CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

¿Aceptará la población la vacuna contra el coronavirus?

Por Dr. Elmer Huerta

(CNN Español) – En las próximas semanas, seis vacunas contra el coronavirus estarán entrando en la etapa crucial de pruebas: la fase 3. Pero, ¿será aceptada por la población mundial? En Estados Unidos, una encuesta arrojó que alrededor de un 50% por ciento de los encuestados estaría dispuesto a recibir las vacuna.

En este episodio, el doctor Elmer Huerta recuerda lo ocurrido con la vacuna de la gripe A-H1N1, habla de las poblaciones que menos se vacunan y del movimiento del grupo antivacuna.

Puedes escuchar este episodio en Apple Podcasts, Spotify o tu plataforma de podcast favorita, o leer la transcripción a continuación.


Hola, soy el Dr. Elmer Huerta y esta es su diaria dosis de información sobre el nuevo coronavirus, información que esperamos sea de utilidad para cuidar de su salud y la de su familia. Hoy veremos si, cuando la vacuna este disponible, será inmediatamente aceptada, o habrá gente que la rechace.

Sin duda que en esta época de pandemia, dos son los anhelos de la humanidad: tener un medicamento que logre curar la enfermedad, y/o una vacuna eficaz y disponible para todos.

La búsqueda del medicamento es aun elusiva, hasta el momento ninguna medicina ha logrado disminuir la mortalidad, ni mucho menos ha podido curar la enfermedad.

Por su lado, la búsqueda de la vacuna esta en buen camino. Como lo dijimos en el episodio del 21 de julio, a principios del mes de agosto, seis vacunas estarán entrando en su fase 3 de desarrollo, haciendo muy probable que se tenga una o mas vacunas para principios del 2021.

Siendo entonces la vacuna una medicina tan ansiada, uno esperaría que al estar disponible, la gran mayoría de personas estaría dispuesta a vacunarse. Pero sorprendentemente, eso no es así. Algunas encuestas a nivel nacional en Estados Unidos, han revelado que solo entre 50 y 57% de la gente estaría dispuesta a vacunarse.

De igual modo, en Alemania, solo el 50% estaría dispuesto a vacunarse, y en Inglaterra, una de cada tres personas rechazaría la vacuna, si estuviera disponible.

La gran pregunta es ¿Porqué? ¿Porqué razón, una vacuna tan esperada y que teóricamente es la solución preventiva mas prometedora a la pandemia, no seria inmediatamente abrazada por un gran sector de la población, de por lo menos los tres países mencionados. Debemos aclarar que no hemos sido capaces de encontrar encuestas sobre la aceptación de la vacuna en América Latina.

Una interesante revisión del tema por investigadores italianos, y publicada en la revista International Journal of Public Health del 11 de junio, empieza sugiriendo que el hecho de que una vacuna este disponible, no significa de que sea automáticamente aceptada por el público.

Por ejemplo, dicen, en el 2009, a pesar del susto por el que pasaba el planeta con la gripe A-H1N1, una vacuna estuvo lista y disponible, justo antes de la segunda ola epidémica. Sorprendentemente, las coberturas de vacunación fueron más bajas de lo esperado, variando entre 0,4 y 59% en 22 países.

Esa baja aceptación de una vacuna dirigida contra una infección de alto riesgo que esta devastando una gran parte de la población, ha sido denominada como la paradoja pandémica de salud pública, y es causada por un fenómeno llamado “vacilación a la vacuna”, el cual se define como la reticencia o negativa a vacunarse, a pesar de tenerse ya la ansiada vacuna.

De acuerdo a los autores, esa paradoja tiene múltiples causas, las que varían según el tipo de vacuna que se ofrece, la ubicación geográfica, el sistema de salud del país, la accesibilidad y disponibilidad de la vacuna; y puede ser desencadenada por factores emocionales, culturales, educativos, sociales y políticos.

Por ejemplo, una reciente encuesta de la Universidad Tufts, ha revelado que las personas afroamericanas son mas desconfiadas que las hispanas y anglosajonas, y que, en Estados Unidos, la aceptación de la vacuna se manifiesta de acuerdo a la preferencias políticas de sus habitantes, viéndose que 71% de los demócratas se vacunarían, mientras que solo 47% de los republicanos lo harían.

Sabiendo que la fortaleza de las vacunas en proteger a una población depende del número de pobladores que se vacunen, el hecho de que mucha gente no se vacune, podría comprometer la protección de la población general.

Por ejemplo, el Dr. Anthony Fauci, asesor científico de la Casa Blanca, dijo que si una vacuna con una efectividad del 70 a 75%, es recibida solo por tres cuartas de la población, la comunidad no recibiría la protección de grupo de la vacuna.

De acuerdo a los autores italianos, entre las razones por las que tanta gente muestra su desconfianza con la vacuna y no desea vacunarse, esta el prestigio de los laboratorios que la manufacturan. Dado el rápido avance en la tecnología, la gran mayoría de las más de 100 empresas que están manufacturando una vacuna son completamente desconocidas para el público general.

Otro importante factor, dicen también los autores, es la rapidez con la que la vacuna se esta desarrollando. Un público acostumbrado a saber que el desarrollo de una vacuna tome varios años en producirse, es natural que desconfíe de una vacuna que se esta desarrollando en unos pocos meses.

Eso, a pesar de que las salvaguardas de seguridad se están cumpliendo, y que buena parte del ahorro de tiempo de la producción de sus vacunas, esta en la fase preclínica de desarrollo. Por lo que se ha informado, las fases 1, 2 y 3 se están cumpliendo en calendario.

Por último, una de las principales razones para la desconfianza del público a la posible vacuna contra el covid-19, es el trabajo de los grupos antivacuna, quienes aprovechando de la enorme conectividad de que se dispone en la actualidad, han lanzado teorías de conspiración y falsas noticias que diseminan por los medios sociales, aprovechando de la desconfianza del público, especialmente en su seguridad.

Los expertos coinciden en que, con el mismo ahínco con que se esta trabajando en desarrollar una vacuna, debe trabajarse también en la información y educación de la población para que cambie sus actitudes y acepte la nueva vacuna cuando esta este disponible.

Sería decepcionante que se obtenga una vacuna que por no ser aceptada por una gran proporción de la población, no pueda proteger a los más vulnerables.

Envíeme sus preguntas por Twitter, intentaremos responderlas en nuestros próximos episodios. Puede encontrarme en @DrHuerta.

Si cree que este podcast es útil, ayude a otros a encontrarlo, calificándolo y revisándolo en su aplicación de podcast favorita. Volveremos mañana, así que asegúrese de suscribirse para obtener el último episodio en su cuenta.

Y para obtener la información más actualizada, siempre puede dirigirse a CNNEspanol.com. Gracias por su atención.


Si tienes alguna pregunta puedes enviarla al doctor Elmer Huerta a través de Twitter. También puedes dirigirte a CNNE.com/coronaviruspodcast para todos los episodios de nuestro podcast «Coronavirus: Realidad vs. ficción».