CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
España

La Policía de España incauta más de 2 toneladas de cocaína escondidas en carbón, con conexión con Brasil y Paraguay

Por Jack Guy

(CNN) — La policía de España incautó más de dos toneladas de cocaína y arrestó a 12 personas presuntamente involucradas en una red de tráfico de drogas a gran escala con conexiones con Paraguay y Brasil.

Las autoridades investigaron la red, cuyos miembros habían intentado cubrir sus huellas estableciendo negocios legítimos, durante más de un año, según un comunicado de la Policía Nacional de España el lunes.

La investigación culminó con las detenciones y la incautación de 2.065 kilogramos (2,28 toneladas estadounidenses) escondidos en un cargamento de 40.000 kilogramos (44,1 toneladas estadounidenses) de carbón vegetal en el puerto de Algeciras, en el sur de España.

Las drogas estaban escondidas dentro de un contenedor de carbón enviado desde Paraguay.

A principios de 2020, la policía identificó a miembros de la organización con sede en las provincias de Murcia y Sevilla que estaban construyendo un negocio aparentemente legítimo importando decenas de contenedores de carbón vegetal de Sudamérica al puerto de Barcelona.

Sin embargo, las complicaciones por problemas de almacenamiento y la pandemia de coronavirus hicieron que el grupo trasladara sus operaciones al puerto de Algeciras en el sur de España a mediados de abril, dijo la policía.

La policía reconstruyó la estructura de la red, que incluía dos familias con miembros clave en Brasil y Paraguay que coordinaban los envíos de cocaína. Otros en Sevilla crearon negocios que parecían estar dedicados a la importación de carbón, arroz, melaza o productos médicos.

publicidad

La policía dijo que los líderes de la red reclutaron personas para que actuaran como fachada de las empresas para ocultar su participación, y un conocido blanqueador de dinero con sede en Valencia actuó como emisario entre ellos y los dueños de las empresas.

La policía dijo que la persona que lavó el dinero usó criptomonedas para esconder plata y se sabe que trabaja con «muchos grupos criminales de Europa del Este y Sudamérica» involucrados en el tráfico de drogas, armas y personas.

La sofisticación de la red hizo que la policía tuviera que intervenir más de 100 teléfonos y seguir a sospechosos en varias provincias españolas.

Durante el curso de la investigación, los agentes también registraron 16 viviendas y negocios, así como casi 200 contenedores enviados a España desde Brasil y Paraguay, se lee en el comunicado.

Los 12 han sido acusados, seis de ellos detenidos y seis liberados en condiciones específicas. Sus nombres no se han hecho públicos.