Moscú (CNN) - El Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia exigió este viernes que Estados Unidos redujera el número de funcionarios diplomáticos que tiene en Rusia y dijo que se apoderará de dos propiedades diplomáticas estadounidenses, en respuesta a un nuevo proyecto de sanciones aprobado por el Congreso estadounidense.

La orden, que afecta a la Embajada de Estados Unidos en Moscú y los consulados en San Petersburgo, Ekaterimburgo y Vladivostok, reduciría el número de personal diplomático y técnico de Estados Unidos a 455, el mismo número de rusos en Estados Unidos, para el 1 de septiembre.

John Tefft, embajador de Estados Unidos en Rusia. (Crédito: ALEXANDER ZEMLIANICHENKO/AFP/Getty Images)

Rusia también está suspendiendo el uso de una instalación de almacenamiento en Moscú y una casa de campo, o dacha, a las afueras de Moscú para el 1 de agosto.

En la declaración, el ministerio dice: "Cualquier nueva acción unilateral por parte de las autoridades estadounidenses para reducir el número de nuestros diplomáticos en Estados Unidos se verá atendida con una respuesta similar".

LEE: Obama sanciona a Rusia por hackeo; expulsa a 35 diplomáticos

Treinta y cinco diplomáticos rusos fueron expulsados de Estados Unidos en diciembre bajo sanciones impuestas por el presidente Barack Obama en respuesta a la supuesta intromisión de Rusia en las elecciones estadounidenses de 2016. Las sanciones también incluyeron el cierre de dos instalaciones rusas, en Maryland y Nueva York, utilizadas con fines de inteligencia.

El embajador estadounidense en Rusia, John Tefft, expresó su "fuerte decepción y protesta" por la decisión de Moscú de expulsar a los diplomáticos estadounidenses, según una declaración a CNN de la embajada estadounidense en Moscú.

LEE: Trump: Obama no hizo nada sobre la interferencia rusa en la elección

"Hemos recibido la notificación del Gobierno ruso. El embajador Tefft expresó su fuerte decepción y protesta. Hemos pasado la notificación a Washington para su revisión", aseguró el comunicado.