CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Argentina

Argentina

Las 24 preguntas de la Fiscalía para determinar si Maradona murió por negligencia médica

Por Ignacio Grimaldi

(CNN Español) — La Fiscalía General de San Isidro, a cargo de la investigación sobre la muerte de Diego Armando Maradona, ordenó a una junta médica responder 24 preguntas que servirán para determinar si el deceso del astro del fútbol fue producto o no de la negligencia de los profesionales que lo trataban.

Varios certificados de salud falsos, presuntamente firmados por los médicos tratantes de Maradona; cuestionamientos a la internación domiciliaria en la que el exfutbolista vivió sus últimos días; dudas sobre su estado psicológico para poder decidir de manera autónoma si dicha internación era la mejor opción, y falta de atención a la patología cardíaca son algunos de los elementos centrales que los investigadores analizan y que surgen del expediente al que accedió CNN a través de una fuente que forma parte de la causa. Estos puntos dispararon los interrogantes de la Fiscalía que investiga la posible comisión de un homicidio culposo.

La causa no tiene imputados formales pero siete personas han sido notificadas de que están siendo investigadas.

1. Doctor Leopoldo Luque

Sobre su relación profesional con Maradona, el neurocirujano declaró ante la Justicia: «No se advierte en mi accionar haber actuado en forma negligente».

2. Doctora Agustina Cosachov

publicidad

El abogado de la psiquiatra, Vadem Mischanchuk, dijo a CNN que su defendida «desde el punto de vista médico actuó con su mejor criterio».

3. Dahiana Madrid

Fue la enfermera de turno el día que murió Maradona. Su abogado defensor, Rodolfo Baqué, aseguró en diálogo con CNN que Madrid «no tuvo responsabilidad alguna en la muerte» de Maradona.

4. Ricardo Almirón

Fue otro enfermero que atendió a Maradona durante su última internación domiciliaria. Ante la Justicia declaró que él se encargaba de administrarle la medicación psiquiátrica. Criticó la falta de insumos de emergencia en la casa donde permanecía el exfutbolista y aclaró que durante su trabajo nadie le informó sobre otra patología que no fuera el cuadro de adicción al alcohol que sufría el 10. No respondió las reiteradas peticiones de comentarios de CNN.

5. Carlos Díaz

Fue psicólogo de Maradona. En conversación con CNN sostuvo que su objetivo era que Diego dejara las adicciones «y en el medio murió».

6. Nancy Forlini

Médica de la empresa prestataria de salud que brindó apoyo en la internación domiciliaria de Maradona. Consultada por CNN respondió que «no va a hablar».

7. Mariano Perroni

Coordinador del equipo de enfermería que atendía a Maradona. Ante la Justicia declaró que él no tenía cargo alguno con implicancia en el cuidado de la salud de Diego. CNN intentó comunicarse directamente con Perroni pero no ha sido posible.

Diego Armando Maradona falleció el 25 de noviembre en una casa ubicada en un barrio privado de la provincia de Buenos Aires. Permanecía allí en una internación domiciliaria, luego de haber sido operado de un hematoma subdural en la cabeza. El neurocirujano Leopoldo Luque y la psiquiatra Agustina Cosachov, considerados médicos tratantes del exfutbolista por los investigadores, firmaron junto con familiares suyos el alta de la Clínica Olivos y las condiciones que debía reunir la internación domiciliaria: asistencia de enfermería y acompañante terapéutico. Dos semanas después, Maradona murió.

MIRA: Investigación intenta reconstruir últimos momentos de Maradona

Desde entonces se abrió la investigación judicial. Hubo varias medidas de prueba entre las que se destacaron allanamientos, apertura de conversaciones telefónicas, pericias caligráficas, acceso a historias clínicas y declaraciones de personas cercanas al exfutbolista. La Fiscalía General de San Isidro, en Buenos Aires, reunió ese material desde noviembre y se lo remitió a la junta médica, cuya respuesta -se espera- sea fundamental para esta causa.

