(CNN) - ¿Cuándo fue la última vez que desempolvaste tu casa?

Tu respuesta puede revelar mucho sobre tus hábidos en casa, pero lo que encontró un nuevo estudio podría mantener a muchos con equipo de limpieza y sanitizantes cerca todo el tiempo.

Investigadores de la Universidad George Washington dicen que 45 químicos tóxicos se encuentran comunmente en el polvo de la casa de los estadounidenses y que 10 de ellos están en el 90% de los hogares.

"Queríamos identificar qué químicos estaban presentes en cantidad más elevada en casas, dijo el doctor Ami Zota, una profesora de salud medioambiental quien dirigió el estudio. "Algunos químicos estaban virtualmente en todas las muestras de polvo".

Para revelar a qué toxinas estamos expuestos en la comodidad de nuestras propias casas, el equipo de Zota analizó todos los estudios que se han hecho en ambientes interiores en Estados Unidos desde el año 2000. Ellos buscaron la presencia de químicos tóxicos y los dividieron en cinco clases de químicos, de los cuales dos son encontrados de forma más común que el resto: ftalatos y retardantes.

"Muchos de los primeros 10 caen en esas dos categorías", dijo Zota.

Pero cuando se analizó el alcance de los químicos a los que estamos expuestos, las pequeñas cantidades pueden sumar, afirmó.

Al acecho en el polvo

Los químicos encontrados en las muestras de polvo vinieron de varias cosas que se encuentra en una casa, incluyendo productos de vinil, como suelos, además de cosméticos, productos de bebé, muebles y esmalte de uñas.

Para entender cómo entran esos químicos a tu casa, ayuda el entender dónde se usan. Los ptalatos hacen el plástico más suave y más flexible, por lo que pueden estar en materiales de PVC como suelos, persianas y empaques de alimentos. Los retardantes de incendios ayudan a cumplir con los estándares de flamabilidad que requieren las aseguradoras y las regulaciones contra incendios.

Los otros tres casos de químicos encontrados en muestras de polvo incluyen fenoles ambientales, usualmente usados como preservadores en productos de cuidado personal como el shampoo, los químicos fluorados para tratamiento de manchas y repelentes de agua para tapicería, alfombras, ropas, sartenes antiadherentes y fragancias.

Solo un químico usado en fragancias fue objeto de este estudio, lo que significa que hay muchos químicos que muy probablemente están presentes en el polvo, indicaron los investigadores. "Conocemos muy poco sobre los riesgos de salud de esas fragancias", dijo Zota.

Pero los investigadores dicen que es más sobre la cantidad de exposición. Por ejemplo, los ptalatos son detectados en las cantidades más grandes en el estudio, pero los químicos en los retardantes tienen "la ingesta estimada más alta", lo que significa que son más propensos a entrar al cuerpo.