CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

Murciélagos: 6 datos sorprendentes sobre por qué no son nuestros enemigos

Por Kristen Rogers

(CNN) — Los murciélagos han asumido gran parte de la culpa en la búsqueda de los orígenes del nuevo coronavirus.

En marzo, investigadores publicaron un estudio que encontró una similitud del 96,2% entre el coronavirus que causa covid-19 y un virus encontrado en un murciélago de herradura de la provincia china de Yunnan.

«96% es un virus diferente; es un poco como la diferencia entre nosotros y los chimpancés», explica Peter Daszak, presidente de la EcoHealth Alliance sin fines de lucro, en el Informe Especial de CNN «Murciélagos: el misterio detrás de covid-19 «.

«Es una especie diferente de virus. Pero lo que nos dice es de dónde probablemente vino el virus. Significa que el SARS-CoV-2 probablemente vino de murciélagos y probablemente en el sur de China».

La provincia de Yunnan está a aproximadamente 1.600 kms de la provincia de Hubei, que es donde la ciudad de Wuhan vio los primeros brotes de virus. Una mezcla de animales salvajes potencialmente infectados en un mercado húmedo podría haber causado que el virus saltara de animales a humanos. Pero los zoólogos, ecólogos y expertos en enfermedades han dicho que los comportamientos humanos, como la destrucción de hábitats naturales, podrían ser los culpables de la transferencia de la enfermedad.

En general, los murciélagos han cogido una mala reputación, no solo con su conexión con covid-19 y otros brotes de virus, sino también con el simbolismo cultural. Los murciélagos se han asociado con vampiros, oscuridad, maldad, brujería y muerte.

publicidad

LEE: Los cazadores de virus que buscan cuevas de murciélagos para predecir la próxima pandemia

Sin embargo, como le dijeron los expertos a Anderson Cooper en el informe especial de CNN, estos mamíferos voladores tienen un papel crucial en nuestro ecosistema, y hay muchos datos únicos que una persona promedio probablemente no sabe sobre ellos, incluida la forma en que ayudan a producir tequila.

Nos salvan de los mosquitos

Los murciélagos juegan un papel importante en el ecosistema al controlar las poblaciones de insectos, dijo Nancy Simmons, curadora de malogías del Museo Americano de Historia Natural y coautora de «Murciélagos: un mundo de ciencia y misterio».

En una hora, un murciélago de tamaño normal puede comer hasta 500 a 1.000 mosquitos, que pueden transmitir enfermedades como el virus zika, el dengue o la malaria.

Sus hábitos de comer insectos también le ahorran mucho dinero a la agricultura. Para la economía de Estados Unidos, los murciélagos valen más de mil millones de dólares cada año «en términos de cuántos pesticidas no necesitamos usar y cuánta más comida obtenemos», dijo Dan Riskin, un biólogo evolutivo canadiense y presentador de televisión.

El murciélago mexicano de cola libre de Texas come una gran cantidad de polillas, protegiendo los cultivos de maíz de la región.

LEE: Los mercados húmedos de China no son lo que algunas personas piensan

Son intrínsecamente ‘conscientes del medio ambiente’

El control de plagas no es la única contribución de los murciélagos a nuestro ecosistema. Los excrementos de desechos de los murciélagos que comen frutas, particularmente aquellos en los bosques lluviosos, dispersan las semillas, ayudando a regenerar plantas y árboles previamente dañados o talados.

Sus excrementos también están llenos de nitrógeno, que es un ingrediente vital para los cultivos, ya que es un componente principal de la clorofila, el compuesto del cual las plantas usan la energía del sol para producir azúcares a partir del agua y el dióxido de carbono. Este proceso, llamado fotosíntesis, genera oxígeno. El nitrógeno también es un elemento crucial de los aminoácidos, los componentes básicos de las proteínas.

E históricamente, las cuevas de murciélagos se han cosechado para fertilizar y luego para explosivos durante la Guerra Civil de Estados Unidos. El alto contenido de nitrato de sus heces proporcionó un ingrediente clave para la producción de pólvora en medio de una escasez de suministros.

LEE: Nueva Hampshire pide ayuda para contar sus murciélagos (y no es por el coronavirus)

Engranajes en la máquina de hacer tequila

Algunas especies de murciélagos sirven como los únicos polinizadores de tipos particulares de plátanos, mangos y cactus. Los hocicos de los murciélagos de nariz larga están diseñados para encajar perfectamente dentro de algunas flores de cactus, que solo se abren por la noche.

