CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

Los CDC actualizan pautas para las escuelas en la pandemia de covid-19

Por Jen Christensen

(CNN) — Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. actualizaron su guía escolar el viernes. La actualización agrega más detalles a las pautas existentes que informarán mejor las decisiones de los administradores sobre la apertura de escuelas y limitar el riesgo, según el director de los CDC, el Dr. Robert Redfield.

Redfield dijo que la guía actualizada es el resultado de las discusiones que los CDC han estado teniendo con los distritos sobre cómo operar mejor durante una pandemia.

Las pautas actualizadas enfatizan la importancia de mantener las escuelas abiertas si es posible.

Niños, con menor riesgo

«Los muchos beneficios de la educación presencial deben sopesarse con los riesgos que plantea el covid-19», dijeron las directrices. La evidencia disponible de los países que han reabierto las escuelas mostró que el covid-19 «presenta un riesgo bajo para los niños en edad escolar, al menos en áreas con baja transmisión comunitaria».

Agrega que, en general, los niños tienen menos probabilidades de tener síntomas graves que los adultos. Sin embargo, el riesgo de los maestros, administradores escolares y otro personal «reflejará el de otros adultos en la comunidad» si se enferman, dijeron las pautas.

Aún se alienta a las escuelas a hacer adaptaciones para el personal y los estudiantes con mayor riesgo de enfermedad grave que limitarán su riesgo de exposición.

publicidad

También se alienta a las escuelas a dividir a los estudiantes y maestros en grupos distintos, si es posible, que permanezcan juntos durante todo el día escolar para el aprendizaje en persona. Los horarios alternativos o la programación escalonada también pueden ser una buena idea para limitar la interacción.

Las pautas alientan a las escuelas a desarrollar un protocolo para monitorear los datos locales de covid-19 en la comunidad para rastrear los niveles de transmisión y tomar decisiones sobre estrategias de mitigación y determinar si el cierre de escuelas puede ser necesario.

A la escuela como en el aeropuerto, con cámaras térmicas 3:44

Mantener seguras las escuelas abiertas

Se enfatiza la buena higiene de manos. Las estaciones de aprendizaje y las actividades deben tener menos estudiantes por grupo y los estudiantes deben colocarse a una distancia de 2 metros si es posible, aconseja el CDC.

Las antiguas pautas alentaban el uso de cubiertas faciales, pero decían que podrían ser «un desafío para los estudiantes». Si bien las pautas actualizadas mencionan el desafío para algunos estudiantes, particularmente los estudiantes más jóvenes o los estudiantes con asma, enfatiza que las cubiertas faciales de tela y las máscaras son «una de las muchas estrategias de mitigación importantes».

El uso constante de máscaras es más importante cuando los estudiantes, los maestros y el personal están en el interior y cuando el distanciamiento físico es difícil. Se debe recordar a las personas que no deben tocar la máscara y lavarse las manos o usar desinfectante de manos con frecuencia, dicen las pautas.

Puede ser preferible que los maestros de estudiantes jóvenes se cubran la cara con una cubierta transparente, por ejemplo, cuando enseñan a los estudiantes a leer. Las cubiertas transparentes para la cara también pueden ser útiles para los maestros que trabajan con estudiantes que están aprendiendo inglés y para estudiantes con discapacidades.

Cierran universidades, pero abren cines en EE.UU. 1:20

Mantener todo limpio

Se anima a las escuelas a aumentar la frecuencia de limpieza y desinfección de rutina.

También deben considerar la posibilidad de actualizar el sistema de ventilación u otras mejoras para aumentar la entrega de aire limpio. Cuando el clima lo permita, las escuelas deben abrir las ventanas y aumentar la circulación de aire exterior en la escuela. Los ventiladores pueden ayudar y las escuelas deben considerar hacer funcionar el sistema HVAC al máximo flujo de aire exterior durante dos horas antes y después de que la escuela esté ocupada. Sin embargo, las escuelas deben tener cuidado en áreas altamente contaminadas.

Un almuerzo diferente

Las cafeterías deben evitar ofrecer comidas o bebidas de autoservicio. Las comidas deben ser envasadas individualmente o envasadas previamente. Los artículos de servicio de alimentos como bandejas y utensilios deben ser desechables si es posible. Si es posible, se anima a las escuelas a que los niños coman al aire libre o en sus aulas, en lugar de en un comedor común.

