(CNN) - En la tierra del sol de medianoche y de la aurora boreal, en el ecosistema más frágil del planeta, encontrarás la universidad más septentrional del mundo.

Estudiantes de todo el mundo acuden al espectacularmente remoto Centro Universitario de Svalbard (UNIS), el cual se encuentra a una latitud de 78 grados al norte, en el Océano Ártico, a medio camino entre Noruega y el Polo Norte.

Su presencia revela cómo un creciente número de personas quiere incorporar el viaje internacional –incluso hasta un lugar remoto y potencialmente hostil– en sus estudios.

Esto también podría cambiar la forma en que este rincón del Ártico aprende a aprovechar al máximo el turismo.

Ahora hay 600 estudiantes y 75 empleados... un enorme aumento desde que la universidad empezó en 1993, con una entrada de 30.

El UNIS tiene su sede en Longyearbyen, una comunidad noruega de 2.000 residentes, en el archipiélago desmilitarizado de Svalbard.

Rusia es el otro país único que tiene un poblado permanente en la región.

El poblado más septentrional del mundo

Llegar aquí conlleva volar al Aeropuerto de Svalbard.

Mi llegada fue en plena luz brumosa del verano... aunque era alrededor de la medianoche.

Tomé un autobús que luego de un recorrido de tres kilómetros me llevó hasta Longyearbyen, el poblado más septentrional del mundo.

Durante mucho tiempo, esta ha sido una comunidad de minería del carbón, pero su baja rentabilidad y las preocupaciones por el medio ambiente han llevado a cerrar muchas minas, con la consiguiente alta tasa de desempleo.

Hay mucho en juego en el éxito del UNIS.

Fiordos, valles y glaciares

Podrías querer hacer planes para llevar a cabo una visita al campus el próximo verano. Agosto es la temporada más amigable para el viajero.

La ubicación de la universidad es sorprendente... el valle glaciar de Longyeardalen, bañado por un fiordo helado sereno, en una minúscula ciudad completamente encerrada en las montañas incrustadas dentro de la nieve.

Los distantes glaciares gigantes brillan con la luz del sol del final del verano.

Mi visita es en agosto, la temporada más amigable para los viajeros para una circunnavegación de 11 días del archipiélago por barco, saliendo desde Longyearbyen.

Estudios del Ártico

Cursos como geofísica ártica, geología y biología atraen a los estudiantes de ciencias naturales de universidades afiliadas de todo el mundo para un semestre de cuatro meses.

El UNIS está a punto de ofrecer su primer programa de estudios completo con título o programa de maestría como parte de la expansión prevista.

Para muchos estudiantes universitarios, el Ártico es su primera experiencia del trabajo de campo práctico al aire libre.

Este es una parte fundamental de los estudios aquí, y los estudiantes con los que hablé se sienten privilegiados de hacerlo en un entorno tan excepcional.

Un semestre resulta ser muy poco tiempo... muchos regresan para estudios posteriores o como profesores.

"Hemos tenido barbacoas nocturnas y caminatas bajo el sol de media noche del verano", dice el estudiante de geofísica del ártico, Tom Simmons, de Inglaterra.

"No puedo esperar a ver la aurora boreal y la noche polar perpetua. Ya he decidido aplicar para el semestre de primavera también".

La extracción de petróleo del Ártico

Estudio y aventura. Un creciente número de estudiantes desea ambas cosas aquí.

Los paisajes congelados del Ártico están atrayendo la atención de todo el mundo, al considerar que Shell desechó la controvertida perforación para buscar petróleo como algo poco económico, una medida que los ecologistas vieron como una victoria.

La conversación del cambio climático se centra en esta región prístina pero frágil.

"Dada la belleza de los alrededores, ya me siento conectado con Svalbard", dice el estudiante de geofísica, Stijn Van der Waal, de Holanda.

"Hemos estado escuchando sobre el cambio climático y, como científico, definitivamente me inquieta".

Las investigaciones realizadas por los estudiantes de aquí tienen el poder de influenciar la política industrial.

"La mayoría de la investigación universitaria es altamente especializado para Svalbard", dice la gerente de información del UNIS, Eva Therese Jenssen.

"Un estudiante publicó su investigación acerca de la floreciente vida submarina durante la oscuridad del invierno".

"Un estudiante de maestría presentó sus hallazgos sobre la introducción de especies desconocidas por el flujo de pasos de visitantes. Ahora están considerando un procedimiento de limpieza en el Aeropuerto de Svalbard".

