CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Política

Trump corteja a los líderes republicanos de Michigan en un intento por revertir las elecciones que perdió

Por Annie Grayer, Jeremy Herb, Kevin Liptak

(CNN) — El presidente Donald Trump invitó a legisladores estatales republicanos de Michigan a la Casa Blanca el viernes, según una persona familiarizada con el asunto. La convocatoria llega en el marco del esfuerzo del presidente y su equipo legal para hacer que se reviertan los resultados de la elección que perdió ante el presidente electo Joe Biden.

Trump también llamó a dos miembros republicanos de la junta de representantes electorales del condado de Wayne el martes para ofrecer su apoyo, dijo la persona, luego de sus idas y venidas en la votación para certificar los resultados de las elecciones del condado más grande del estado. Este es el condado que incluye Detroit. Los miembros de la junta presentaron declaraciones juradas el miércoles que buscan «rescindir» los votos que otorgaron para certificar el resultado de la elección.

Trump extendió la invitación el jueves por la mañana a los legisladores de Michigan a través de una llamada al líder de la mayoría republicana del senado estatal, dijo la persona familiarizada con el asunto.

La respuesta de Biden

La certificación suele ser una formalidad, pero Trump trata de bloquear o retrasar el proceso en estados clave como parte de un esfuerzo a largo plazo para revertir su derrota electoral a través del Colegio Electoral. El abogado de Trump Rudy Giuliani y otros aliados han sugerido que las legislaturas estatales que controlan los republicanos en los estados que ganó Biden deberían intentar retrasar la certificación para nombrar su propia lista de electores. Y de esa manera ignorar los votos populares de los estados por Biden.

Cuando se le preguntó sobre el acercamiento de Trump a los funcionarios de Michigan, Biden dijo el jueves: «va a ser otro incidente en el que pasará a la historia como uno de los presidentes más irresponsables de la historia de Estados Unidos».

publicidad

«Es simplemente indignante lo que está haciendo», dijo.

Giuliani en conferencia de prensa

Esta situación se produce en momentos en que las opciones del equipo legal de Trump para impugnar los resultados electorales en estados que el presidente perdió se evaporan rápidamente. Y a medida que los estados avanzan en la certificación de los resultados. Giuliani celebró una conferencia de prensa de 90 minutos el jueves en la que él y su equipo presentaron reclamos legales dudosos. También expusieron teorías conspirativas desacreditadas y no aportaron evidencia específica y creíble de fraude electoral.

«Esto es muy peligroso para nuestra democracia, ya que es un intento de frustrar la voluntad de los votantes mediante la presión política del presidente», escribió el experto en leyes electorales de CNN Rick Hasen en su sitio web. «Aunque es muy poco probable que funcione, es profundamente antidemocrático y una violación del estado de derecho. Es imperdonable», agregó.

Chris Krebs, el funcionario del Departamento de Seguridad Nacional despedido que había rechazado las afirmaciones de Trump de fraude electoral generalizado, tuiteó que la conferencia de prensa de Giuliani fue «la 1 hora 45 minutos más peligrosos de televisión en la historia de Estados Unidos. Y posiblemente los más locos».

Trump despide a encargado de seguridad de las elecciones 0:34

Legisladores de Michigan se comprometieron a honrar el voto popular

No está claro cuál será el mensaje de Trump a los legisladores republicanos de Michigan. Tanto el líder de la mayoría del Senado de Michigan, Mike Shirkey, como el presidente de la Cámara de Representantes, Lee Chatfield, han dicho que honrarán el voto popular de su estado. Y que no se desviarán del proceso de selección de electores en Michigan. Biden actualmente tiene una ventaja de 154.187 votos sobre Trump en el estado de los Grandes Lagos.

El 24 de septiembre, Shirkey llevó al Senado a aprobar una resolución para asegurar que los electores voten por el candidato con más votos certificados por los funcionarios electorales. «El Senado de Michigan se compromete con la selección de electores para el Colegio Electoral que serán fieles a votar por el candidato con más votos para presidente en Michigan según lo certificado por los funcionarios electorales de Michigan», se lee en la resolución.

Los argumentos de la campaña en la Justicia han fracasado rotundamente, y las demandas se retiraron o se desestimaron en Arizona, Michigan y Pensilvania.

Una fuente familiarizada con las ideas del presidente le dijo a CNN que Trump ha escuchado de una multitud de amigos y socios comerciales que lo han instado a que al menos deje que comience la transición, incluso si no quiere admitir el resultado. El presidente ha dicho que están «absolutamente equivocados», según la fuente.

Llamadas a los funcionarios de la junta de representantes electorales en el área de Detroit

En el condado de Wayne, los dos miembros republicanos de la junta de representantes electorales del condado recibieron llamadas de Trump el martes.