Esta especie, cuyo hábitat abarca desde el suroeste de Estados Unidos hasta el centro y sur de México, poliniza la planta de agave azul, el ingrediente clave del tequila. Actúan como sustitutos que transportan el polen de una planta de agave a otra.

«¿Quién no ama el tequila, verdad?», dijo Riskin. «Quiero decir, justo eso debería ser razón suficiente para que la gente ame a los murciélagos».

MIRA: El coronavirus no se quita con tequila ni mezcal, dice López Obrador

Están luchando contra una enfermedad que los humanos les causaron

Mientras luchamos contra un virus que potencialmente proviene de los murciélagos, están luchando contra un hongo que podríamos haberles transferido.

En Norteamérica durante los últimos 15 años, las poblaciones de aproximadamente una docena de especies de murciélagos se han visto afectadas por una enfermedad llamada «síndrome de nariz blanca». En algunos casos, las poblaciones se han desplomado en más del 90%.

«Es un hongo amante del frío que crece en el murciélago cuando hibernan en invierno», dijo Simmons. «Es una amenaza terrible para los murciélagos. E irónicamente, es una enfermedad que les dimos a los murciélagos. Esta enfermedad es idéntica a los hongos que ocurren naturalmente en Europa. Y entonces la idea es que simplemente fue traída por personas y fue introducida accidentalmente en cuevas de murciélagos».

MIRA: En Nueva Hampshire buscan caza murciélagos para salvarlos

Falta de genes relacionados con la enfermedad

Cuando un virus infecta nuestras células, nuestra respuesta inmune reclutará células inmunes al sitio para tratar de eliminar la infección, dijo Cara Brook, becaria posdoctoral Miller en el departamento de biología integrativa de la Universidad de California en Berkeley, en el especial de CNN.

La respuesta que indica que las células no infectadas activan su sistema de defensa generalmente produce inflamación, que, en los humanos, a menudo se presenta en forma de fiebre o hinchazón que ayuda a combatir las infecciones.

Pero los sistemas inmunes de los murciélagos no responden de la misma manera: son capaces de resistir fuertes reacciones inmunes y también tienen una respuesta antiinflamatoria.

Algunas especies de murciélagos «en realidad no tienen los genes que nosotros y otros animales tenemos que desencadenan el proceso inflamatorio» en respuesta a los patógenos y virus que pueden ser mortales para las personas y otros animales, dijo Jonathan Epstein, un veterinario, ecólogo de enfermedades y vicepresidente de ciencia y divulgación en EcoHealth Alliance.

Estudiar la inmunología de los murciélagos podría ayudar a proporcionar información sobre los posibles tratamientos para la pandemia actual, así como cualquier pandemia futura de un virus relacionado con los murciélagos.

LEE: Los pangolines pudieron haber incubado el coronavirus, según nuevo estudio genético

Los murciélagos ayudan a allanar el camino hacia los descubrimientos médicos

Los murciélagos ya contribuyen a la investigación que algún día podría ser útil para los humanos.

En un estudio de 2019 publicado en la revista Biology Letters, los investigadores analizaron árboles evolutivos reconstruidos a partir del ADN de la mayoría de las especies de murciélagos conocidas. Descubrieron que cuatro especies: herradura, orejas largas, comunes y orejas de ratón, viven al menos cuatro veces más que otros mamíferos de tamaño similar.

Y cuando se ajusta el tamaño, los murciélagos exceden el promedio de vida humana. El estudio se sumó a investigaciones previas que sugirieron buscar más en los murciélagos como modelos para un envejecimiento saludable, para encontrar rasgos y mecanismos asociados con una larga vida útil.

Los murciélagos vampiros en particular, una especie rara que vive en Centroamérica y Suramérica y se alimenta de la sangre de aves, cerdos y ganado, tienen agentes anticoagulantes en su saliva, lo que los ayuda a extraer sangre que fluye libremente de sus presas. Los científicos han analizado si hay información sobre su sangre que sería útil para tratar a los humanos.

LEE: China elimina las escamas de pangolín de la lista de medicina tradicional, ayudando a proteger al mamífero más traficado del mundo

Algunos estudios han sugerido que la sangre de los murciélagos vampiros también podría prestarse a tratamientos para afecciones que incluyen derrame cerebral, hipertensión, insuficiencia cardíaca y enfermedades renales.

Y ahora, estudiar cómo la inmunología de los murciélagos les permite resistir numerosos virus y patógenos podría aplicarse al desarrollo de la prevención y el tratamiento para los humanos.