha sido duramente afectada por el coronavirus. A partir de marzo, algunos pacientes recibieron medicamentos anticoagulantes, según las decisiones tomadas por los médicos de servicio.

El equipo comenzó a analizar sistemáticamente si los medicamentos hicieron la diferencia. Lo hicieron, especialmente para los pacientes que tuvieron que ser conectados a ventiladores para ayudarlos a respirar.

Encontraron que el 29% de los pacientes con respiradores que recibieron anticoagulantes murieron, en comparación con el 63% de los pacientes con respiradores que no recibieron anticoagulantes.

«Nuestros hallazgos sugieren que los anticoagulantes sistémicos pueden estar asociados con mejores resultados entre los pacientes hospitalizados con covid-19», escribieron en su informe, publicado en el Journal of the American College of Cardiology.

Los investigadores no encontraron que los pacientes que recibieron anticoagulantes fueran significativamente más propensos a desarrollar problemas de sangrado, uno de los riesgos de los medicamentos.

Diferentes pacientes recibieron diferentes dosis y diferentes tipos de anticoagulantes, por lo que será importante estudiar sistemáticamente qué combinación de dosis y medicamento funciona mejor, dijo Fuster.

«La coagulación es un problema, sin ninguna duda»

Su equipo ha comenzado un estudio de este tipo y en el futuro probará diferentes dosis de la heparina anticoagulante clásica o uno de los medicamentos anticoagulantes orales más nuevos como el dabigatrán, un inhibidor directo de la trombina.

No hay duda de que la coagulación de la sangre es un factor importante en la muerte de pacientes con covid-19, dijo Fuster.

«Hemos realizado 75 autopsias y la coagulación es un problema, sin ninguna duda», dijo.

«Comienza con los pulmones, seguido de los riñones, el corazón y termina en el cerebro».

Las consecuencias, dijo, son devastadoras. «Es muy dramático para todos nosotros. Sientes que puedes hacer muy poco, excepto para mantener la vida del paciente», dijo Fuster.

Fuster también quisiera estudiar si los anticoagulantes podrían ayudar a los pacientes que no están lo suficientemente enfermos como para ser hospitalizados. Algunos hospitales han reportado un aumento preocupante en accidentes cerebrovasculares entre personas menores de 50 años, que normalmente no estarían en riesgo. Más tarde, se descubrió que muchos de estos pacientes estaban contagiados de covid-19.

Todavía no está claro por qué el virus está causando la coagulación de la sangre, pero el aumento de la coagulación puede ser un efecto secundario de la inflamación severa causada por algunas infecciones virales.