La moneda fue descubierta en una excavación del Monte Sion, al sur de la Ciudad Vieja de Jerusalén, donde un equipo de la Universidad de Carolina del Norte en Charlotte.

JERUSALÉN (CNN) - Arqueólogos han descubierto en Jerusalén una moneda de oro que tiene la cara de Nerón, el emperador romano que se volvió famoso por tocar su lira mientras ardía Roma.

La moneda muy probablemente fue acuñada entre los años 56 y 57 después de Cristo, según los investigadores. Los romanos tomaron el control de la ciudad en el año 63 antes de Cristo, luego de lo que se le conoció como el asedio de Jerusalén.

"La moneda de excepcional porque es la primera vez que una moneda de ese tipo se ha encontrado en Jerusalén en una excavación científica", dijo Shimon Gibson, codirector de la excavación.

"Las moneras de este tipo se encuentran usualmente en colecciones privadas, donde no tenemos una evidencia clara con respecto al lugar de origen".

Una cara de la moneda, conocida en latín como aureus, muestra la cara de Nerón como César. Muchos emperadores romanos tomaron el título de César o Augusto como sinónimo de emperador.

Las letras alrededor del filo dicen "NERO CAESAR AVG IMP", refiriéndose a su nombre y posición. El reverso muestra una corona de olivo con las letras "EX S C" y "PONTIF MAX TR P III", lo que permitió a los arqueólogos conocer la antigüedad de la moneda.

Oro de alta calidad

La moneda fue descubierta en una excavación del Monte Sion, al sur de la Ciudad Vieja de Jerusalén, donde un equipo de la Universidad de Carolina del Norte en Charlotte ha estado excavando durante el verano.

"Debido a que es oro, no hay erosión", dice Rafael Lewis, profesor de arqueología de esa universidad. "Puedes ver el nombre de Nerón, el hecho de que fue un emperador, y todo está allí. Cada pieza de información es clara. A diferencia de las monedas de bronce y plata, esta no se erosiona".

"El oro también es de muy alta calidad. Estamos hablando de 24 quilates", dijo Lewis. "El 99% de la moneda es de oro".

La ubicación del descubrimiento sugiere que las grandes casas de la zona pudieron haber pertenecido a la rica casta eclesiástica, dice Gibson, y que la moneda pudo haber venido de una de esas casas.

Gastador pródigo

No hay evidencia de que Nerón visitó alguna vez Jerusalén, dijo Gibson.

Nerón fue emperador de Roma de los años 54 al 68 después de Cristo, luego de asumir el poder como adolescente. Él fue conocido por ser un gastador pródigo, a veces en sí mismo, a expensas de la población romana, así como por su crueldad. El historiador romano Tácitus reportó que Nerón inclusive mandó asesinar a su madre y a su esposa.

Nerón gobernó durante el gran incendio de Roma del año 64 después de Cristo, cuando partes de la ciudad ardieron por cinco días. Muchos romanos lo hicieron responsables del incendio, escribió Tácitus, creyendo que, al quemar la ciudad, podría reconstruirla a su gusto.