CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Donald Trump

Donald Trump

Lo que descubrimos con el sorprendente relato de John Bolton de cuando trabajaba con Trump

Por Nicole Gaouette

Washington (CNN) John Bolton detalla en un nuevo libro sobre su encargo como asesor de Seguridad Nacional del presidente Donald Trump una serie de afirmaciones inquietantes e impactantes: alega que Trump solicitó ayuda china para ganar las elecciones de 2020, que el presidente argumentó que Venezuela es parte de EE.UU., que casualmente ofreció intervenir en el sistema de justicia penal para líderes extranjeros y que sus propios altos funcionarios se burlaron de él a sus espaldas.

Bolton, quien se negó a testificar antes del juicio político de Trump, eligiendo en su lugar guardar sus revelaciones para el libro que ya ha saltado a la lista de los mejor vendidos de Amazon, argumenta que los legisladores deberían haber ampliado las investigaciones de juicio político para examinar una serie de formas en que Trump intentó doblegar ley.

Antes de su lanzamiento el 23 de junio, CNN obtuvo una copia del libro, que la Casa Blanca está luchando furiosamente por detener. Estas son algunas de las cosas que hemos sabido de las revelaciones de Bolton sobre su antiguo jefe:

Trump le pidió ayuda al presidente de China, Xi Jinping, para ser reelegido

Bolton describió una conversación entre los dos líderes en la reunión del G-20 de junio de 2019 en Osaka, Japón, donde Trump le dijo a Xi que los granjeros del Medio Oeste serían clave para su reelección en noviembre de 2020. Trump instó a Xi a impulsar su buena suerte política comprando productos agrícolas estadounidenses, vinculado a una promesa de renunciar a algunos aranceles a China a cambio. Trump «enfatizó la importancia de los agricultores y aumentó las compras chinas de soja y trigo en el resultado electoral», escribió Bolton.

Bolton también dice que es difícil para él pensar en una sola decisión que Trump tomó durante su período en la Casa Blanca «que no fuera impulsada por los cálculos de reelección».

LEE: Trump le pidió al presidente de China que lo ayudara a ganar las elecciones de 2020, afirma Bolton en su nuevo libro

publicidad

Trump no tuvo ningún problema con los campos de concentración de China

Bolton describe varias instancias en las que Trump debate sobre cuestiones relacionadas con China después de conversaciones con Xi, especialmente en los campos de concentración que Beijing estaba usando para encarcelar y «reeducar» a los musulmanes uigures. Bolton escribe que, según el intérprete estadounidense en la sala, durante una conversación entre Xi y Trump en la reunión del G-20 en junio de 2019, Trump dijo que Xi debería continuar con la construcción de los campamentos, pues Trump pensó que era «exactamente lo que estaba correcto hacer.»

Bolton agrega que Trump no quería sancionar a China por su represión contra la minoría musulmana debido a las negociaciones comerciales en curso. «La represión religiosa en China tampoco estaba en la agenda de Trump; ya fuera la Iglesia católica o el Falun Gong, no se tuvo en cuenta», escribe Bolton.

Pompeo, famoso por su lealtad al presidente, puede haber hablado mal de él

Bolton describe una reunión entre Trump y Kim Jong Un en la que el déspota norcoreano atribuyó las relaciones problemáticas entre su país y Estados Unidos a las acciones de las administraciones anteriores. Al enfatizar las reuniones que él y Trump habían celebrado, Kim le dijo al presidente que podían disipar la desconfianza y trabajar rápidamente hacia un acuerdo nuclear. Después de que Trump le dijo a Kim que buscaría la ratificación del Senado de cualquier acuerdo con Corea del Norte, Bolton dice que el secretario de Estado, Mike Pompeo, le pasó un bloc de notas en el que estaba garabateado el mensaje «él está tan lleno de mierda».

«Estuve de acuerdo», escribe Bolton, y luego nota que Kim prometió que no habría más pruebas nucleares. El Departamento de Estado no ha respondido a la solicitud de CNN de comentarios sobre la supuesta nota de Pompeo.

Trump ofreció ayudar al presidente de Turquía a evitar una investigación del Departamento de Justicia

Bolton escribe que, en diciembre de 2018, Trump ofreció ayudar al presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, con una investigación del Departamento de Justicia sobre un banco turco con vínculos con Erdogan, que se sospechaba que violaba las sanciones estadounidenses contra Irán. Cuando el líder turco le presentó a Trump un memorando del bufete de abogados que representaba a Halkbank, Trump lo hojeó y luego declaró que creía que el banco era totalmente inocente de violar las sanciones estadounidenses relacionadas con Irán.

Trump le dijo a Erdogan que «se encargaría» y explicó que los fiscales del Distrito Sur «no eran su gente, sino la gente de Obama», y que el problema se solucionaría cuando fueran reemplazados por su gente.

Bolton señala que «todo esto era una tontería» porque los fiscales del Departamento de Justicia eran empleados de carrera que habrían tomado el mismo camino con la investigación de Halkbank, independientemente de quién fuera el presidente.

El primer ministro de Israel no entendió por qué Kushner lideró la paz en Medio Oriente

Antes de unirse a la Casa Blanca de Trump, Bolton dice que tuvo una conversación con el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, quien cuestionó el papel de Jared Kushner en el desarrollo de un plan de paz en Medio Oriente.

