CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Voto Latino

Voto Latino

Convención Nacional Republicana: lo bueno y lo malo de la primera noche

Por análisis de Chris Cillizza

(CNN) — La Convención Nacional Republicana comenzó el lunes por la noche y la mayor parte de la acción provino de un auditorio cerca de la Casa Blanca.

Aunque el presidente Donald Trump prometió una convención más optimista y brillante, en contraste con lo que su equipo criticó como una visión oscura y deprimente de Estados Unidos ofrecida por los demócratas la semana pasada, la mayoría de los discursos fueron todo lo contrario. El tono general fue que si Trump no es reelegido, seguramente vendrá la ruina.

A continuación, en mi opinión, los éxitos y las fallas de la noche que terminó.

Éxitos

* Nikki Haley: La exgobernadora de Carolina del Sur es vista como una candidata presidencial casi segura en 2024 y su discurso del lunes por la noche no hará nada para apaciguar ese rumor. De hecho, probablemente aumentará después de un discurso que fue, sin lugar a dudas, el punto culminante de la primera noche. «Ya sea que estés de acuerdo con su argumento o con la versión de los hechos, @NikkiHaley está dando, con mucho, el discurso más efectivo para @realDonaldTrump», tuiteó el exestratega en jefe de Obama, y ahora colaborador de CNN, David Axelrod. ¿La visión de Haley sobre Estados Unidos? Una política exterior vigorosa. Una creencia en la rectitud fundamental, y la virtud, de Estados Unidos. En resumen: una política exterior no muy diferente de la de Donald Trump, pero expresada en una retórica mucho menos exagerada y, por lo tanto, mucho más efectiva. Ella estuvo estupenda. Y dejó caer una línea que definitivamente escucharás en unos dos años y medio en Iowa: «Yo era una chica morena en un mundo blanco y negro».

Nikki Haley: Estados Unidos no es un país racista 9:25

* Tim Scott: El senador de Carolina del Sur contó bien su historia personal. Fue simpático, divertido –¡dijo que reprobó cívica en su primer año de secundaria! — y completamente identificable. El optimismo de Scott supuso un cambio sorprendente con respecto al tono enojado que adoptó Donald Trump Jr., quien lo precedió directamente en el escenario, y Kimberly Guilfoyle. (Mucho más sobre ellos a continuación). El golpe de Scott sobre «la cultura de la cancelación» también fue bastante exitoso, al señalar que algunos demócratas quieren que la gente crea que las cosas en este momento son peores que en 1860 o 1960. Para un partido que prometió optimismo y positividad y entregó muy poco de eso el lunes por la noche, Scott fue un cambio de ritmo efectivo y bienvenido. Además, esta línea de Scott: «Mi familia pasó del algodón al Congreso en una vida» podría ser la mejor de la noche.

publicidad
Tim Scott: Joe Biden va por sus bolsillos 1:48

* Jim Jordan: Nadie que haya observado cómo opera el congresista republicano de Ohio en el Capitolio esperaría que él fuera el mensajero elegido para presentar el lado más humano de Trump. Y, sin embargo, Jordan lo hizo. Aunque en la primera parte del discurso aplicó su característico y rápido desprecio a los demócratas, Jordan dio un giro para contar la historia de su sobrino muerto en un accidente automovilístico. Y cómo Trump se puso al teléfono con el padre del niño y lo consoló. Ese es un lado de Trump que casi nunca ves, la empatía no es su punto fuerte, contado por un tipo que generalmente no es una fuente de emoción.

* Andrew Pollack: Padre de una adolescente asesinada a tiros en Parkland, Florida, en 2018, Pollack contó la historia de la muerte de su hija, y por qué cree que las leyes de control de armas no tienen nada que ver con eso, de manera poderosa.

* «Woketopia»: Esta es la palabra que el representante de la Florida Matt Gaetz usó para referirse a cómo la izquierda liberal ve el mundo –y el mundo en el que quieren vivir. Lo admito, me hizo reír.

Fallas

* Kimberly Guilfoyle: SÓLO ME PREGUNTO POR QUÉ NADIE LE DIJO A GUILFOYLE QUE GRITAR TODO SU DISCURSO COMO SI ESTUVIERA EN MEDIO DE UN EVENTO MASIVO DE TRUMP NO FUNCIONA IGUAL CUANDO UNO HABLA EN UN AUDITORIO VACÍO. PORQUE, BUENO, SU DISCURSO CAYÓ EN ALGÚN LUGAR ENTRE EXTRAÑO Y ATERRADOR. LO CUAL NO CREO QUE FUERA LO QUE BUSCABA. (Nota al margen: si Guilfoyle no hubiera pronunciado su discurso, la alocución de Donald Trump Jr. podría haberse considerado exagerada. ¡Pero después de Guilfoyle, Don Jr. sonaba casi suave!)

Donald Trump Jr.: El Partido Comunista apoya a Joe Biden 3:37

* La «entrevista» de Trump con trabajadores de primera línea: Temprano en la noche, se emitió un video –¿no creo que fuera en vivo?– en el que el presidente entrevistó a un puñado de trabajadores de primera línea (enfermeras, camioneros, etc.). Trump nunca preguntó sus nombres y participó en algunas de las charlas más incómodas que he presenciado. (Y eso ya es algo viniendo de alguien que pasó la adolescencia como un anuncio ambulante de incomodidad social). Estaba muy claro que Trump se sentía profundamente incómodo al hacer las preguntas y luego escuchar. No es un papel con el que esté familiarizado; normalmente es él quien habla mientras otras personas escuchan. Además, ¿por qué estaban todos de pie? Es como si a quien se le ocurrió esta idea iba por un 10 perfecto en los Juegos Olímpicos de la Incomodidad.

* Charlie Kirk: Kirk, el fundador millennial de Turning Point USA, inició la convención de cuatro días con una nota decididamente extraña. Después de días de promesas de lo positivo que emanaría de la convención, Kirk tomó las cosas en una dirección muy diferente, sugiriendo que si Trump perdía, el fin de la civilización como la conocemos pronto llegaría. «El estilo de vida estadounidense está siendo desmantelado por un grupo de activistas amargados, engañosos y vengativos», dijo en un momento. Um, ¿de acuerdo? Para mí, simplemente se sintió desconectado en el tono, de principio a fin.

* Los McCloskey: Ya conocen a los McCloskey, la pareja armada que fue fotografiada defendiendo su casa de los manifestantes. Esta gente.

Bueno, fueron invitados a hablar en la convención republicana y fue como probablemente pensaste que sería. Nada bien. Gran parte de su discurso se sintió como si estuviera viendo una parodia de «Saturday Night Live» mientras Patricia McCloskey advertía repetidamente que «no importa dónde vivas, tu familia no estará segura en un Estados Unidos demócrata radical». Tácticas de miedo, ¿alguien? Además, que la pareja cerrara su discurso con un «Dios bendiga a Estados Unidos» al unísono fue la cereza en el pastel.

Discurso de la pareja que apuntó con armas a manifestantes 1:24