CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
El Salvador

Bukele propone reabrir la economía tras cuarentena estricta en El Salvador

Por Merlin Delcid

(CNN Español) —  El presidente de El Salvador, Nayib Bukele propuso la noche del lunes reabrir la economía desde el 6 de junio próximo, siempre y cuando, la Asamblea Legislativa apruebe una ley de emergencia a más tardar este jueves y se implemente una cuarentena estricta durante quince días a partir de este viernes.

Bukele dijo el domingo en un mensaje de radio y televisión que “por más que griten los empresarios no es tiempo de abrir”.

24 horas después y tras reunirse con un grupo de prominentes empresarios aseguró que su propuesta no es una concesión ante la presión de algunos sectores sino el resultado del diálogo.

El mandatario dijo que “la apertura sería gradual, progresiva y tomando las medidas de protección de los trabajadores”.

Mientras Bukele terminaba la conferencia de prensa, los diputados daban inicio a la sesión plenaria en la que, tras varias horas de negociaciones, se aprobó con 63 de 84 votos posibles la Ley Especial Transitoria para la Atención Integral de la Salud y la Reanudación de Labores.

El mandatario adelantó que vetaría esta ley aprobada por los diputados que plantea cuatro fases para la habilitación de diferentes sectores de la economía.

Acatará fallo

La Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema, suspendió temporalmente, el decreto de emergencia nacional dictado el sábado por el presidente Bukele y que emitió sin contar con el Congreso.

En dicho decreto se prorrogaba por un mes el estado de emergencia.

El estado de emergencia faculta al gobierno a restringir la libertad de tránsito y reunión de personas, entre otras acciones además de permitir la utilización discrecional de
fondos de instituciones del Ejecutivo para hacer frente a la pandemia.

Bukele aseguró que acatará el fallo de la Sala de la Corte Suprema a pesar de considerar la decisión como “un precedente nefasto” y una “invasión de funciones” porque, a su juicio, tiene la facultad de decretar el estado de emergencia.

A juicio del mandatario salvadoreño con esas decisiones solo buscan dejar sin fondos y herramientas jurídicas a su gobierno y adelantó que “si se nos acaba el dinero no habrá transferencias a la Asamblea y el Órgano Judicial para usar ese dinero para comprar alimentos y medicinas”.

Bukele desde que asumió la presidencia el 1 de junio de 2019 ha mantenido una tensa relación con la Asamblea y la Corte Suprema de Justicia.