(CNN Español) — El gobierno de Venezuela anunció la preventa del petro, la criptomoneda del país, en la medianoche de este martes. “Venezuela es el primer Estado, la primera nación que lanza su criptomoneda, respaldada en sus reservas y riquezas naturales”, dijo el vicepresidente de Venezuela, Tareck El Aissami, desde el Palacio de Miraflores, en Caracas.

Se trata de hacer realidad lo que ya había anunciado el presidente Nicolás Maduro el 3 de diciembre de 2017 en su programa ‘Los Domingos con Maduro’.

MIRA: ¿Quién se beneficia con el petro, la criptomoneda venezolana?

La preventa consistirá en la creación y venta de un token (activo digital) en una plataforma descentralizada llamada Ethereum. Después de esto, y de acuerdo las informaciones distribuidas por el gobierno de la nación, en marzo se espera que comience la venta privada del petro, así como diversos cambios y ajustes definitivos de su red de funcionamiento. Entre marzo y abril se lanzará la Oferta Inicial del petro para, ya en ese último mes, comenzar con las pruebas finales de la red petro e iniciar las operaciones con esta criptomoneda en las casas de cambio digitales.

La decisión del gobierno de Venezuela se dio por la grave situación económica de la nación: “Durante los últimos 4 años Venezuela ha experimentado la mayor crisis financiera de su historia, situación que ha resultado en una devaluación de su moneda nacional, el bolívar”, escribió el Gobierno venezolano en la página web oficial de su nueva criptomoneda. Así, con esta idea lo que pretende es que el país se vuelva financieramente independiente y, además, evadir las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos.

LEE: La producción de petróleo de Venezuela cae en picada

La decisión del Ejecutivo de Maduro fue criticada por economistas. “Sería realmente increíble que esta idea tenga algún éxito”, dijo a CNN Dinero Francisco Monaldi, de Baker Institute Policy. “El Gobierno de Estados Unidos ha dicho que las transacciones con el petro son sujeto de las sanciones. Esto va a limitar sensiblemente la posibilidad de que este mecanismo sea efectivo”, aseguró.

“Una criptomoneda que no es cripto, respaldada por reservas que no lo son. Que sólo se puede monetizar con producción que está colapsando y expedida por un Gobierno en default y sin dólares”, dijo el mismo economista al Financial Times.

La Agencia Venezolana de Noticias (AVN) informó de que el petro, “a diferencia de las más de 1.500 criptomonedas existentes a nivel mundial, es la única que tiene sustento físico al estar respaldada con 5.342 millones de barriles del campo 1 del Bloque Ayacucho de la Faja Petrolífera del Orinoco”. Este punto también fue puesto en duda por el economista Monaldi: “Son recursos que están en el subsuelo de Venezuela y habría que invertir miles de millones de dólares para poderlos extraer”, aseguró. “O sea, que la idea de que una persona que tenga un petro pueda ir a reclamar un barril de petróleo es absurda”, insistió.

El economista, además, mencionó la actual situación económica del país venezolano y cómo su producción de petróleo está en caída: “Pareciera casi un chiste plantear que está respaldado por una producción de petróleo que está colapsando. Las últimas cifras que vimos es un colapso en solo un mes de más del 10%”, puntualizó, al tiempo que recordó que el bolívar “se está devaluando a una tasa brutal”.

La situación en Venezuela cada día es peor. Así por ejemplo, a finales de enero el Fondo Monetario Internacional advirtió de que el desempleo alcanzará el 30% y los precios de todo tipo de bienes en el país aumentarán un 13.000% durante 2018. Asimismo, éste será el tercer año consecutivo de contracciones de dos dígitos en el producto interno bruto de Venezuela, la medida más amplia de la actividad económica. El PIB del país disminuyó un 16% en 2016, un 14% el año pasado y se prevé que baje un 15% este año, según el FMI.

Por lo que respecta al petróleo, su producción no deja de descender y en enero de este año se situó en su nivel más bajo en 30 años. El informe mensual de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEC), publicado en febrero, reveló que Venezuela extrajo 1,6 millones de barriles de petróleo al día en enero. Esta producción significa una caída de un 20% en comparación con hace un año.
MIRA: El interés de EE.UU. en Venezuela: ¿más allá del petróleo?

“La probabilidad de que [el petro] se devalúe a la misma tasa que se está devaluando el bolívar es gigantesca. Creo que va a ser muy inefectivo”, zanjó el economista. De la misma opinión se mostró Alejandro Grisanti, analista económico y director de Ecoanalítica: “El Gobierno tiene una gran propaganda con el Petro”, dijo. Según él, lo que pretende Nicolás Maduro es “utilizar la criptomoneda para tapar la inmensa crisis que está viviendo Venezuela”. “No se va a finiquitar nada con el petro”, aseguró en una entrevista con CNN Dinero en la que recordó el caso de la moneda Sucre: “Terminó siendo una moneda muerta donde sí se realizaron muchas transacciones de corrupción. Terminó fuera del mercado y yo creo que es el mismo destino que va a tener el Petro”.

¿Cómo funcionará el petro?

El Gobierno de Venezuela ha creado una página web específica para explicar cómo usar su criptomoneda. “Solo debe abrir una billetera digital (wallet) de petro”, se indica en la misma: “Una vez abierta, su billetera generará una dirección electrónica que usted podrá compartir con cualquiera quienes quieran transferir PTR a su billetera”, se puede leer en la web.

MIRA: El petro, ¿la solución a la crisis de Venezuela?
Venezuela aseguró que garantizaría la aceptación del petro “como forma de pago de impuestos, tasas, contribuciones y servicios públicos nacionales”.

Pero, ¿cómo se sabrá a cuánto equivale un petro? Según el Gobierno venezolano, se tomará como referencia “el precio del barril de la cesta venezolana del día anterior con un descuento. De esta forma se garantizará que el comprador siempre tenga un valor de recuperación ajustado a su inversión”. Un punto también discutido por Monaldi: “El anuncio es que van a emitir cien millones, que ellos dicen que eso es equivalente, al precio del barril de la cesta venezolana hoy en día, a más o menos 6.000 millones de dólares. Pero, a ese precio, significaría que la gente cree que un petro es igual a un barril, y eso es absolutamente ridículo”, expresó.

El gobierno venezolano aseguró también que los pagos en PTR “serán aceptados según su valor en bolívares a la tasa resultante de las operaciones de los sitios de intercambio autorizados, determinada por mecanismos de mercado y de conformidad con las disposiciones legales emitidas por las autoridades competentes de la República”, según se puede leer en la misma web.