CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Colombia

Historia de las FARC en Colombia: del conflicto hasta la desmovilización y la disidencia

Por Germán Padinger

(CNN Español) -- Una larga historia: 57 años después de su fundación, y tras cinco del final del proceso de paz que llevó a su desmovilización, las Fuerzas Revolucionarias de Colombia (FARC) fueron retiradas a finales de noviembre de la lista de organizaciones terroristas extranjeras de Estados Unidos.

Y aunque algunos sectores disidentes de la antigua guerrilla, que no aceptaron el Acuerdo de Paz y continúan en la clandestinidad, fueron incluidos en la misma lista, la salida de las FARC es un paso más hacia la conclusión del violento conflicto civil en Colombia que lleva casi seis décadas y ha involucrado a diferentes grupos guerrilleros, paramilitares y agentes estatales.

Solo desde 1985 se han contabilizado 8,2 millones de desplazados internos en Colombia debido a este conflicto, según Human Rights Watch, y un total de 267.565 muertos entre 1958 y 2020, de acuerdo con el Centro Nacional de Memoria Histórica de Colombia (CNMH)

¿Pero de dónde vienen las FARC, cuál es su historia reciente y en qué estado se encuentran ahora?

Esto dicen exguerilleros de las FARC a cinco años de los acuerdos de paz 2:07

Historia de las FARC en Colombia

(Crédito: LUIS ROBAYO/AFP/Getty Images)

Los orígenes de las FARC se remontan al período de conflicto civil en Colombia entre 1948 y 1953 —conocido como "La Violencia"— que comenzó con el asesinato de Jorge Eliécer Gaitán, candidato del Partido Liberal, seguido las revueltas enmarcadas en el Bogotazo, como recuerda el (CNMH).

publicidad

"Este hecho, desencadenaría una violenta guerra entre los partidos Conservador y Liberal que llevaría a Colombia a experimentar una década de inestabilidad política y persecución contra intelectuales, artistas e investigadores", señala el CNMH.

A la dictadura militar de Gustavo Rojas Pinilla (1953-1957) le siguió el retorno desde el exilio de liberales y conservadores, y en este contexto se crearon en 1964 las dos guerrillas más importantes de Colombia: las FARC y el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

En el caso de las FARC, sus orígenes se encuentran en Tolima, una zona campesina que vio mucha violencia y el surgimiento de comunidades de autodefensa en aquellos años, como señalan Juan Guillermo Ferro Medina y Graciela Uribe Ramón en su libro "El Orden de la Guerra" .

El germen de las FARC provendría de uno de estos grupos, de acuerdo con los investigadores de la Pontificia Universidad Javeriana, escindido de los liberales para declararse comunistas, y maduraría durante como resistencia a la Operación Soberanía del ejército de Colombia en Marquetalia.

Las palabras de Íngrid Betancourt a exmiembros de FARC 4:59

En las décadas siguientes no pararía de crecer, y en su pico de 2008 se cree que llegó a contar con unos 35.000 miembros, de acuerdo con el investigador James J. Brittain en su libro "Revolutionary Social Change in Colombia".

El largo conflicto con el Estado colombiano

Las FARC comenzaron a organizarse a partir de 1966 como un movimiento revolucionario dedicado a la guerra de guerrillas, con su propio Estado mayor, y en 1982 el grupo adaptó su nombre al de Fuerzas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) y elaboró estrategias para intentar extender su influencia por fuera de sus territorios de origen e intentar tomar el poder, reconstruyen Ferro Medina y Uribe Ramón.

La década de 1980 vio también el surgimiento de grupos paramilitares y bandas narcotraficantes, que se sumarían al conflicto ya existente entre guerrillas y estado. Crímenes como el asesinato, el secuestro —incluyendo el de la excandidata presidencial Ingrid Betancourt, que estuvo en cautiverio de las FARC entre 2002 y 2008—, la extorsión y los atentados contra la infraestructura productivas se hicieron corrientes.

Sobre el rol de los paramilitares, la analista Claudia López (hoy alcaldesa de Bogotá) menciona en su libro de 2013 "Adiós a las FARC. ¿Y ahora qué?" tres formas de considerarlos: como parte de la estrategia contrainsurgente del Estado colombiano que se salió luego de control por la influencia del narcotráfico; como grupos autónomos liderados por señores de la guerra y dedicados a buscar recursos económicos; o bien como grupos autónomos con sus propias ideas de organización estatal.

