CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Enfermedades

El clima más cálido en el hemisferio norte significa que es hora de estar alerta: lo que necesitas saber sobre las garrapatas y la enfermedad de Lyme

Por Jen Rose Smith

(CNN) — A medida que el clima cálido en el hemisferio norte hace que las personas salgan a disfrutar el aire libre, algunos se encuentran con plagas tenaces sin respeto por la distancia social.

Olvídate de mantenerte a dos metros de distancia: las garrapatas buscan sangre en los lugares más difíciles de alcanzar del cuerpo humano.

Muchas de esas garrapatas están infectadas con la enfermedad de Lyme. La enfermedad, que se identificó por primera vez en Connecticut en la década de 1970, se encuentra en países de todo el hemisferio norte. Es la enfermedad transmitida por garrapatas más común tanto en Estados Unidos como en Europa.

Y el área donde se encuentra la enfermedad de Lyme se está expandiendo.

La enfermedad de Lyme está en aumento en Reino Unido, y se prevé que el cambio climático empeore la propagación de Lyme en el norte de Europa.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. (CDC), ahora hay una alta incidencia de exposición en los estados del medio oeste, noreste y medio Atlántico.

Y aunque todavía es demasiado pronto para decir cuánto afectarán las garrapatas este año, algunos indicadores apuntan a un aumento de la población en la primera parte de la temporada en Estados Unidos. Los avistamientos reportados de garrapatas a través de la encuesta TickSpotters de la Universidad de Rhode Island aumentaron un 80% en marzo de 2020 con respecto al año pasado.

No significa necesariamente que la población de garrapatas haya aumentado tanto. El director del programa, el entomólogo Thomas Mather, a quien puedes llamar «El tipo de las garrapatas«, dijo que el aumento podría reflejar un mayor número de garrapatas, personas que pasan más tiempo al aire libre o una combinación de los dos factores.

Es probable que la población de garrapatas fluctúe a lo largo de la temporada de todos modos, dijo Mather, quien es profesor en el departamento de ciencias de las plantas y entomología de la Universidad de Rhode Island. «Lo que vemos en tiempo real no siempre es un buen pronosticador de lo que podría estar sucediendo dentro de un mes o dos meses».

En abril y mayo, los informes estaban más cerca de lo que vio Mather en 2019. Pero incluso si los números de garrapatas se mantienen constantes durante el resto de los meses de clima cálido, los encuentros con los pequeños arácnidos seguirán siendo un problema grave.

Las garrapatas no solo pueden transmitir la enfermedad de Lyme, sino que también pueden provocar otras enfermedades. Si no se tratan, algunas de estas pueden ser mortales tanto para humanos como para mascotas.

Y a medida que los días soleados envían a las personas a respirar aire fresco en medio de la pandemia, el riesgo de contraer una enfermedad o infección transmitida por garrapatas aumenta cada vez que se encuentren garrapatas. Esto es lo que necesitas saber para mantenerte a salvo de las garrapatas este año.

¿Cuáles son las enfermedades más graves transmitidas por garrapatas?

Preocuparse por la pandemia de coronavirus no significa que otras amenazas hayan desaparecido.

«Hay numerosos patógenos transmitidos por garrapatas que están en aumento«, dijo Allison Gardner, entomóloga médica y profesora asistente de biología de vector de artrópodos en la Universidad de Maine.

Gardner señaló que Estados Unidos se enfrenta a la infección por parásitos babesiosis; también se encuentra en Europa.

La enfermedad bacteriana anaplasmosis también es un problema importante en Estados Unidos, y se ha convertido en una amenaza más grave en las últimas dos décadas. Se notificaron más de 6.000 casos a los CDC en 2018, frente a los 348 casos en 2000, cuando se recopilaron por primera vez los datos de la enfermedad.

Al igual que con la enfermedad de Lyme, los primeros síntomas de la anaplasmosis incluyen fiebre, escalofríos, dolores de cabeza y dolores musculares. Los antibióticos son efectivos contra la anaplasmosis, pero si no se trata, la enfermedad puede ser mortal. Las personas con sistemas inmunes comprometidos tienen un riesgo especialmente alto.

En Europa, la encefalitis viral transmitida por garrapatas es un problema, del que se registraron 3.092 casos confirmados en países de la Unión Europea en 2018. Existe una vacuna eficaz contra la enfermedad, que puede causar fiebre, dolores de cabeza, parálisis y convulsiones. (Otras enfermedades transmitidas por garrapatas en Europa incluyen la fiebre recurrente transmitida por garrapatas, la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo y la fiebre manchada del Mediterráneo).

Sin embargo, el peligro más común de transmisión por garrapatas en los Estados Unidos y Europa todavía es la enfermedad de Lyme. Y la gran mayoría de los casos pueden pasar desapercibidos.

Se reportan unos 30.000 diagnósticos de la enfermedad de Lyme a los CDC cada año, pero la agencia estima que los casos reales en Estados Unidos pueden ser 10 veces más altos que eso. Un informe de 2016 en el Journal of Public Health estimó 85.000 casos anuales de Lyme en Europa, señalando que los informes son inconsistentes y que muchos de estos casos probablemente no se diagnostiquen.

Los primeros síntomas de la enfermedad de Lyme incluyen fiebre, escalofríos, dolor de cabeza, dolores musculares y un sarpullido distintivo que se expande a partir de la picadura. (Aunque un sarpullido es un signo bien conocido de la infección, ocurre en 70% a 80% de los casos).

