CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

Adiós, abuelo: una guía experta para hablar con los niños sobre la muerte de sus seres queridos durante la pandemia de coronavirus

Por Robyn Silverman

(CNN) — Las preguntas de mi hija comenzaron después de que un amigo de la familia se enfermó con covid-19.

«Si las personas están enfermas, simplemente pueden darles medicamentos para que mejoren, ¿verdad?», preguntó mi hija con la perspectiva esperanzadora de un niño de 11 años. «¿Pueden ir al hospital para que los médicos y las enfermeras puedan ayudarlos?».

Las preguntas surgieron de una actualización positiva que mi esposo dio sobre su amigo de las clases de artes marciales, John R. Cruz, un trabajador de primeros auxilios que recibe tratamiento en el Holy Name Medical Center en Teaneck, Nueva Jersey.

Él es uno de los afortunados.

Los desafíos de los hispanos en EE.UU. ante pandemia 2:37

No todos son tan afortunados. Ya hemos superado las 126.000 muertes relacionadas con covid-19 en Estados Unidos y más de medio millón de muertes en todo el mundo.

publicidad

Para los adultos estos números son impactantes. Para los niños, son insondables. Algunos ni siquiera pueden conceptualizar la noción de una sola muerte.

Es natural que los padres quieran proteger a los niños de los sentimientos de preocupación y angustia que experimentamos durante esta pandemia, pero décadas de investigación subrayan que ser honesto con los niños es la mejor manera de mitigar los sentimientos de ansiedad y confusión en tiempos de incertidumbre.

Incluso los niños pequeños son conscientes de los cambios en los estados emocionales de los adultos y notarán la ausencia de cuidadores regulares, incluidos los abuelos.

Entonces, ¿cómo hablamos con los niños sobre la muerte y el proceso de morirse durante la crisis del coronavirus? Estas son conversaciones difíciles, sin duda. Aquí hay seis principios guías, con instrucciones y diálogos de ejemplo, para tener en cuenta.

Bibliotecaria en EE.UU. envía libros por medio de drones 1:16

Evalúa qué es apropiado para la edad

Si bien los padres siempre deben ser honestos sobre la muerte, la información que divulguen puede diferir en cantidad y profundidad dependiendo de la edad de desarrollo de tu hijo.

¿Cómo sabes dónde la posición de tu hijo? Es una buena práctica seguir el ejemplo de tus hijos y responder sus preguntas sin ofrecer detalles adicionales que puedan abrumarlos. Si no sabes la respuesta, está bien admitirlo.

Los niños entre los 4 y 7 años creen que la muerte es temporal y reversible, puntuada por el hecho de que sus personajes de dibujos animados favoritos pueden morir y luego regresar al día siguiente para otro episodio.

Incluso después de explicar que «todos los seres vivos mueren» y «la muerte es el final de la vida», es normal que los niños pequeños pregunten: «¿Cuándo va volver esa persona?». Debes estaar preparado para recordarles, amablemente y con calma, que «una vez que un cuerpo deja de funcionar, no se puede arreglar» y «una vez que alguien muere, esa persona no puede regresar».

Los niños mayores maduran a partir de este «pensamiento mágico» a medida que entran en la adolescencia, cuestionando el significado de la muerte durante la adolescencia, y a menudo se ven a sí mismos como invulnerables. Es posible que quieran hablar contigo sobre por qué alguien murió y necesitan orientación sobre los recursos en los que pueden confiar para obtener información válida sobre el coronavirus y las muertes relacionadas con covid-19.

Pregúnteles a sus hijos, independientemente de su edad: «¿Qué han oído sobre el coronavirus y cómo alguien podría contraerlo? ¿Qué saben sobre lo que sucede cuando alguien se enferma?» Aclárales la diferencia entre el virus y la enfermedad y explícales quién tiene el mayor riesgo de enfermarse gravemente por covid-19.

Prepárate

Una conversación sobre la muerte, especialmente cuando estás informando sobre la muerte de un familiar o amigo cercano, es especialmente difícil. No quieres dejar escapar las noticias sin considerar cuidadosamente tus palabras. Tómate un tiempo para ordenar tus pensamientos y tomar un par de respiraciones profundas.

Pregúntate: ¿Quiero que otro adulto que me apoye mientras doy la noticia? ¿En qué parte de mi casa sería mejor hablar de esto con mi hijo? ¿Debería mi hijo tener un juguete especial o una manta reconfortante con él o ella cuando tengamos esta conversación?

Aunque es mejor discutir lo que sucedió con tu hijo antes de que alguien más se lo diga, tomarse unos minutos para calmarte y estar presente es importante para ti y para ellos.

Explica lo que sucedió

Si alguien en el mundo de tus hijos fallece por covid-19, asegúrate de decirles con honestidad, amabilidad, claridad y sencillez. Los expertos coinciden en que los padres deben evitar eufemismos como «nos fuimos a dormir», «la perdimos» o «fuimos a un lugar mejor» para evitar confusiones.

