(CNN en Español) - El procurador general de la República Mexicana, Jesús Murillo Karam, aseguró en un comunicado de prensa en el hangar de la marina que la detención de Joaquín 'El Chapo' Guzmán se produjo a las 6.40 de la mañana y fue impecablemente lograda por la secretaria de marina y en la que "no se disparó ni un sólo tiro".

En la rueda de prensa, en la que se mostró a los medios a El Chapo Guzmán, mientras era trasladado a un helicóptero blindado, explicó cómo transcurrió el operativo de la detención que se saldó con 13 detenidos 43 vehículos intervenidos, de ellos 19 blindados, 16 casas y cuatro ranchos incautados hasta ahora y se "ha desarmado" a algunos colectivos de delincuencia del país".
El procurador aseguró que la operación se llevaba desarrollando desde el pasado 13 de febrero y que logró llevarse a cabo gracias a las últimas tecnologías de geolocalización de las llamadas telefónicas de varios miembros del clan en Mazatlán.

"Entre el 13 y 17 de febrero se localizaron algunos de los pisos de seguridad en los que se refugiaba el señor de la droga más buscado del mundo". Las viviendas estaban conectadas entre ellas por medio de túneles que conectaban las siete casas y que tenían también un enlace con el alcantarillado de la ciudad.

"Las puertas de las casas en las que estaba refugiado eran de acero y mientras los agentes intentaban abrirlas el día 17, logró fugarse por los túneles", explicó.

Según explicó Murillo Karam, tras esos días hubo momentos en los que pudo ser detenido pero se encontraba en lugares públicos. "La prudencia evitó que la detención se llevara a cabo por no poner en riesgo a la ciudadanía y se esperó al momento más adecuado sin un solo disparo. No hubo un solo daño, ni un solo perjudicado", aseguró.

Además, concluyó que con esta detención son ya los 75 objetivos prioritarios que se han fijado en México para luchar contra droga "y seguiremos trabajando para consolidad la paz para todos los mexicanos", concluyó.

Tras la rueda de prensa El Chapo desfiló ante los medios esposado y escoltado por dos miembros de la marina y fue introducido en un helicóptero para trasladado a una cárcel de seguridad sin aclarar a cuál.