The Washington Post informó que Monica Palmer, uno de los miembros de la junta, recibió una llamada de aproximadamente dos minutos de Trump. Y dijo que no sentía presión para cambiar su voto.

«Recibí una llamada del presidente Trump, el martes tarde por la noche, después de la reunión», dijo Palmer al Post. «Se estaba contactando para asegurarse de que yo estaba a salvo después de escuchar las amenazas y el doxing que había ocurrido», contó.

Idas y vueltas en la certificación del condado

Los miembros de la junta del Partido Republicano en el condado de Wayne convirtieron en caos el proceso de certificación electoral típico el martes cuando inicialmente votaron en contra de certificar los resultados del condado. En ese momento dejaron a la junta en un punto muerto de 2-2.

Después de horas de presión pública y quejas de que estaban privando descaradamente del derecho al voto a cientos de miles de votantes de la ciudad de Detroit, de mayoría negra, los republicanos cambiaron sus votos. La certificación fue aprobada por unanimidad.

Pero entonces el miércoles Palmer y el miembro republicano de la junta William Hartmann enviaron declaraciones juradas al abogado del condado desautorizando sus votos anteriores para certificar el resultado. Sin embargo, dado que la fecha límite para la certificación del condado ya pasó, no está claro qué recurso legal o argumento legítimo pueden presentar estos dos funcionarios republicanos para revocar formalmente sus votos y anular la certificación.

«No existe un mecanismo legal para que rescindan su voto», dijo la portavoz de la Secretaría de Estado de Michigan, Tracy Wimmer. «Su trabajo está hecho y el siguiente paso en el proceso es que la junta estatal de representantes electorales se reúna y certifique», explicó.

«No hay base legal o fáctica para cuestionar su elección»

La secretaria de estado de Michigan, Jocelyn Benson, una demócrata, dijo en CNN el jueves que las llamadas de Trump a los miembros republicanos de la Junta de Electores del condado de Wayne eran «inadecuadas».

«Creo que es ciertamente inadecuado que cualquier candidato de cualquiera de los partidos intente interferir con lo que es una función muy apropiada, pero administrativa, de la junta de representantes electorales», dijo Benson. «No hay base legal o fáctica para cuestionar su elección», agregó.

Benson sugirió que la llamada de Trump influyó en los miembros de la junta del Partido Republicano. «Creo que ciertamente vimos una reversa de cambio de rumbo, por supuesto», dijo.

El vicepresidente demócrata Jonathan Kinloch dijo el jueves que la fecha de certificación del condado del 17 de noviembre es una fecha límite definitiva. Y que los votos de los miembros de la junta no se pueden cambiar después del hecho. Los funcionarios republicanos enviaron sus declaraciones juradas al condado, pero la acción se detiene allí. No han presentado ninguna demanda para intentar obligar al condado a convocar una nueva reunión.

«No hay más acciones que se puedan tomar con respecto a la certificación», dijo Kinloch a CNN. «Están haciendo un espectáculo debido a las presiones que están recibiendo», agregó.

Cuando el Post le preguntó si había discutido el conteo de votos presidenciales con Trump, Palmer dijo: «Es difícil para mí describirlo. Había mucha adrenalina y estrés en marcha. Hubo comentarios generales sobre diferentes estados, pero realmente no discutimos los detalles de la certificación (…). No fue una presión. Fue una preocupación genuina por mi seguridad».

CNN se ha comunicado con Palmer y Hartmann para obtener comentarios sobre las llamadas.

Próximos pasos en Michigan

El siguiente paso en Michigan es que la junta de representantes electorales del estado certifique los resultados de las elecciones. Esto está programado para la próxima semana. Esa junta incluye a dos republicanos y dos demócratas. La esposa de uno de los miembros republicanos de la junta, Norm Shinkle, presentó una declaración jurada en la que apoya la demanda de la campaña de Trump en Michigan.

Benson dijo el jueves que su oficina realizaría una auditoría que limite riesgos en todo el estado, así como auditorías del desempeño local de jurisdicciones individuales. Estas auditorías se planificaron con anticipación.

Benson mencionó específicamente que su oficina llevaría a cabo una auditoría de desempeño local en el condado de Wayne, algo que los miembros de la junta republicanos le pidieron que hiciera cuando certificaron los resultados el martes. Los dos republicanos, que desde entonces presentaron declaraciones juradas para anular sus votos, afirmaron que Benson dudaba en su promesa de completar una auditoría. Pero el anuncio del jueves de Benson descarta esas preocupaciones.

La campaña de Trump retiró su demanda en Michigan que alegaba irregularidades en la votación el jueves, incluidas las dos declaraciones juradas de los miembros de la junta republicana y tergiversando que los resultados de las elecciones del condado de Wayne no habían sido certificados.

Gloria Borger de CNN contribuyó a este reporte.