Los ejes de las preguntas de la Fiscalía a la Junta médica

La patología cardíaca

«Las causas de muerte se debieron a un edema agudo de pulmón secundario y a una insuficiencia cardíaca crónica reagudizada», según determinó la autopsia realizada al cuerpo de Maradona. La Fiscalía busca respuestas sobre la complejidad de la patología cardíaca, si era detectable con anterioridad y desde qué momento. El médico Alfredo Cahe, quien atendió a Maradona entre 1978 y 2009, declaró en sede judicial que en 2004 se le había detectado una cardiopatía al astro del fútbol. Por este motivo, Cahe sostuvo que «es muy simple detectar que hubo negligencia» ya que cree que el equipo médico tratante de Maradona controló la medicación psiquiátrica pero no la cardíaca. Luque dijo ante la Justicia que él y su equipo intentaban buscar «la mejor alternativa para que Diego pueda recuperarse de su adicción». Eso habría implicado, según el límite de las especialidades de Luque y Cosachov, trabajar con medicación psiquiátrica. El equipo tratante de Maradona no incluía un cardiólogo. Incluso, el enfermero Almirón admitió ante la Justicia que la medicación que se le suministraba al exfutbolista era psiquiátrica.

Antecedentes de atención médica en los últimos meses de vida

La Fiscalía intenta determinar si el cuerpo médico tratante de Maradona debió haberse informado, a través de la historia clínica del paciente, si este tenía antecedentes de patología cardíaca y actuar en consecuencia.

Leopoldo Luque tuvo acceso a la historia clínica de Maradona, según consta en el expediente. La habría conseguido mediante una supuesta autorización del exfutbolista en la que le permitía tener acceso a ella. Una pericia caligráfica determinó que las firmas de Maradona que aparecían en dicha solicitud de acceso a la historia clínica eran falsas, según consta en el expediente. El abogado de Luque, Julio Rivas, admitió tal falsedad pero no brindó más detalles ante la consulta de CNN.

Otra cuestión relacionada con la historia clínica que la Fiscalía investiga es una supuesta falsificación en otra documentación. La psiquiatra Cosachov escribió en la historia clínica que el 20 de octubre de 2020 había acudido al domicilio de Maradona para evaluar su estado de salud. Sin embargo, los registros de ingresos y egresos del barrio privado donde residía el exfutbolista no muestra que tal día Cosachov haya entrado al lugar. En consecuencia, la doctora es investigada por supuesta falsedad ideológica, confirmó una fuente con acceso directo a la causa. A pesar de esto, su abogado dijo a CNN que su defendida «no emitió ningún documento falso». Asimismo, de los chats analizados en el expediente surge que aparentemente Cosachov no podía asegurar que Diego estuviera despierto y orientado.

Chat entre Leopoldo Luque y Agustina Cosachov del 26 de octubre de 2020 (literal, sin edición):

20:01:46 Leopoldo Luque: Ahí me llamo Morla que quiere un certificado de que diego está orientado en tiempo y espacio

20:08:03 Agustina Cosachov: El tema es: está orientado?

El expediente muestra que tal certificado fue firmado el 20 de octubre, mismo día que la Fiscalía investiga la supuesta falsedad ideológica. Por su parte, el abogado de Maradona, Matías Morla, quien habría solicitado el documento, no contestó las consultas de CNN.

Externación de la Clínica Olivos

La junta médica deberá dilucidar si Maradona se encontraba en condiciones para recibir la externación y si gozaba de la autovalidez necesaria para poder decidir de manera autónoma iniciar una internación domiciliaria, según consta en los puntos de pericia.

El expediente muestra una contradicción entre dos personas cercanas a Maradona en relación con la internación domiciliaria. Un familiar del exfutbolista declaró que Luque les comunicó que la mejor opción era que Diego comenzara una internación domiciliaria y no en un centro de salud. Pero por otra parte, Luque explicó que la familia rechazaba cualquier internación compulsiva o intervención judicial y agregó que Maradona «se encontraba en pleno uso de sus facultades mentales».

