Historia de la marihuana en Estados Unidos
21 enero 2014
05:12 PM ET

¿La marihuana es más o menos perjudicial que el alcohol?

Por Jen Christensen y Jacque Wilson, CNN

(CNN) — "Fumé marihuana cuando era un muchacho, y lo veo como un mal hábito y un vicio, no muy distinto a los cigarrillos que fumé cuando era joven y a lo largo de gran parte de mi vida adulta".

"No creo que sea más peligrosa que el alcohol", dijo el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, al editor de The New Yorker, David Remnick.

Si estás viendo esta nota en tu móvil, mira aquí la galería.

El alcohol es una sustancia adictiva legal para las personas de 21 años o más en Estados Unidos.

Por otro lado, la marihuana es ilegal en casi todo el mundo.

Si comparamos sus efectos secundarios, este es el balance:

Adicción

Las cualidades adictivas del alcohol están bien documentadas. Las personas con síndrome de abstinencia por el alcoholismo pueden presentar ansiedad, depresión, dolores de cabeza, insomnio, náusea, fiebre e incluso convulsiones.

Las cualidades adictivas de la marihuana aún no se entienden completamente. El Instituto Nacional de Abuso de Drogas de Estados Unidos (NIDA) estima que el 9% de las personas que usan marihuana se volverán adictas a esta sustancia. Para efectos de comparación, la cocaína engancha a aproximadamente el 20% de quienes la consumen.

"Hay una clara evidencia de que, en algunas personas, el consumo de la marihuana puede conducir a síntomas de abstinencia, incluidos insomnio, ansiedad y náusea", escribió el corresponsal médico de CNN, el médico Sanjay Gupta.

"Incluso al considerar esto, es difícil defender que tenga un alto potencial para el abuso".

Conducir bajo su influencia

Incluso los conductores ligeramente "tocados"; conductores con un nivel de alcohol en la sangre de 0.01%, lo que significa que bebieron no más de un trago, son 46% más propensos a ser culpados por un accidente cuando chocan con un conductor sobrio, según un nuevo estudio.

Aún se delibera sobre el impacto de las personas que consumen marihuana y conducen. En los primeros estudios se mostró que la marihuana tenía un ligero impacto en las habilidades psicomotoras necesarias para conducir, pero estos estudios fueron vistos como limitados debido a que se realizaron en situaciones de laboratorio.

Las personas que conducen bajo la influencia de la marihuana tienen casi el doble de probabilidad de causar un accidente que los conductores sobrios, según una revisión reciente de un estudio publicada en la revista British Medical Journal. Las personas que consumen marihuana en combinación con otras drogas o con alcohol también presentan un mayor riesgo de choque, según investigaciones.

El 'monchis' y la barriga cervecera

Parece lógico pensar que el alcohol te hará ganar peso. Un trago de licor tiene aproximadamente 100 calorías y una cerveza, 150. Además, el alcohol reduce tus inhibiciones, lo que te alienta a comer pizza y nachos sin ninguna vergüenza.

También se supone que la marihuana provoca mucho apetito por alimentos ricos en carbohidratos, un fenómeno conocido como "monchis".

Sin embargo, algunos estudios sobre si el alcohol o la marihuana realmente causan aumento de peso son contradictorios.

En un estudio con más de 19.000 mujeres en un periodo de 12 años se mostró que quienes bebían alcohol con moderación en realidad pesaban menos que quienes no lo hicieron. En otros se vinculó a la obesidad con el alcoholismo: los bebedores frecuentes parecen tener un mayor riesgo.

Los fumadores de marihuana parecen ser más delgados que quienes no fuman. Las tasas de obesidad son menores en aproximadamente un tercio de las personas que fuman marihuana al menos tres veces a la semana, comparadas con las que no consumen marihuana en lo absoluto, según un estudio publicado en la revista American Journal of Epidemiology.

El deseo está ahí…

Beber reduce tus inhibiciones y ciertamente puede hacerte sentir más relajado en situaciones sociales. Pero esta desinhibición también puede conducirte a participar en comportamientos sexuales riesgosos, según estudios. El sexo sin protección puede aumentar tu riesgo de contraer una enfermedad de transmisión sexual (ETS) y aumentar tus probabilidades de un embarazo no planeado.

Y aunque sirve como lubricante social, beber alcohol en realidad te deshidrata. El cuerpo necesita cierto nivel de hidratación y flujo sanguíneo para la excitación sexual, así que beber demasiado dificulta la erección en los hombres y la lubricación natural en las mujeres.

La marihuana puede tener un impacto similar al alcohol en reducir tus inhibiciones y tu ansiedad, pero en algunos estudios se mostró que los hombres bajo su influencia tienen mayores dificultades para encontrar placer en el sexo.

En un par de estudios se encontró que los hombres que consumen marihuana regularmente tenían más problemas con la disfunción eréctil y necesitaban medicamentos para contrarrestar ese efecto secundario. No hay estudios similares en los que se analice la satisfacción sexual de las mujeres cuando consumen marihuana.

Riesgos de salud a largo plazo

Con el paso del tiempo, beber puede conducir a desarrollar enfermedades hepáticas, problemas neurológicos, problemas psiquiátricos y puede aumentar tu riesgo de varios tipos de cáncer.

Fumar marihuana es más peligroso que fumar cigarrillos, según especialistas. El alquitrán en los porros contiene una concentración mucho mayor de los químicos vinculados con el cáncer de pulmón, en comparación con el alquitrán del tabaco. Y fumar marihuana deposita cuatro veces más alquitrán en los pulmones que el tabaco, según el NIDA.

Las altas dosis de marihuana también pueden causar reacciones psicóticas, como alucinaciones y paranoia, en algunas personas. Las personas más jóvenes con un historial familiar de esquizofrenia tienen un mayor riesgo de desarrollar el trastorno después de consumir marihuana, según se mostró en siete estudios.

Muerte

El consumo de alcohol provoca 2.5 millones de muertes en todo el mundo al año, según la Organización Mundial de la Salud. Algunas de estas muertes son por enfermedad hepática, intoxicación y accidentes vehiculares.

La marihuana afecta tus reflejos y dificultar tus habilidades motoras, así que puede provocar muertes por accidentes automovilísticos.

En un estudio se encontró que los consumidores de marihuana tienen un aumento de 4.8 veces de riesgo de un infarto en la primera hora después de fumar, debido al efecto de la droga en tu ritmo cardíaco.

Pero los científicos creen que una sobredosis de marihuana es altamente improbable. En un estudio se encontró que era seguro que los animales consumieran aproximadamente un 30% de su peso corporal en cannabis sin tener una sobredosis; lo que equivale a que una persona de 72 kilogramos consuma 21 kilogramos de marihuana.


Secciones: Barack Obama • Enfermedades • Salud • Vida