(CNN Español) - Ariel Castro, el secuestrador de tres jóvenes en Cleveland, compareció este jueves ante el juez, donde fue imputado de cargos.

El juez solicitó una fianza de 8 millones de dólares por  los delitos (cuatro cargos de secuestro y tres de violación).

Los hermanos de Ariel Castro, Onil y Pedro, no recibieron cargos porque hasta ahora no hay “evidencia” de que fueron cómplices con la retención de las tres mujeres.

Es la primera audiencia en la que aparece Castro ante la corte municipal de Cleveland, tras su detención el lunes pasado.

La Fiscalía solicitó mantener en prisión a Ariel Castro para "preservar la paz de la comunidad". En el caso de que saliera en libertad bajo fianza pidió que no tenga ningún contacto en absoluto con las tres jóvenes a las que secuestró.

Castro tenía un seguro por desempleo, no tenía cuentas pendientes con la justicia y vivió 39 años en la zona donde mantuvo cautivas a tres mujeres por una década.

De acuerdo con las autoridades, el hombre de origen puertorriqueño sometió a las mujeres a tribulaciones, golpizas y violación sexual, en un periodo en que ellas nunca estuvieron libres.