Las escuelas deben proporcionar métodos de pago sin contacto si es posible, desinfectante de manos cerca de la caja y botes de basura con pedal y sin contacto.

Maestras convierten escritorios en autos contra covid-19 0:45

Las escuelas deben continuar asegurándose de que los estudiantes no compartan alimentos ni utensilios.

Viajes de estudiantes

Las escuelas deben limitar los viajes que no sean esenciales y deben considerar posponer o cancelar los programas de viajes internacionales para estudiantes.

Si el personal o los estudiantes usan el transporte público o los viajes compartidos, deben considerar un transporte que minimice el contacto cercano con otras personas, como andar en bicicleta, caminar o viajar en automóvil solo con miembros del hogar.

Cuando alguien se enferma

Los CDC continúa alentando a las escuelas a trabajar en estrecha colaboración con los líderes de salud pública y local si hay una persona infectada en el campus. En lugar de cerrar todo inmediatamente durante un largo período de tiempo, las pautas dicen que una opción es una suspensión inicial de clases a corto plazo y la cancelación de eventos y actividades después de la escuela, para que los líderes de salud pública puedan obtener el tiempo que necesitan para determinar cómo generalizadas son las infecciones.

Cuando las escuelas utilizan un sistema de cápsulas para mantener juntos a ciertos estudiantes, es posible que los administradores solo necesiten cerrar ciertas partes del edificio donde había estado una persona infectada. Si los funcionarios de salud locales recomiendan no cerrar el edificio, los líderes escolares deben limpiar a fondo esa área.

La decisión de suspender la escuela por completo debe tomarse caso por caso utilizando la información más actualizada sobre la pandemia, de acuerdo con las pautas, teniendo en cuenta el recuento de casos locales y el grado de transmisión en curso en la comunidad.

Comunicaciones claras

Si una escuela necesita cerrar, los administradores deben establecer criterios transparentes sobre cuándo la escuela suspenderá el aprendizaje en persona para frenar la propagación y también tener criterios transparentes sobre cuándo reabrirá la escuela.

Se anima a las escuelas a comunicarse de manera «regular» y «transparente» con el personal, los maestros, los estudiantes y las familias, incluso sobre los servicios de apoyo de salud mental disponibles en la escuela. Compartir hechos «contrarrestará la difusión de información errónea y mitigará el miedo», dijeron las directrices.

Las escuelas deben utilizar los sistemas de información existentes para la notificación diaria de detalles como el número de casos, el número de estudiantes que están ausentes, el número de visitas al centro de salud.

¿Abrir o no las escuelas? El ejemplo de 1918 1:18

Salud mental

Las escuelas deben ofrecer asesoramiento a distancia y garantizar la continuidad de los servicios de salud mental. Las escuelas también deben alentar a los estudiantes que se sientan abrumados y quieran hacerse daño a sí mismos o a otros a que llamen al 911 o a la Línea Nacional de Prevención del Suicidio, 1-800-273-TALK.

Las escuelas también deben considerar colocar letreros en la escuela para la línea directa nacional de emergencia que es 1-800-985-5990.

Inclusividad

Los CDC también agregó un lenguaje más inclusivo a sus pautas, enfatizando que las comunicaciones críticas deben ser accesibles para las personas con discapacidades y con un dominio limitado del inglés. Agregó una sección completa sobre cómo las escuelas deben adaptarse a los niños con discapacidades o necesidades especiales de atención médica, fomentando un enfoque personalizado o individualizado para los estudiantes que puedan necesitar la ayuda.

Las escuelas también deben asegurarse de que se les pregunte a los proveedores de servicios directos que trabajan con estos estudiantes si tienen síntomas de covid-19 y, si trabajan en otras escuelas, si hay casos positivos en esas aulas.

«Le debemos a los niños de nuestra nación asumir la responsabilidad personal de hacer todo lo posible para reducir el nivel de Covid-19, para que todos podamos regresar a la escuela de manera segura», dijo Redfield. «Las escuelas brindan un ambiente seguro para que los niños y nietos aprendan y crezcan académicamente, socialmente y emocionalmente, pero las escuelas no son islas en sí mismas. Están conectadas con las comunidades que las rodean».