(CNN) - El presidente de la Comisión Europea Jean Claude Juncker dijo que espera que Reino Unido regrese a la Unión Europea, a pesar de aprobar el brexit en el referendo del año pasado.

Después de una reunión con líderes de países de la Unión Europea, Juncker les dijo a los periodistas que no le gusta el brexit “porque me gustaría estar en el mismo barco de los británicos. Llegará el día en el que los británicos regresen al barco, espero”.

“Pero el brexit no es el fin de la Unión Europea, ni el fin de todo nuestro desarrollo, o de las ambiciones continentales. Tuve la impresión al hablar en privado con colegas y escuchar el debate que tuvimos en la sala, que contrario al brexit, hay un estímulo para que otros continúen”.

La primera ministra Theresa May no estuvo presente en el calendario completo de las reuniones en las que otros líderes discutían el futuro del bloque europeo una vez Reino Unido salga de la Unión Europea.

Miles de peticiones

Entre tanto, el negociador del brexit en el Parlamento Europeo, Guy Verhofstadt, sugirió que a los ciudadanos británicos se les deberían dar la opción de mantener los beneficios de la ciudadanía europea.

En una entrevista con la BBC, Verhofstadt dijo que ha recibido miles de cartas y correos electrónicos de ciudadanos británicos que le han dicho que no quieren perder su “relación con Europa”.

Verhofstadt representa al Parlamento Europeo en las negociaciones del brexit. Michel Barnier es el principal negociador de la Unión Europea.

La primera ministra Theresa May había dicho previamente que espera garantizar los derechos de la Unión Europea en el Reino Unido, siempre y cuando la Unión Europea garantice los mismos derechos para los británicos que viven en Europa.

Sin embargo May sufrió su primera derrota en lo que respecta al brexit el pasado miércoles por los derechos de los ciudadanos de la Unión Europea que viven en el Reino Unido.

Los miembros de la Cámara de los Lores, la Cámara alta del Parlamento británico, votaron a favor de una enmienda para que a los ciudadanos de la Unión Europea que residían legalmente en el Reino Unido se les garantizara el mismo estatus después de que el país abandonara el bloque continental.

La medida fue aprobada por 358 votos a 256 en esta Cámara, donde el Partido Conservador de May no tiene mayoría.

El proyecto de ley enmendado debe ser devuelto a la Cámara de los Comunes, lo que podría amenazar la fecha límite del 31 de marzo que se impuso Downing Street para activar el Artículo 50, el inicio formal del proceso del brexit. En febrero, en la Cámara de los Comunes, los diputados aprobaron el proyecto de ley sin modificaciones después de asegurarse de que los derechos de los ciudadanos de la UE estarían protegidos.

El brexit no es el fin de la Unión Europea, ni el fin de todo nuestro desarrollo, o de las ambiciones continentales

Jean Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea