CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Juegos Olímpicos Tokio 2020 (2021)

Por qué los clavadistas olímpicos se duchan y usan esas pequeñas toallas entre saltos

Por Faith Karimi

(CNN) -- Los espectadores de los Juegos Olímpicos de Tokio aparentemente están un poco desconcertados por el comportamiento de los atletas en los eventos de salto o clavado olímpico.

Los clavadistas suelen salir del agua después de una zambullida e inmediatamente se dan una ducha rápida al lado de la piscina, aunque ya estén mojados. Luego se secan con pequeñas toallas, aunque se volverán a mojar en la próxima inmersión.

"¿Por qué los clavadistas se bañan después de cada inmersión?" ha sido una de las principales búsquedas de Google sobre los Juegos Olímpicos en la última semana.

Entonces, ¿por qué? A medida que continúan los eventos de salto en plataformas esta semana, hablamos con Jacob Brehmer, entrenador de buceo de Ball State University en Indiana, para obtener algunas respuestas.

Por qué los clavadistas se bañan

Según Brehmer, la respuesta se reduce a una cosa.

"Los clavadistas se duchan entre inmersiones, por lo general, solo para mantenerse calientes a sí mismos y a sus músculos", dice. Por lo general, se enjuagan con agua más caliente que la de la piscina.

publicidad

Las piscinas de buceo bajo techo como la del Centro Acuático de Tokio deben mantener la temperatura del agua a al menos 26 grados Celsius (78,8 grados Fahrenheit), según la FINA, el organismo rector que establece las reglas para las competiciones internacionales de deportes acuáticos.

"Por lo general, después de que un clavadista realiza una inmersión, tendrá que esperar una buena cantidad de tiempo antes de su próxima inmersión", dice Brehmer. "La... temperatura del aire en la terraza de la piscina puede ser un poco fría, por lo que la ducha puede ayudar a mantener los músculos calientes. Los clavados son un deporte tan preciso y rápido, si el clavadista se enfría un poco y se tensa, realmente podría afectar su desempeño".

la clavadista Ingrid Oliveira de Brasil se da una ducha después de competir en la preliminar de plataforma de 10 metros de clavados femeninos en los Juegos Olímpicos de Tokio el 4 de agosto.

Por qué usan toallas diminutas

Mantener el calor es también una de las razones por las que los nadadores y clavadistas usan toallas diminutas llamadas chamois —que se pronuncia "shammy"— en los eventos importantes.

Las toallas son portátiles y extremadamente absorbentes de agua, lo que permite a los clavadistas secarse rápidamente y mantenerse calientes, dice Brehmer.

Permanecer seco también significa inmersiones más seguras y competitivas.

"Cuando los clavadistas están dando vueltas en el aire, se agarran de las piernas y aprietan con mucha fuerza", dice. "Si sus piernas están mojadas, entonces existe una buena posibilidad de que... sus manos se resbalen y salgan de la inmersión temprano, lo que podría resultar en lesiones y casi siempre puntuaciones más bajas".

La clavadista olímpica Quan Hongchan de China compite en la final de saltos de plataforma de 10 metros femeninos durante los Juegos Olímpicos de Tokio el 5 de agosto.

¿Por qué pegan sus cuerpos con cinta adhesiva?

Los clavadistas olímpicos realizan acrobacias alucinantes en piscinas profundas a alta velocidad, y mantener sus músculos sanos es una parte crucial de su éxito.

Cualquier estrés en el movimiento de los músculos puede dar lugar a resultados drásticos. Esa es otra razón por la que algunos clavadistas usan cinta adhesiva en las rodillas, la espalda o los hombros.

Es similar a la cinta que usan los jugadores de voleibol de playa, tenistas y otros atletas.

"Básicamente, solo proporciona un poco de apoyo adicional y puede aliviar el dolor en músculos, articulaciones y ligamentos", dice Brehmer.

En un deporte altamente competitivo donde la más mínima ventaja puede significar la diferencia entre una medalla y terminar sexto, muchos atletas no dejan nada al azar.