Nueva Delhi (CNN) - Una niña adolescente en Nepal murió después de haber sido mordida por una serpiente mientras fue desterrada a un establo durante un ritual de menstruación en el que las mujeres jóvenes son separadas de sus familias y son obligadas a dormir solas.

La víctima, Tulasi Shahi, de 19 años de edad, del distrito de Dailekh, en el occidente de Nepal, participaba en el chhaupadi, una práctica común en el oeste del país, en la que las mujeres, consideradas impuras durante la menstruación, son aisladas durante la extensión de sus periodos.

Una niña nepalesa participa en un festival religioso en Kathmandú. (Crédito: PRAKASH MATHEMA/AFP/Getty Images)

Es un ritual que Shahi probablemente había soportado muchas veces antes, pero la noche de este jueves, sola en el piso del establo de su tío, la adolescente fue mordida por una serpiente venenosa. "Dos veces, en la cabeza y una pierna", aseguró el alcalde local, Surya Bahadur Shahi, a CNN.

Los miembros de la familia de Shahi intentaron inicialmente tratarla usando remedios caseros, antes de llevarla a un centro de salud local, que no tenía los medicamentos antiofídicos necesarios.

Las lluvias monzónicas habían inundado las carreteras montañosas de la región, haciendo casi imposible el viaje de tres horas al hospital más cercano. Tras siete horas de luchar contra el veneno, Shahi murió la mañana del viernes.

"Nuestras jóvenes y mujeres se están muriendo"

Shahi es la segunda adolescente víctima del chhaupadi en menos de dos meses, en Dailekh. El 22 de mayo, Lalsara Bika, de 14 años, murió de una enfermedad grave relacionada con el resfriado contraído durante su estadía en aislamiento.

A finales del año pasado, dos jóvenes perdieron la vida en circunstancias similares en el cercano distrito de Achham.

"Nuestras jóvenes y mujeres se están muriendo y el Estado se está haciendo de la vista gorda", dijo el destacado escritor nepalés Radha Paudel.

El chhaupadi fue proscrito por el Tribunal Supremo de Nepal en el 2005. Tres años más tarde, el Gobierno promulgó directrices para erradicarlo a nivel nacional, pero los activistas dicen que esto no ha hecho una gran diferencia.

LEE: Estos países dan días de descanso a las mujeres que sufren de cólicos menstruales

"Lo que el Gobierno ha sacado es sólo una guía: nadie le puede informar a la Policía, nadie puede presentar una demanda. No se puede castigar a nadie por enviar a sus niñas y esposas a estas chozas", argumentó Paudel.

Activistas dicen que Nepal tiene leyes para ponerle fin al matrimonio infantil, a la violencia doméstica y otras cuestiones específicas de la mujer, pero no para los derechos menstruales.

El jefe del Distrito de Dailekh le aseguró a CNN que "después de la reciente pérdida de vidas" su oficina llevaría a cabo discusiones internas con el fin de impulsar recomendaciones a nivel gubernamental.