(CNNMoney) - La misión humanitaria de Royal Caribbean rescató a 2.200 personas de San Juan en la noche de este jueves y evacuará hasta 1.000 más de las Islas Vírgenes de Estados Unidos antes de llegar a la Florida, la próxima semana.

El crucero canceló el viaje de su Adventure of the Seas, programado para el 30 de septiembre, y usó el barco para llevar suministros para ayudar a la gente de la isla que quedó devastada por el paso del huracán María. El crucero llegó a San Juan este miércoles.

Después de dejar el puerto con 2.200 personas, la embarcación hará paradas en St. Croix, donde recogerá a unas 750 personas, y en St. Thomas, donde subirá a 250 personas a bordo. El barco, que tiene capacidad para 3.800 personas, tiene programado llegar a Fort Lauderdale el martes.

De los 2.200 que dejaron Puerto Rico, aproximadamente 1.300 personas son “amigos y familias” del personal de Royal Caribbean, dijo José Izquierdo, director ejecutivo de la Compañía de Turismo de Puerto Rico, el centro de turismo oficial de la isla. Izquierdo dijo que las otras 900 personas son, en su mayoría, turistas varados. A los pasajeros no se les cobró por el viaje.

Royal Caribbean no entregó detalles adicionales sobre el viaje del Adventure.

Algunos residentes que necesitan ayuda especial también están siendo evacuados. “Hay algunos ancianos a bordo, también personas con condiciones médicas que requieren atención y que han tenido prioridad”, dijo Izquierdo.

Miembros del equipo de Izquierdo fueron a hoteles de la región buscando viajeros que necesitaban ayuda para dejar la isla. Cerca de 200 personas salieron de Puerto Rico en un vuelo humanitario de Delta, dijo él.

Este miércoles, miles de personas seguían atrapadas en el sofocante aeropuerto de San Juan. A algunos se les dijo que tendrían que esperar incluso semanas por un vuelo.

Puerto Rico planea albergar a los empleados de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA por sus siglas en inglés) y otros socorristas en habitaciones disponibles de hoteles, dijo Izquierdo.

Royal Caribbean llevó muchas provisiones que se necesitan, incluyendo agua embotellada y suministros médicos, al llegar a San Juan prometió completar donaciones por hasta 1 millón de dólares para ayudar con la recuperación después del huracán.

Otras líneas de crucero están donando fondos y suministros para ayudar a las víctimas.

Carnival está coordinando con el equipo de Izquierdo para entregar suministros y prometió, junto con La Fundación de la Familia Micky y Madeleine Arison y la Fundación de Caridad Miami HEAT, hasta 10 millones de dólares en financiamiento y apoyo para la Florida y el Caribe después del huracán Irma.

Norwegian Cruise Line está donando 600.000 dólares para los esfuerzos de reconstrucción en los Cayos de Florida y el Caribe, y ha prometido igualar en hasta 1,25 millones de dólares en donaciones a los voluntarios de All Hands Volunteers y los esfuerzos de ayuda de Happy Heart Fund.

Izquierdo hizo un llamado para que otras compañías se sumen a los esfuerzos.