(CNN Español) – Además de la tensión política que vive Venezuela y de sus dificultades para pagar sus crecientes deudas, la baja producción de crudo está por convertirse en otro dolor de cabeza. La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) reveló en su más reciente informe que el país latinoamericano sólo produjo 1,955* millones de barriles al día durante octubre. Una cifra que está por debajo de la producción registrada en agosto y septiembre de este año: 2,100 millones diarios y 2,085 millones diarios, respectivamente.

Y la caída también es histórica: Venezuela no alcanzaba un nivel tan bajo desde 1989, cuando produjo 1,909 millones de barriles al día. De hecho, los datos históricos que maneja el Ministerio del Poder Popular y del Petróleo revelan que la década de los 80 fue especialmente difícil en la producción de petróleo para el país. Los peores años fueron 1985 con 1,681 millones de barriles al día y 1986 con 1,792 millones de barriles diarios.

En la misma línea, las estadísticas del Ministerio del Petróleo registran que desde 2008 la producción de crudo va a la baja. Ese año se ubicó en los 3,254 millones de barriles al día, pero nunca ha vuelto a recuperar dicha cifra. En julio pasado, el profesor de la Universidad Rice Francisco Monaldi recopiló información que revelaba que también en ese momento la producción de petróleo alcanzaba bajos niveles históricos.

La preocupación es que el petróleo representa casi todas las exportaciones de Venezuela y con el país en plena crisis, ese producto es lo único que puede vender. Según lo que constata CNNMoney, el principal problema está en que los proveedores de servicios petroleros, como Halliburton y Baker Hughes, redujeron la extracción del líquido hasta que el presidente Nicolás Maduro les pague los millones de dólares que reportan las cuentas sin cancelar. “Esto es mucho peor de lo que esperábamos”, sostuvo Monaldi, exconsultor del Banco Mundial. “Se necesita realmente tener algún talento especial para destruir una economía de esta manera”, comentó.

De hecho, el país concentra más petróleo que cualquier otro territorio en el mundo. Para 2014, Venezuela contaba con una reserva de 298.000 millones de barriles, según la Energy Information Administration. Eso es más que las reservas de Arabia Saudita, Rusia o Irán y ocho veces más que las de Estados Unidos.

Sin embargo, el pasado 7 de noviembre, el ministro de Petróleo Eulogio del Pino aseguró que en el mercado petrolero internacional, la cesta de petróleo de Venezuela supera los 55 dólares por barril. “Hace unos cuatro meses atrás el crudo venezolano se cotizaba en 40 dólares por barril, hoy en día hemos logrado aumentar 15 dólares por barril, esto gracias a la gira internacional realizada por el presidente Maduro a Rusia y su participación en el Foro Energético que se llevó en este país, el cual junto con Arabia Saudita se plegará a las propuestas de Venezuela de incorporar más países a la Declaración OPEP”, aseguró el titular en su momento.

El informe de la OPEP señaló que la canasta de referencia de la organización se ubicó en los 55,5 dólares por barril durante octubre, subiendo 2,06 dólares con respecto al anterior. Y “alcanzando su mayor valor en más de dos años y medio”. Además, en los primeros tres trimestres de 2017 la demanda de crudo aumentó en 1,6 millones de barriles por día.

Arrestos por irregularidades en PDVSA

Este lunes, el fiscal de Venezuela Tarek William Saab informó que 11 personas fueron detenidas por supuestas irregularidades cometidas en la empresa estatal petrolera PDVSA, según lo reportó el medio oficial Venezolana de Televisión. El funcionario indicó que las investigaciones apuntan a que en la dirección de PDVSA Oriente “se inflaban las cifras de producción para mostrar una falsa eficiencia y unos falsos niveles de comercialización”.

También sostuvo que entre 2014 y 2017 “se causó un daño patrimonial en PDVSA por 1.156 millones dólares por barriles de crudo no producidos”. El fiscal explicó que la supuesta trama de corrupción modificaba las cifras de producción, obtenía un pago por regalías y así se aumentaba “el presupuesto asignado ocasionando un desfalco a la caja financiera de PDVSA”.

Las deudas

Desde este lunes, el gobierno se reunió con los tenedores de bonos para renegociar la deuda externa, como informó Venezolana de Televisión.  El pasado 3 de noviembre, el presidente de Venezuela Nicolás Maduro admitió que su gobierno no puede pagar sus deudas cada vez más altas. El mandatario aseguró en un discurso televisado que Venezuela y PDVSA buscarán reestructurar el pago de sus deudas. Ese día, aseguró Maduro, la compañía petrolera hizo un pago de 1.100 millones de dólares, una cantidad considerable para un país al que solo le quedan 10.000 millones de dólares en el banco. “Pero luego de este pago, a partir de hoy, decreto un refinanciamiento y una reestructuración de la deuda externa”, le dijo al país.

La experiencia de Venezuela en la mesa de negociaciones puede llegar a ser muy difícil. En total, el país debe cerca de 65.000 millones de bonos denominados en moneda extranjera, principalmente en dólares, según la firma de investigación Capital Economics. Venezuela también le debe a China, a Rusia, a proveedores de petróleo, aerolíneas y a un montón de otras entidades.

*Cifra en decimales