CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

Una quinta parte de los pacientes con covid-19 recibe un diagnóstico psiquiátrico en los primeros 90 días del diagnóstico, sugiere un estudio

Por Katie Hunt

(CNN) — Las personas que han tenido covid-19 pueden presentar un mayor riesgo de ser diagnosticadas con un trastorno psiquiátrico como ansiedad o depresión, según un nuevo estudio.

Los investigadores analizaron los registros médicos de 69 millones de personas en EE.UU. entre el 20 de enero y el 1 de agosto. Los datos incluyeron a 62.000 personas que contrajeron covid-19, como parte de lo que los autores describieron como el estudio más grande hasta ahora sobre los vínculos entre el coronavirus y los desafíos de salud mental.

En los tres meses posteriores a practicarse la prueba positiva de covid-19, se encontró que casi uno de cada cinco sobrevivientes (18%) recibió un diagnóstico psiquiátrico. Esto es aproximadamente el doble de probable que para otros grupos de pacientes con diferentes enfermedades y afecciones analizados como parte del estudio durante el mismo período.

Avances de la vacuna de Pfizer, ¿creer o no creer? 1:16

Los investigadores de la Universidad de Oxford compararon los diagnósticos psiquiátricos en sobrevivientes de covid-19 con pacientes que tenían influenza, otras infecciones del tracto respiratorio, infecciones de la piel, grandes fracturas de huesos, cálculos biliares y cálculos renales.

Las probabilidades de ser diagnosticados con trastornos por covid-19 y psiquiátricos

«El estudio informa que los pacientes tienen un riesgo algo mayor de ser diagnosticados con una enfermedad psiquiátrica, principalmente ansiedad o depresión, luego de un diagnóstico de covid-19 que después de ciertos otros eventos médicos», dijo David Curtis, psiquiatra consultor retirado y profesor honorario de la University College de Londres y la Queen Mary University de Londres, respectivamente, en un comunicado.

«Por ejemplo, muestran que hay un 18% de posibilidades de obtener un diagnóstico psiquiátrico después de [ser diagnosticados con] covid-19, en comparación con el 13% después de la influenza», dijo Curtis, que no participó en la investigación, al Science Media Centre (SMC, por sus siglas en inglés) de Londres.

publicidad

«Es difícil juzgar la importancia de estos hallazgos. Estos diagnósticos psiquiátricos se realizan con bastante frecuencia cuando las personas se presentan a los médicos, y puede que no sea sorprendente que esto suceda con un poco más de frecuencia en personas con covid-19, que comprensiblemente pueden haber estado preocupadas que podrían enfermarse gravemente y que también habrán tenido que soportar un período de aislamiento».

El estudio, que se publicó en la revista The Lancet Psychiatry el lunes, no analizó las razones o los mecanismos que podrían explicar el vínculo entre contraer covid-19 y un diagnóstico psiquiátrico.

La pandemia impactará la salud mental en los próximos años 1:47

Podría explicarse por varios factores, incluido un efecto neurológico o biológico directo del virus, los medicamentos utilizados para tratarlo, la preocupación y la ansiedad causadas por contraer la enfermedad y preocupaciones más amplias sobre la pandemia, dijo el autor del estudio Paul Harrison, profesor de Psiquiatría en la Universidad de Oxford y el Hospital Warneford.

También es posible que los datos de los registros médicos electrónicos recopilados por TriNetX Analytics Network no capturaran adecuadamente los factores socioeconómicos o de comportamiento que podrían explicar el vínculo.

«Debemos ser cautelosos en nuestra interpretación y aclarar esta importante pregunta», dijo Harrison en una rueda de prensa.

La necesidad de obtener datos a largo plazo

En el período de entre 14 y 90 días después de un diagnóstico de covid-19, el 5,8% de los supervivientes en el estudio tuvo su primer diagnóstico registrado de enfermedad psiquiátrica, en comparación con el 2,5% al 3,4% de los pacientes en los grupos de comparación. Por lo tanto, los adultos tienen aproximadamente el doble de riesgo de ser diagnosticados recientemente con un trastorno psiquiátrico después de un diagnóstico con covid-19, según el estudio.

El estudio también encontró que tener un trastorno psiquiátrico el año anterior se relacionó con una mayor probabilidad de contraer covid-19. Este riesgo fue independiente de los factores de riesgo para la salud física conocidos del covid-19, como la obesidad, pero podría explicarse por posibles factores socioeconómicos.

Los investigadores no incluyeron los síntomas de salud mental que aparecieron durante las dos primeras semanas, como el delirio u otros deterioros cognitivos transitorios. Otros estudios han encontrado que el delirio y la agitación pueden ser comunes en pacientes hospitalizados con coronavirus.

Los expertos médicos dijeron que el estudio tenía limitaciones. En particular, el período de seguimiento fue de solo 90 días.

«¿Persiste la angustia cuando no hay proliferación de enfermedades infecciosas potencialmente mortales? Este estudio no ofrece datos a largo plazo; esto debería estar a la vanguardia de nuestras mentes al interpretar los hallazgos; no puede predecir los resultados psiquiátricos al año siguiente y no tiene en cuenta los preocupantes síntomas físicos posteriores al covid-19 que pueden ser angustiantes», dijo al SMC Jo Daniels, profesora de Psicología Clínica de la Universidad de Bath en Reino Unido.

El estudio, dijo Daniels, no señaló qué proporción de los sobrevivientes de covid-19 en el análisis tenían síntomas prolongados de coronavirus, que se sabe que están asociados con síntomas incapacitantes y angustiantes.

Dame Til Wykes, vicedecana de Psicología y Ciencias de Sistemas del Instituto de Psiquiatría, Psicología y Neurociencia del King’s College de Londres, dijo que necesitábamos desarrollar tantas formas diferentes y accesibles de apoyo a la salud mental como fueran posibles.

«Sabemos por pandemias anteriores que las dificultades de salud mental suelen seguir en los sobrevivientes, y este estudio muestra el mismo patrón después de covid-19, por lo que no es inesperado. Pero, aunque no es un hallazgo nuevo, los datos y la atención con el análisis nos da más confianza en sus resultados».