Los chats que se encuentran en el expediente entre el psicólogo Carlos Díaz, quien también atendía a Maradona, y Cosachov darían cuenta de una situación distinta a la señalada por Luque.

9 de noviembre (dos días antes de firmar la externación):

15:21:10 Carlos Díaz: (…) no para de decir incoherencias, desvariando.

15:29:40 Agustina Cosachov: (…) alterna momentos de lucidez con confusión.

Condiciones de la internación domiciliaria

En este punto, la Fiscalía solicita a la junta médica determinar si el domicilio escogido para la externación de Maradona era adecuado y si se podía prescindir de elementos de emergencia. En este sentido, la declaración judicial del enfermero Ricardo Almirón fue muy crítica. Almirón aseguró haber solicitado monitores, tubos de oxígeno y cardiodesfibriladores para la internación domiciliaria que, según él, nunca fueron brindados. Según su visión, esos elementos deberían haber estado «no solo por el estado de salud de Diego sino que es algo recomendable» en una internación domiciliaria. Asimismo, Carlos Cotaro, quien fue acompañante terapéutico de Maradona, dijo ante la Justicia que tal domicilio «no era un lugar preparado para una internación domiciliaria». «No había nada. Ni un termómetro». Los médicos tratantes de Maradona nunca aclararon por qué faltaban dichos elementos de emergencia pero Luque explicó en su declaración judicial que la internación domiciliaria estaba preparada para tratar su alcoholismo crónico.

Equipo médico tratante

Una de las dos condiciones que habían sido firmadas por Luque y Cosachov para proceder con la internación domiciliaria era que participaran acompañantes terapéuticos para que Maradona no estuviera sólo durante el tratamiento. Sin embargo, tal como consta en el expediente, dos días después de iniciar la internación domiciliaria, los acompañantes terapéuticos fueron informados de que por unos días sus servicios no serían requeridos. La junta médica deberá evaluar si tal decisión fue correcta. Del expediente surge que fue Cosachov quien le comunicó esto al acompañante terapéutico Cottaro y que la decisión se debió a que Diego supuestamente necesitaba menos gente a su alrededor.

Chat entre Agustina Cosachov y Carlos Díaz del 14 de noviembre:

20:30:30 Carlos Díaz: Agus si sale bien Diego, esto puede ser algo que quede para la posteridad

20:30:38 Carlos Díaz: O perdemos matrícula y vamos en cana o nos convertimos en semidioses jajajaja

20:30:38 Agustina Cosachov: Te tengo fe

20:30:40 Agustina Cosachov: Nos tengo fe

Consultado por CNN, Díaz explicó que su mensaje en ese chat «fue una expresión metafórica porque así son las cosas con Maradona: o sos rey o te insulta todo el mundo. No había grises». Por su parte, el abogado de Cosachov aclaró que la respuesta de la psiquiatra responde a que «ella siempre tuvo fe en el tratamiento».

Además, la Fiscalía pidió analizar si se debió haber adoptado una conducta médica específica luego de una hinchazón aparentemente inusual en Maradona, registrada el 16 de noviembre. En aquel momento, la hinchazón fue desestimada.

Enfermería

Según lo que dejó asentado la enfermera Dahiana Madrid en sus observaciones del 25 de noviembre, a las 7:30 de la mañana la mujer escuchó deambular a Maradona dentro de su habitación. A las 9:20 a.m. la enfermera dejó sentado que el paciente se negaba «a tomarse controles de signos vitales».

En relación con el parte de Madrid, la Fiscalía le preguntó a la junta médica si hubiera sido correcto indicar una acción médica en caso de haber controlado los signos vitales en los momentos previos a la muerte de Maradona.

La junta médica comenzó su trabajo el lunes 8 de marzo. La Justicia estima que finalizará en abril. Para la Fiscalía, dichas respuestas serán fundamentales porque, según aseguró una fuente que participa de la investigación, «marcará una hoja de ruta para avanzar con imputaciones formales o descartarlas».