CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Venezuela

Declaran culpables y sentencian a los ejecutivos estadounidenses de Citgo en Venezuela

Por Vivian Salama

(CNN) — Seis ejecutivos petroleros estadounidenses que viajaron a Venezuela en 2017 y fueron arrestados por cargos de corrupción han sido declarados culpables, según una persona familiarizada con el caso.

Los empleados de Citgo Tomeu Vadell, Gustavo Cárdenas, Jorge Toledo, Alirio José Zambrano, José Luis Zambrano y José Ángel Pereira fueron condenados a entre 8 y 13 años de prisión, dijo la fuente.

Los esfuerzos para liberar al grupo, conocido como «Citgo 6», continuarán a pesar de la sentencia, según la fuente.

LEE: Ejecutivos estadounidenses de Citgo detenidos en Venezuela, en «peligro mortal» por pandemia, advierten familiares

¿Cómo comenzó el caso de los Citgo 6?

Los veredictos de culpabilidad ponen un alto a una saga de años que comenzó en noviembre de 2017 cuando los hombres recibieron una llamada del jefe del gigante petrolero venezolano PDVSA convocándolos a Caracas para una reunión presupuestaria de última hora.

Cuando llegaron, agentes de seguridad armados y enmascarados los arrestaron por cargos de malversación de fondos derivados de una propuesta nunca ejecutada para refinanciar unos US$ 4.000 millones en bonos de CITGO ofreciendo una participación del 50% en la empresa como garantía.

publicidad

En un comunicado enviado a CNN, Citgo dijo que los hombres están «angustiados de leer sobre este resultado» y «esperan una resolución que los lleve a su pronta liberación».

Las familias de los «Citgo 6», cinco de ellos ciudadanos estadounidenses y todos con raíces profundas en Texas y Luisiana, dicen que los hombres están detenidos en condiciones inhumanas, comparten celdas abarrotadas en una prisión de contrainteligencia militar y están sufriendo una pérdida de peso severa en un país plagado de escasez de alimentos.

Pero el caso se ha perdido de vista a medida que Venezuela se ha hundido aún más en la confusión y las relaciones entre este país y Estados Unidos se han desgarrado por el fuerte respaldo de la administración Trump al opositor Juan Guaidó en su batalla para derrocar al asediado presidente Nicolás Maduro.

Audiencias semanales

Dos de los hombres, Cárdenas y Toledo, quedaron en libertad bajo arresto domiciliario en julio después de una visita humanitaria a Caracas del exgobernador de Nuevo México Bill Richardson y un equipo de negociadores no gubernamentales.

Los hombres comenzaron a tener audiencias de juicio semanales en agosto después de más de dos años de detención.

Gabriela Zambrano Hill, hija de Alirio José y sobrina de José Luis, calificó las audiencias de «farsa» y expresó su preocupación por la posible exposición de los hombres al covid-19.

Carlos Añez, el hijastro de Toledo, le había dicho a CNN que esperaba que, al final, la audiencia llegara a una «resolución favorable y correcta».

En una declaración a principios de este mes, el secretario de Estado Mike Pompeo pidió su «liberación incondicional» y su regreso a Estados Unidos.

«Estos seis estadounidenses y sus familias ya han sufrido bastante; es hora de que Maduro deje de lado la política y permita que estas familias se reúnan», dijo.

«Nadie debe dudar del compromiso del presidente de traer a casa a todos los ciudadanos estadounidenses tomados como rehenes o detenidos injustamente en el extranjero».

«El enviado presidencial especial para Asuntos de Rehenes Roger Carstens, el representante Especial para Venezuela Elliott Abrams, y yo continuaremos con nuestra misión de asegurar la liberación del CITGO-6, y haremos todo lo posible para lograr ese objetivo», dijo Pompeo.

Jennifer Hansler y Paul LeBlanc de CNN contribuyeron a este informe.