En cambio, podrías decir; «Cariño, ¿recuerdas que el abuelo se puso muy enfermo y ha estado en el hospital durante las últimas semanas? Sus pulmones dejaron de funcionar y no pudieron ayudarlo a respirar. Las enfermeras y los médicos trabajaron muy duro para intentar que el cuerpo del abuelo volviera a estar sano, pero él no podía mejorar. Estamos muy tristes y lo sentimos. El abuelo murió hoy».

Luego pausa y escucha. Es posible que debas repetir tus palabras por segunda vez, ya que la angustia puede dificultar que digieran la información.

Covid-19: cuatro formas para evitar la ansiedad infantil 1:54

Deja espacio para los altibajos del dolor

En un momento de sufrimiento, puede ser difícil saber qué decir. La honestidad sobre sus propias emociones les da a los niños permiso para ser abiertos sobre su propia confusión, tristeza, ira y miedo.

Puedes admitir: «Todo esto es muy difícil de entender, ¿no? Me siento triste y lloro porque extraño al abuelo».

No te sorprendas si algunos de los sentimientos de su hijo salen de una vez, mientras que otros pueden asomarse días y semanas después de la muerte de un ser querido. Está preparado para lo inesperado y entiende que, cuando los niños lloran, pueden estar llorando un minuto y jugando al siguiente. Esto es normal.

«El duelo no es un proceso lineal», dijo Joe Primo, presidente ejecutivo de Good Grief, en una entrevista en mi podcast «Cómo hablar con los niños sobre cualquier cosa».

Good Grief es una organización sin fines de lucro con sede en Nueva Jersey que brinda habilidades de afrontamiento saludable a los niños que lloran la pérdida de un miembro de la familia.

«El dolor es como una montaña rusa. Está arriba, abajo, por todos lados. Para niños y adultos por igual, cada día es diferente. Y como persona afligida, no tienes idea de cómo se desarrollará tu día».

Responde a sus preguntas

Muchos niños pedirán más información y querrán saber por qué sus seres queridos no sobrevivieron. Reitérales que tu ser querido tenía covid-19 y el equipo médico trabajó muy duro, pero la enfermedad hizo que el cuerpo ya no pudiera funcionar. Puedes contarle a tu hijo sobre complicaciones como el asma que dificultaron la respiración incluso antes del coronavirus.

También es normal que tu hijo pregunte si tú u otras personas en su vida se enfermarán o morirán de covid-19, por lo tanto, ten en cuenta las precauciones que tu familia está tomando para evitar la enfermedad.

«Estamos haciendo todo lo posible para mantenernos saludables. Nos estamos lavando las manos con agua y jabón, manteniendo nuestra casa muy limpia y alejada de los demás para evitar contraer el virus», es algo que podrías decir.

«También usamos máscaras y guantes cuando estamos en la tienda para comprar alimentos. Y no olvidemos que seguimos comiendo alimentos nutritivos, haciendo ejercicio y descansando bien para mantenernos fuertes».

Encuentra formas de conmemorar y honrar a tus seres queridos

Dado que el distanciamiento social hace que sea cada vez más difícil, si no imposible, llorar junto a sus seres queridos como lo hacemos normalmente cuando alguien muere, es imperativo que encontremos una manera de permitir que los niños se despidan y los recuerden. Los estudios han encontrado repetidamente que cuando los niños son parte de funerales y celebraciones de eventos de la vida, les va mejor.

«Los funerales tienen que ver con el luto», señaló Primo, «y el luto es un componente central de un niño que se adapta a su nueva norma, expresa su dolor y obtiene el apoyo de su comunidad». Sin estos marcadores tradicionales, encuentra otras formas de honrar a su ser querido.

Por ejemplo, ten una pequeña ceremonia en el hogar y conmemora la vida de la persona plantando un árbol, haciendo un proyecto de arte, leyendo un poema, elogiando y despidiéndote. También puedes recopilar cartas, homenajes en video y recuerdos de otros y compartirlos con tus hijos. Muchos han usado Zoom para recordar a los que murieron. Pregúntales a tus hijos: «¿Cómo les gustaría honrar y recordar a ___________?».

Esta conversación puede ser una de las más difíciles que tendrás con tus hijos, y una que, dados los números, será parte de la realidad de muchas familias a medida que afrontamos la increíble pérdida del coronavirus. Es estresante para todos los involucrados, para sus hijos y también para ti.

Continúa buscando el apoyo que necesitas para que tú y tus hijos puedan ser atendidos durante este momento difícil. Aun cuando debemos ser socialmente distantes, nadie debería tener que llorar solo.

 

— Robyn Silverman es especialista y autora en desarrollo infantil y adolescente. Es la presentadora del podcast «Cómo hablar con los niños sobre cualquier cosa».