(CNN) - La fusión del reactor en la planta nuclear de Fukushima Daiichi, golpeada por un devastador tsunami en 2011, debió anunciarse mucho antes, admitió esta semana TEPCO, el operador de la planta.

En un comunicado, Tokyo Electric Power Company (TEPCO) dijo que la declaración pública de la crisis se debió haber hecho pocos días después de la catástrofe.

Pero no se reveló que se había producido una fusión hasta casi dos meses después.

Más de 160.000 personas fueron evacuadas de la zona cercana a Fukushima, el peor accidente nuclear desde el desastre de Chernobyl de 1986.

La compañía dijo que las regulaciones internas -que indican que se debe declarar una fusión si el daño al núcleo del reactor es superior al 5%- no se siguieron.

El daño a uno de los núcleos de los reactores superó el 50% en los tres días después del tsunami, pero TEPCO no reconoció la fusión hasta meses después.

A pesar de que no le dijo al público hasta mayo, TEPCO dijo que había informado al gobierno de la crisis en curso en los días posteriores al desastre, como lo requiere la ley.

"Nos disculpamos por los grandes inconvenientes y preocupación" causada por la demora, dijo TEPCO.

TEPCO admitió previamente en un informe de 2012, que se restó importancia a los riesgos de seguridad en la planta de Fukushima por temor a que las medidas adicionales llevarían a una suspensión de la planta y ocasionaría más ansiedad pública e incremento de los movimientos antinucleares.