(CNN Español) - La organización Médicos sin Fronteras (MSF, por sus siglas en francés) ha alertado que lentamente se están acabando las reservas de suero antiofídico, el antídoto que se usa para combatir los efectos de la mordedura de serpiente.

Según un comunicado de la página oficial del organismo, la farmacéutica Sanofi que produce Fav-Afrique, el único antídoto seguro y efectivo para tratar la mordedura de diferentes tipos de serpientes de la zona Sub-Sahariana de África, dejó de fabricar el producto en 2014. El último lote de este suero expirará en 2016 y no habrá antídoto disponible para dos años.

"Decenas de miles de personas seguirán muriendo innecesariamente de mordedura de serpiente a menos de que la comunidad internacional tome acción para asegurar que el antídoto esté disponible", dice MSF.

Cada año cerca de 5 millones de personas son mordidas por serpientes, de las cuales 100.000 mueren y 400.000 quedan permanentemente discapacitadas o desfiguradas, según cifras de Médicos sin Fronteras. La mayoría de las víctimas viven en áreas rurales donde no hay centros médicos cercanos, y muchos de ellos son niños.

En la región del África Sub-Sahariana, 30.000 personas mueren por mordedura de serpiente cada año y cerca de 8.000 sufren amputaciones por la misma causa. "El número de víctimas aumentará una vez las reservas se agoten el próximo año", advierte la organización.