Trineos para perros y motos de nieve

Las condiciones no podrían ser más extremas, con temperaturas invernales que caen hasta -15 grados centígrados (5 grados Fahrenheit) en una ciudad sin conexiones por carretera por ningún lugar.

Los lugareños viajan en trineos jalados por perros y motos de nieve –cuatrimotos sobre esquís– para navegar sobre hielo panorámico.

Al estudiante Paul Petersik, de Alemania, le encanta.

"Voy a conseguir una moto de nieve para viajar más allá de este poblado", dice. "Me encanta la espontaneidad con el aire libre y Longyearbyen es una plataforma de lanzamiento de viajes de ensueño".

El día uno en el UNIS es distinto del inicio de la universidad en cualquier otro lugar.

La primera lección es la seguridad, con entrenamiento en armas de fuego.

La ley exige que cualquiera que salga de Longyearbyen lleve un rifle.

Los osos polares, los depredadores más grandes del mundo que cazan activamente a los seres humanos, se pueden encontrar en cualquier lugar.

"Animamos a los estudiantes a explorar independientemente esta región especial y los equipamos para que estén a salvo", dice Jenssen.

Petersik recuerda un viaje inolvidable para acampar a un lado de un lago congelado en las montañas: "Un oso polar había sido divisado en un valle al lado del lago, por lo que tomamos turnos para permanecer despiertos para estar en guardia contra un oso polar".

"Una mañana, ya iba tarde para UNI porque estaba atrapada en mis barracas por renos que estaban afuera de mi puerta", dice la estudiante de geología, Svenja Rudolph.

Eso no la desalentó, ella ya aplicó para otro semestre.

Centro mundial de investigación

El gobierno de Noruega ha inyectado subsidios en las últimas minas operativas en Svalbard, lo cual también mantiene la política de poblados de Noruega en el archipiélago ártico.

Pero con los rumores de cierre, las perspectivas de la región están en la cuerda floja.

La universidad puede ser fundamental para asegurar el futuro de Longyearbyen.

Ya se están llevando a cabo negociaciones para hacerse cargo de un cuartel de minas de carbón en las cercanías de Svea, si la mina dejara de producir.

"Si esto ocurre, el UNIS podría ampliar las instalaciones para convertirse en un centro de investigación, lo cual atraería a los científicos a nivel mundial para estudiar el precioso ecosistema ártico y más allá", dice Jenssen. "Cuanto más sabemos, más podemos protegerlo".

"También significaría empleos, turismo y más ingresos".

En Longyearbyen, la universidad más septentrional del mundo, las lecciones de supervivencia son parte del plan de estudios.

Al ofrecer más programas de educación y la diversificación de los cursos, la universidad tiene la esperanza de crear conciencia acerca del medio ambiente ártico.

Durante mis 11 días circunnavegación en Svalbard, conocí al antiguo estudiante del UNIS, Mario Placidi Spring, quien ahora es un guía de expedición.

Él recibió el curso de un año para convertirse en guía de la naturaleza ártica.

"Los turistas en Svalbard están bien informados, por lo que el curso me enseñó las 'arduas habilidades' de las excursiones de varios días en los glaciares y el senderismo, al mismo tiempo que enseña a educar a los clientes acerca de temas que afectan a la región", dice. "Este pone de manifiesto la difícil situación del Ártico".

Expansión para el éxito

Para dar paso a cambios, el UNIS está expandiendo tanto su edificio principal como el alojamiento para los estudiantes.

"Arctic 2030" es el nuevo programa de subvenciones de Noruega destinado a la inversión en el Polo Norte.

Se espera que la universidad sea fundamental para Longyearbyen y su población, mucho después de la minería del carbón.

Las investigaciones realizadas por los estudiantes se centrarían en el medio ambiente circundante.

Para el Ártico, esto no puede llegar lo suficientemente pronto.

Centro Universitario de Svalbard (UNIS), Longyearbyen

La fecha límite de inscripción para el semestre de primavera es el 15 de octubre

Anisha Shah es periodista y fotógrafa que se especializa en destinos turísticos emergentes. Después de seis años como periodista para la radio y la televisión de BBC, ella ahora trabaja de manera independiente y ha publicado trabajos a través de medios que incluyen CNN, Africa Geographic, BBC Travel y Huffington Post.