CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
El Salvador

El presidente de El Salvador llama al diálogo en medio de una polémica con la Asamblea Legislativa, pero se niega a reabrir la economía

Por Merlin Delcid, Daniel Silva

(CNN Español) — El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, se dirigió a la nación el domingo por la noche con respecto a su decisión de extender el estado de emergencia relacionado con el coronavirus del país a través de un decreto.

«No importa cuánto grite la comunidad empresarial, no es hora de abrirse», dijo Bukele en la radio y televisión nacional.

La decisión fue recibida por una dura reacción de la Asamblea Legislativa, que no fue consultada antes del anuncio. Para calmar el conflicto entre el presidente y los poderes legislativo y judicial, Bukele usó el discurso para llamar al diálogo de todas las partes.

Un vendedor ambulante ofrece máscaras faciales de tela mientras usa una con un mensaje de apoyo para el presidente salvadoreño Nayib Bukele en San Salvador. (Photo by YURI CORTEZ/AFP via Getty Images)

Los legisladores, tanto de partidos de izquierda como de derecha, se han opuesto a Bukele y han programado una sesión plenaria extraordinaria más tarde este lunes para votar sobre una nueva ley de emergencia, que incluirá planes para reactivar gradualmente la economía.

La Oficina del Fiscal General de El Salvador también abrió formalmente un «decreto de inconstitucionalidad» ante la Corte Suprema, diciendo que Bukele evadió los poderes de la Asamblea Legislativa.

El país ha registrado oficialmente más de 1.300 casos de coronavirus, incluidas al menos 30 muertes, según la Universidad Johns Hopkins.