(CNNMoney) - Millones de dólares del gobierno de Estados Unidos han empezado a llegar a empresas para ayudar a la recuperación de Puerto Rico, de las Islas Vírgenes y otros lugares que quedaron afectados por el huracán María.

Hasta este jueves en la mañana, el gobierno había adjudicado cerca de 46 millones de dólares en contratos. El dinero será destinado para cubrir necesidades como transporte de carga, inspección de edificios y hogares temporales para sobrevivientes y servicios de emergencias, según el Sistema de Información de Procedimiento Federal, que compila los contratos del gobierno.

La financiación llega en un momento crítico. Millones de puertorriqueños han vivido por más de una semana sin energía eléctrica y con acceso limitado a medicinas, agua potable y combustible.

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, le dijo a CNN que se necesita desesperadamente más apoyo y más recursos para la isla. “Hay algunos retos y necesitamos más recursos”, dijo.

Hasta el momento, la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA por sus siglas en inglés) ha adjudicado 22 millones de dólares —el contrato más grande hasta el momento— al contratista de defensa con sede en Washington Marine Design Dynamics para proveer servicios de vivienda. FEMA está alquilando tres buques de crucero por 30 días para sobrevivientes y socorristas de los huracanes María e Irma, según un aviso de contrato revisado por CNN.

Uno de los mayores contratistas oceánicos de transporte de alimentos y ayuda, Sealift Inc., de Oyster Bay, Nueva York, recibió cerca de 8,7 millones de dólares para ayudar a transportar pasajeros y soldados estadounidenses desde y hacia Puerto Rico.

El contratista de defensa General Dynamics obtuvo cerca de 4 millones de dólares para transportar suministros, agua y alimentos para las víctimas del huracán María en el USTS Kennedy, un antiguo carguero comercial y actual buque del entrenamiento de la marina.

El gobierno le dio otros 3 millones de dólares a Asset Group, un contratista de Oklahoma City, para que entregue alimentos dietéticos especiales a las víctimas del huracán.

El Centro Nacional para Menores Desaparecidos y Explotados también ganó un contrato de 144.000 dólares para ayudar a identificar y reunir a los niños desplazados con sus padres o tutores legales.

La organización Vanguard Emergency Management Housing, con sede en Winchester Virginia, también aseguró un monto de 260.000 dólares para hacer que los inspectores revisen edificios y casas dañadas.

El gobierno también ha comenzado a abordar la escasez crucial de alimentos y agua.

Este miércoles, un avión militar de Estados Unidos transportó más de 1.500 kilos de agua, alimentos listos para comer, pañales y otros suministros desde desde Miami a Puerto Rico, según Rob Brisely, portavoz de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos.

Otra carga de alimentos listos para consumir serán enviados después de un contrato de 35.000 dólares adjudicado a Atlantic Diving Supply de Virginia. Pacific Link International también aseguró varios contratos con un costo total de 158.000 dólares para suministrar alimentos envasados, incluida la mantequilla de maní.

Después de la devastación en Puerto Rico, la alcaldesa de San Juan Carmen Yulín Cruz —junto con varios políticos de Estados Unidos— pidieron la suspensión de una centenaria ley llamada la Ley Jones, que requería que todos los bienes enviados entre los puertos de Estados Unidos sean transportados en buques de propiedad y operación estadounidense.

Este jueves, el gobierno de Trump autorizó suspender la Ley Jones con el fin de ayudar a expedir el envío de suministros a Puerto Rico.

La medida llegó después de fuertes críticas al gobierno de Estados Unidos sobre la respuesta mucho más lenta para Puerto Rico, en comparación con su respuesta a los huracanes Harvey e Irma en Texas y Florida, respectivamente.

El presidente Donald Trump dijo que visitará Puerto Rico el próximo martes, casi dos semanas después de que María golpeara la isla. Él visitó Texas y Florida cuatro días después de Harvey e Irma.

Respondiendo a las críticas, Trump dijo este martes que los esfuerzos de recuperación son más difíciles en Puerto Rico por su geografía. El administrador de FEMA, Brock Long, agregó que las operaciones limitadas en el aeropuerto internacional de Puerto Rico hacían más difícil mover los recursos a esa área.

- Madison Park, Jason Hanna, Nicole Chavez, Holly Yan y Patrick Gillespie contribuyeron con este reporte.