CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Televisión

La serie ‘This Is Us’ transcurre en torno a la actualidad, mientras introduce un nuevo giro

Por Brian Lowry

(CNN) — «This Is Us» se centra directamente en los eventos actuales, abordando la pandemia y, más concretamente, las consecuencias del asesinato de George Floyd y las posteriores protestas del movimiento Black Lives Matter. Sin embargo, el programa también cerró su estreno de dos horas con otro giro importante en la historia de la familia Pearson, lo que podría agregar a sus filas a un nuevo pariente perdido hace mucho tiempo.

El creador de la serie, Dan Fogelman, les dijo a los reporteros la semana pasada que se habría «sentido casi irresponsable» de no incorporar el coronavirus y lo que está sucediendo en el mundo en general en la historia de ficción, una elección que produjo algunos momentos fuertes y otros incómodos.

El mejor de ellos, involucra a Randall (Sterling K. Brown) lidiando no solo con la pandemia sino con la muerte de Floyd de una manera que lo carcomía lo suficiente como para alarmar a quienes lo rodeaban. «No me estoy desmoronando. No estoy teniendo una crisis nerviosa. Solo estoy realmente muy triste», le dijo a su esposa, Beth (Susan Kelechi Watson), al final del programa, a lo que ella le aseguró que la lucha continúa y «ese dolor no será para siempre».

Brown fue, como de costumbre, sensacional, ya que Randall lidiaba con temas que anteriormente se había mostrado reacio a discutir, incluso con sus hermanos y su terapeuta. La combinación de micro y macro colisionó con mayor éxito dentro de ese personaje, ofreciendo una base prometedora para la próxima temporada.

El giro de ‘This is Us’

Sin embargo, los momentos del panorama general tenían que equilibrarse con los específicos de la densa historia del programa, que, como suele ser el caso, sigue acumulando nuevas arrugas sobre las más antiguas de una manera que puede comenzar fácilmente a parecer un poco forzado.

publicidad

Eso incluyó, en el estreno en dos partes, una mirada retrospectiva a las circunstancias que rodearon el nacimiento de Randall y cómo terminó abandonado en el hospital, marcado por la asombrosa revelación de último suspiro (literalmente) de que su madre biológica, presuntamente muerta hace mucho tiempo, podría estar viva todavía.

Sí, la escena fue realmente sorprendente, pero después del regreso del padre biológico fallecido de Randall y el problemático tío de la familia, la perspectiva de otra reunión inesperada corre el riesgo de resultar repetitiva de una manera destinada a producir rendimientos decrecientes.

«This Is Us» ocupó un terreno más familiar con las tramas específicas de Pearson en los episodios iniciales, incluida la tensión continua entre Randall y su hermano Kevin (Justin Hartley), las preocupaciones sobre su madre (Mandy Moore) y su enfermedad de Alzheimer en etapa temprana, y la perspectiva de que Kevin se convierta en padre gracias al embarazo no planeado de Madison (Caitlin Thompson).

Tres temporadas más

NBC renovó el programa por tres temporadas en 2019, extendiendo su ejecución al menos hasta la primavera de 2022. Si bien su destino más allá de eso no está claro, la forma en que el estreno de la quinta temporada se replegó en el episodio piloto original se siente como preparar el escenario para comenzar a construir un final, aunque Fogelman ha perdido el tiempo con tanta frecuencia en visiones del futuro y el pasado, que claramente todavía hay muchas posibilidades sin explotar.

Por ahora, los fanáticos probablemente recibirán con agrado el regreso de uno de los dramas más populares y conmovedores de la televisión. Aquellos que ven los problemas y triunfos de los Pearson como una distracción de los suyos, encontrarán esa receta un poco más difícil con «This Is Us» fusionándose en el mismo camino lleno de baches que nuestra realidad actual.