(CNN) - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, planea reunirse con el canciller ruso, Sergey Lavrov, el miércoles, según su agenda.

La reunión tendrá lugar a las 10:30 am, hora del este de EE.UU., en la Oficina Oval y será cerrada a la prensa, según la Casa Blanca.

Lavrov tenía planeado estar en Washington el miércoles para reunirse con el secretaria de Estado, Rex Tillerson. Tillerson y Lavrov se reunirán el miércoles temprano para hablar de Ucrania, Siria y cuestiones bilaterales, anunció el Departamento de Estado anunció.

Además de las tensiones geopolíticas entre Washington y Moscú, las reuniones entre Tillerson y Lavrov, y ahora entre Trump y el canciller ruso, llegan en un contexto de recriminaciones sobre la presunta injerencia de Rusia en las elecciones de 2016 y el despido del director del FBI James Comey.

Comey, que fue destituido el martes, era el responsable de la investigación para determinar los vínculos de los miembros del equipo de campaña de Trump con Rusia.

No obstante, la administración Trump atribuyó el despido de Comey a su manejo de la investigación sobre el servidor de correo electrónico privado de la candidata demócrata Hillary Clinton, pero los demócratas ridiculizaron esa idea, haciendo un paralelo con los despidos de la era Watergate.

La ex fiscal general interina Sally Yates testificó el lunes que alertó a la Casa Blanca a principios de este año de que el entonces asesor de seguridad nacional Michael Flynn podría ser "chantajeado por los rusos".

Su testimonio llevó de nuevo la historia de los supuestos vínculos de la campaña Trump con Rusia a los titulares.

En una entrevista la semana pasada, Trump se negó una vez más a acusar a Rusia de tratar de influir en la elección de 2016 mediante hackeos informáticos y otros medios, a pesar de que existe un consenso abrumador entre la policía y las agencias de inteligencia de Estados Unidos sobre el tema.

Trump y el presidente ruso, Vladimir Putin, también hablaron por teléfono la semana pasada sobre la guerra en Siria, por primera vez desde Trump ordenó un ataque con misiles contra una base aérea del gobierno sirio el mes pasado tras un presunto ataque con armas químicas por parte del régimen.

Kevin Liptak contribuyó con este reporte.