(CNN) - Las fuerzas iraquíes retomaron el control de una base militar clave en el país. 

El campo militar de Gazlani, en las afueras de Mosul, fue liberado de militantes de ISIS, dijo a CNN un portavoz militar iraquí.

Las banderas de Iraq ondean ahora en los edificios de la base militar estratégica, situada cerca del aeropuerto de la ciudad, dijo el coronel Mohamad Bayzani, del Comando Conjunto de Operaciones, citando un comunicado.

De acuerdo con Bayzani, hubo muchas bajas de ISIS en la batalla, y una gran cantidad de armamento del grupo yihadista fue destruida. La declaración fue emitida en nombre del comandante de las fuerzas iraquíes de Nínive, el general Abdul Rashid Amir Yarallah.

Las fuerzas iraquíes todavía están trabajando para asegurar completamente todas las áreas alrededor del aeropuerto y los complejos del campamento Ghazlani.

El control del aeropuerto de Mosul, primer objetivo clave en la segunda fase de la ofensiva para expulsar a ISIS de la ciudad, fue recuperado la noche del jueves.

El aeropuerto, que fue en gran parte destruido por ISIS, está ahora totalmente bajo control de la Policía Federal de Iraq, dijo el coronel Abdel Amir Mohamed.

Las fuerzas iraquíes lanzaron una nueva ofensiva para retomar la parte occidental de la ciudad el domingo, después de declarar, a finales de enero, que el oriente había sido liberado.

Se espera que el control total sobre Mosul tarde algún tiempo. Recuperar el este de la ciudad tomó más de tres meses.

El este y el oeste están divididos por el río Tigris, y los ataques aéreos de la coalición liderada por Estados Unidos han dañado los cinco puentes que conectan las dos partes en un esfuerzo para contener a los militantes en el oeste.

La ofensiva para retomar Mosul comenzó en octubre en una unión extraordinaria de las tropas y milicias iraquíes en representación de los grupos minoritarios étnicos y religiosos que a menudo se han destacado en lados opuestos de la historia de Iraq.