Netanyahu «tenía dudas acerca de asignar la tarea de poner fin al conflicto israelo-palestino a Kushner, a quien la familia Netanyahu había conocido durante muchos años. Era lo suficientemente político como para no oponerse públicamente a la idea, pero como gran parte del mundo, se preguntó por qué Kushner pensó que iba a tener éxito donde alguien como Kissinger había fallado».

El proceso de toma de decisiones de la Casa Blanca era como una «pelea de comida»

Bolton dice que las reuniones semanales para discutir temas, presididas por Trump en la Sala Roosevelt o la Oficina Oval, se parecían más a las peleas de comida en la universidad que la toma de decisiones cuidadosa, sin un esfuerzo de nivel inferior o la participación de las agencias relevantes para resolver los problemas y las opciones. «Después de estas sesiones, si hubiera creído en el yoga, probablemente podría haber ido a algunas sesiones», escribió Bolton.

Es un tema al que Bolton regresa más de una vez, describiendo a un presidente mercurial que tiene poco interés en aprender cómo funciona el Gobierno federal. En cambio, describe a Trump como muy centrado en cómo se verán las decisiones en los medios.

MIRA: La Casa Blanca demanda al exasesor de Seguridad Nacional John Bolton por su nuevo libro

A Trump no le gustaban las sanciones contra Rusia

Bolton afirma que Trump se quejó en privado de las sanciones y otras medidas punitivas impuestas a Rusia con «refunfuños y quejas extendidas», incluso cuando las promocionó en público.

Después de que Estados Unidos anunció una primera ronda de sanciones contra Rusia por envenenar al ex espía ruso Sergei Skripal y su hija en el Reino Unido, Bolton dijo que Trump quería rescindir las sanciones y pensó que estaban siendo demasiado duros con el presidente de Rusia, Vladimir Putin.

«Trump le dijo a Pompeo que llamara a Lavrov y dijera que ‘algún burócrata’ había publicado las sanciones, una llamada que puede haber tenido lugar o no», escribió Bolton.

Bolton también afirmó que Trump detuvo el tema de una declaración criticando a Rusia en el décimo aniversario de su invasión a Georgia. El ex asesor de Seguridad Nacional escribe que estas acciones fueron un reflejo de la «dificultad de Trump para separar las relaciones personales de las oficiales».

MIRA: EE.UU. exige a Rusia liberar a exmarino sentenciado por espionaje

Las preguntas reveladoras de Trump: ¿Finlandia es parte de Rusia?

Antes de la cumbre con Putin en Helsinki, Trump preguntó a sus asesores si Finlandia era parte de Rusia o si era un «tipo de satélite de Rusia».

En su camino a la reunión de Helsinki, Trump se detuvo para ver a la entonces primera ministra británica, Theresa May, en el Reino Unido. Durante esa reunión, el asesor de Seguridad Nacional de May, hablando sobre el envenenamiento de Skripal, se refirió al ataque como uno contra una potencia nuclear. «Trump preguntó, ‘oh, ¿ustedes son una potencia nuclear?’, lo que yo sabía que no era una broma», escribió Bolton. Y en múltiples ocasiones, Bolton dijo que Trump confundió repetidamente al presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, con el expresidente Hamid Karzai.

Trump dijo que Venezuela es «realmente parte de EE.UU.» y que quería invadir

Bolton: Trump no es apto para el cargo 1:36

Bolton escribe que en las discusiones sobre el derrocamiento del régimen de Nicolás Maduro, Trump «insistió en las opciones militares para Venezuela» y les dijo a los asesores que el país «es realmente parte de Estados Unidos». Durante una reunión, de marzo de 2019, en el Pentágono, Trump interrogó a los líderes militares sobre por qué Estados Unidos estaba en Afganistán e Iraq, pero no en Venezuela.

La reiterada insistencia de Trump de que se considerara que las opciones militares derrocaran a Maduro a menudo sorprendieron a los asesores, legisladores y consejeros, escribe Bolton. En una reunión con los republicanos de la Florida, «Trump todavía quería una opción militar», dejando al senador Rick Scott y al gobernador Ron Desantis «claramente atónitos», mientras que el senador Marco Rubio, que había escuchado a Trump sobre el tema antes «sabía cómo evitarlo cortésmente».

MIRA: Gobierno rechaza declaración de exfuncionario de la Casa Blanca sobre Venezuela

Trump quería que el secretario de Justicia Bill Barr hiciera que los reporteros de CNN «fueran a la cárcel»

Cuando se filtraron noticias sobre una reunión a escondidas sobre Afganistán en el complejo Bedminster de Trump, Trump se quejó de que CNN informara que la cumbre se estaba llevando a cabo, escribe Bolton. El presidente le dijo al abogado de la Casa Blanca, Pat Cipollone, que llamara al secretario de Justicia, Bill Barr, sobre su deseo de «arrestar a los reporteros, obligarlos a pasar tiempo en la cárcel y luego exigir que revelaran sus fuentes».

MIRA: La campaña del presidente Donald Trump le exige a CNN que se disculpe por una encuesta

Jennifer Hansler, Jeremy Herb, Nikki Carvajal, Kevin Liptak, Holmes Lybrand, Zachary Cohen, Sarah Westwood, Maegan Vazquez, Jamie Crawford, Michael Conte y Marshall Cohen de CNN contribuyeron a este informe.