Si no se trata, los síntomas de la enfermedad de Lyme pueden empeorar para incluir parálisis facial, palpitaciones cardíacas y dolor articular intenso.

Mantente a salvo de las garrapatas en el exterior

Gardner, la entomóloga médico de la Universidad de Maine, pasa sus días en el campo arrastrando un paño de color claro a través del hábitat de las garrapatas. Las garrapatas se aferran a la tela, donde sus cuerpos oscuros se muestran claramente.

Ese es un truco de investigación que puedes adaptar para protegerte. «La ropa de color claro puede hacer que sea más fácil detectar las garrapatas en ti», dijo Gardner, cuyo trabajo la pone en contacto frecuente con las pequeñas criaturas.

Otras formas de protegerse contra las garrapatas incluyen meter los pantalones en calcetines. Dado que las garrapatas se arrastran desde el suelo, esto hace que sea más fácil detectarlas antes de que se deslicen debajo de la ropa.

Tratar tu ropa y tus zapatos con el insecticida permetrina también puede ser efectivo, especialmente cuando se combina con un repelente de insectos que contenga DEET y se usa en la piel.

También hay formas de proteger el área fuera de tu hogar contra las garrapatas. El Centro de recursos en línea Tick Encounter de la Universidad de Rhode Island recomienda una variedad de proyectos para el hogar, comenzando con rastrillar hojas, cortar ramas bajas y recortando arbustos.

El tipo de plantas que tienes en el jardín también es importante. Estudios en Estados Unidos han encontrado un número especialmente alto de garrapatas en el lugar con las plantas invasoras del madroño japonés y la madreselva del arbusto, que se introdujeron como plantas ornamentales.

«La eliminación de estas plantas invasoras en el paisaje tiene el beneficio adicional de inhibir la exposición a los patógenos transmitidos por garrapatas», dijo Gardner.

Cómo buscar garrapatas, y qué hacer si encuentras una

Incluso si estás teniendo una seguridad escrupulosa contra las garrapatas cuando estás afuera, es esencial que te inspecciones tanto a ti como a los tuyos en busca de garrapatas cuando regreses.

Eso significa una revisión de todo el cuerpo: Busca a alguien que pueda inspeccionar cada esquina de tu cuerpo, o usa un espejo de mano para mirar en lugares difíciles de ver. Algunos lugares donde las garrapatas son fáciles de perderse incluyen las orejas, dentro del ombligo, debajo de los brazos y en la parte posterior de las rodillas.

Enjuagar puede ayudar también. Ducharse dentro de las dos horas posteriores a la entrada a casa puede reducir el riesgo de enfermedad de Lyme, según los CDC. Al golpear con el agua, las garrapatas no adheridas simplemente pueden arrastrarse hacia el drenaje.

También es una buena idea revisar tu ropa. Si te preocupa que todavía pueda haber garrapatas en tu ropa, sécala durante 10 minutos a altas temperaturas y matará cualquier bicho, ya que solo lavar no funcionará.

Si encuentras una garrapata adherida a tu piel, es importante eliminarla lo antes posible.

Ten a mano un par de pinzas de punta fina y úsalas para agarrar la garrapata cerca de la piel, sacándola con una presión suave y constante. (Esta hoja informativa de los CDC, en inglés, muestra el proceso con más detalle).

Si desarrollas una erupción cutánea o fiebre dentro de unas semanas después de encontrar una garrapata, comunícate con tu proveedor de atención médica.

En áreas con una alta incidencia de la enfermedad de Lyme, es una buena idea registrarse de todos modos; dependiendo de cuánto tiempo se haya colocado o incrustado la garrapata, el proveedor puede recomendar un tratamiento o monitoreo adicional.

¿Y tus mascotas?

Hay dos consideraciones con respecto a la seguridad de las mascotas y las garrapatas: mantenerlas a salvo y asegurarte de que no estén expuestas a traer garrapatas al hogar.

En Estados Unidos, los perros son susceptibles a la enfermedad de Lyme transmitida por garrapatas, ehrlichiosis, fiebre maculosa de las Montañas Rocosas, hepatozoonosis, anaplasmosis y babesiosis. Los dueños de perros europeos también deben tener cuidado con la babesiosis.

Algunas de estas enfermedades pueden ser fatales.

Afortunadamente, los perros pueden ser vacunados contra la bacteria que causa la enfermedad de Lyme. (Incluso durante la pandemia, muchos veterinarios están abiertos para proporcionar tratamientos, incluidas las vacunas).

Para protegerse de otras amenazas, el Tick Encounter de la Universidad de Rhode Island recomienda combinar la vacuna con tratamientos preventivos adicionales para las garrapatas.

Los gatos no parecen ser susceptibles a la enfermedad de Lyme. Sin embargo, en el sur de Estados Unidos, pueden ser obtener Cytauxzoon felis transmitido por garrapatas, una enfermedad parasitaria que a menudo es mortal. Para proteger a tu gato y tu hogar, es importante usar un tratamiento preventivo de garrapatas si el animal pasa tiempo al aire libre.

Tanto para gatos como para perros, como con las personas, un control visual exhaustivo también es una buena forma de detectar las garrapatas. (Lee los consejos de los CDC para eliminar las garrapatas de las mascotas aquí).

Es un hábito que protegerá a tu mascota y al mismo tiempo evitará que los arácnidos se adhieran a una fuente de alimento humano vulnerable: tú.

 

— Nota del editor: Jen Rose Smith es escritora y vive en Vermont. Encuentra su trabajo en http://www.jenrosesmith.com, o síguela en @jenrosesmithvt