También las FARC, que se atrincheraron en grandes territorios, recurrieron en diferentes momentos de su historia al tráfico de drogas para financiarse, y fue designada como organización terrorista por Estados Unidos y luego la Unión Europea.

Investigan a las FARC por la explosión en Cúcuta 2:45

Durante el gobierno de Belisario Betancur en Colombia, se inició una era de acercamientos con las FARC conocido como Acuerdos de La Uribe, que llevan a la creación del partido Unión Patriótica para la participación política de combatientes de la guerrilla.

Una seguidilla de asesinatos contra líderes de la Unión Patriótica y la posterior Operación Casa Verde del Ejército contra la base de las FARC en 1990 terminarían con este proceso de paz, pero en años siguientes hubo varios intentos más de llegar a un acuerdo, en medio de recrudecimientos de la violencia y operaciones del ejército.

El Acuerdo de Paz de 2012 y la desmovilización

El Ministerio de Defensa de Colombia estima que el 5% de las FARC son disidentes y no se acogerán a los acuerdos de paz de La Habana. (Crédito: LUIS ROBAYO/AFP/Getty Images)

(Crédito: LUIS ROBAYO/AFP/Getty Images)

Tras un nuevo intento fallido de acordar la paz en 2002, durante el gobierno del presidente Andrés Pastrana, que llevó a la formación de la Zona de Distensión, en 2012 las autoridades colombianas y las FARC volvieron a reunirse para intentar poner fin al conflicto.

Durante cuatro años las negociaciones entre el gobierno de Juan Manuel Santos y las FARC, lideradas por Rodrigo Londoño, alias "Timochenko", avanzaron en La Habana, con Cuba y Noruega como garantes, hasta en 2016 finalmente firmaron el Acuerdo de Paz.

El cese del fuego entró en vigor el 29 de agosto y la histórica firma entre Santos y Timochenko tuvo lugar el 26 de septiembre.

Al Acuerdo de Paz le quedaría, sin embargo, un obstáculo más: en el plebiscito celebrado el 2 de octubre para refrendar las negociaciones, triunfó el "No".

Así fue la firma del acuerdo de paz en Colombia hace 5 años 0:43

Pero tras incorporar propuestas de los partidarios del "No" a una nueva versión del acuerdo, en 2017 se abrieron las puertas a la participación política de los miembros de las FARC y comenzó la desmovilización y entrega de armas.

De acuerdo con datos de la Misión de Verificación de las Naciones Unidas en Colombia, hasta 2020 se habían desmoviliado 13.394 miembros de las FARC, 10.293 hombres y 3.101 mujeres.

Disidencias

Pero no todos los combatientes de las FARC aceptaron el Acuerdo de Paz.

Incluso desde su entrada en vigor en 2017, frentes de las FARC no aceptaron la desmovilización, que consistía en acudir a las zonas veredales, entregar las armas e iniciar el tránsito hacia la vida legal.

Policía Nacional detiene a disidente de las FARC en Cali 1:21

Conocidos como disidentes, estas facciones no reciben ninguno de los beneficios del Acuerdo de Paz y siguen siendo considerados actores al margen de la ley.

En 2016 se hablaba especialmente del Frente 1 "Armando Ríos" (450 miembros) y el Frente 7 (300 miembros), dedicados al narcotráfico y minería criminal en Meta y Guaviare, de acuerdo con un reporte de la Procuraduría de Colombia.

REPORTAJE ESPECIAL: Los últimos días armados de las FARC 12:35

En 2017 disidentes incluso secuestraron a un funcionario de la ONU en Colombia.

Y en 2019 los veteranos guerrilleros de las FARC alias Iván Márquez, Jesús Santrich, El Paisa y Romaña, aparecieron en un video anunciado que pasaban a la disidencia y que retomarían las armas.

Al respecto, a comienzos de diciembre el director general de la Policía Nacional de Colombia, general Jorge Luis Vargas, dijo que existía una alta probabilidad de que "El Paisa", alias de Hernán Darío Velásquez Saldarriaga, haya muerto en Venezuela como resultado e una disputa interna.